2° SAMUEL


Haga click sobre el número del capítulo al que desea ir

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24


CAPÍTULO 6

El traslado del Arca de la Alianza a Jerusalén 2 Crónicas 1, 4
1 Crónicas 13, 1-14 / 1 Crónicas 15, 25-29

6:1 David reunió nuevamente a lo más selecto de Israel —treinta mil hombres—
6:2 y con todo el pueblo que lo acompañaba se dirigió hacia Baalá de Judá, para subir de allí el Arca de Dios, 1 Samuel 7, 1 1 Crónicas 13, 5-7 la cual es llamada con el Nombre, el nombre del Señor de los ejércitos, que tiene su trono sobre los querubines. Éxodo 25, 22 1 Samuel 4, 4 2 Reyes 19, 15 1 Crónicas 13, 6 Isaías 37. 16 Salmo 80, 2 Salmo 99, 1
6:3 Luego cargaron el Arca de Dios en un carro nuevo y se la llevaron de la casa de Abinadab, que está sobre la colina. 1 Samuel 7, 1-2 Uzá y Ajió, los hijos de Abinadab, conducían el carro.
6:4 Uzá iba al lado del Arca, y Ajió avanzaba delante de ella.
6:5 Mientras tanto, David y toda la casa de Israel hacían grandes festejos en honor del Señor, cantando al son de cítaras, arpas, tamboriles, címbalos y platillos.
6:6 Cuando llegaron a la era de Nacón, Uzá extendió su mano hacia el Arca de Dios y la sostuvo, porque los bueyes habían resbalado.
6:7 Entonces la ira del Señor se encendió contra Uzá, y Dios lo hirió allí mismo por ese error. Así el murió junto al Arca de Dios.
6:8 David se conmovió, porque el Señor había acometido contra Uzá, y aquel lugar se llamó Peres Uzá —que significa "Brecha de Uzá— hasta el día de hoy.
6:9 Aquel día, David tuvo miedo del Señor y dijo: "¿Cómo va a entrar en mi casa el Arca del Señor?"
6:10 Y no quiso trasladar el Arca del Señor a su casa, a la Ciudad de David, sino que mandó que la llevaran a la casa de Obededóm de Gat.
6:11 El Arca del Señor permaneció tres meses en la casa de Obededóm de Gat, y el Señor bendijo a Obededóm y a toda su familia. 1 Crónicas 13, 14 1 Crónicas 26, 4-5

David trae el Arca de la Alianza a Jerusalén
1 Crónicas 15, 25-29

6:12 Cuando informaron a David: "El Señor ha bendecido a la familia de Obededóm y todos sus bienes a causa del Arca de Dios", David partió e hizo subir el Arca de Dios desde la casa de Obededóm a la Ciudad de David, 1 Reyes 8, 1-11 1 Crónicas 15, 25-29 2 Crónicas 5, 2 con gran alegría.
6:13 Los que transportaban el Arca del Señor avanzaron seis pasos, y él sacrificó un buey y un ternero cebado.
6:14 David, que sólo llevaba ceñido un efod de lino, iba danzando con todas sus fuerzas delante del Señor.
6:15 Así, David y toda la casa de Israel subieron el Arca del Señor en medio de aclamaciones y al sonido de trompetas.
6:16 Mientras el Arca del Señor entraba en la Ciudad de David, Mical, la hija de Saúl, se asomó por la ventana. Y al ver al rey David que saltaba y danzaba delante del Señor, lo despreció en su corazón.

Conclusión de la ceremonio
1 Crónicas 16, 1-3

6:17 Luego introdujeron el Arca del Señor y la instalaron en su sitio, en medio de la carpa que David había levantado para ella, y David ofreció holocaustos y sacrificios de comunión delante del Señor.
6:18 Cuando David terminó de ofrecer el holocausto y los sacrificios de comunión, bendijo al pueblo en nombre del Señor de los ejércitos.
6:19 Después repartió a todo el pueblo, a toda la multitud de Israel, hombres y mujeres, una hogaza de pan, un pastel de dátiles y uno de pasas de uva por persona. Luego todo el pueblo se fue, cada uno a su casa.
6:20 Cuando David se volvía para bendecir a su casa, 1 Crónicas 16, 43 le salió al encuentro Mical, la hija de Saúl, y le dijo: "¡Hoy sí que se ha lucido el rey de Israel, mostrándose desnudo a la vista de las esclavas de sus servidores, como se desnudaría un inútil cualquiera!"
6:21 Pero David replicó a Mical: "Lo hice delante del Señor, que me eligió en lugar de tu padre y de toda su casa, para constituirme jefe del pueblo del Señor, de Israel. He bailado ante el Señor,
6:22 y me humillaré todavía más, envileciéndome así a tus ojos. En cambio, esas esclavas de que hablas, ellas sí me considerarán digno de honra".
6:23 Y Mical, hija de Saúl, no tuvo hijos hasta el día de su muerte.

Arriba

CAPÍTULO 7

La profecía de Natán
1 Crónicas 17, 1-15

7:1 Cuando David se estableció en su casa y el Señor le dio paz, librándolo de todos sus enemigos de alrededor,
7:2 el rey dijo al profeta Natán: "Mira, yo habito en una casa de cedro, mientras el Arca de Dios está en una tienda de campaña".
7:3 Natán respondió al rey: "Ve a hacer todo lo que tienes pensado, porque el Señor está contigo". 1 Reyes 8, 18 1 Crónicas 17, 1-2
7:4 Pero aquella misma noche, la palabra del Señor llegó a Natán en estos términos:
7:5 "Ve a decirle a mi servidor David: Así habla el Señor: ¿Eres tú el que me va a edificar una casa para que yo la habite?
1 Crónicas 17, 1-14 Hechos 7, 46
7:
6 Desde el día en que hice subir de Egipto a los israelitas hasta el día de hoy, nunca habité en una casa, sino que iba de un lado a otro, en una carpa que me servía de morada.
7:7 Y mientras caminaba entre los israelitas, ¿acaso le dije a uno solo de los jefes de Israel, a los que mandé apacentar a mi Pueblo: '¿Por qué no me han edificado una casa de cedro?'
7:8 Y ahora, esto es lo que le dirás a mi servidor David: Así habla el Señor de los ejércitos: Yo te saqué del campo de pastoreo, de detrás del rebaño, para que fueras el jefe de mi pueblo Israel. 1 Samuel 16, 11-13 1 Reyes 8, 16 1 Crónicas 17, 7 1 Crónicas 22, 10 1 Crónicas 28, 7 Salmo 78, 71 Salmo 89, 21
7:9 Estuve contigo dondequiera que fuiste y exterminé a todos tus enemigos delante de ti. Yo haré que tu nombre sea tan grande como el de los grandes de la tierra.
7:10 Fijaré un lugar para mi pueblo Israel y lo plantaré para que tenga allí su morada. Ya no será perturbado, ni los malhechores seguirán oprimiéndolo como lo hacían antes,
7:11 desde el día en que establecí Jueces sobre mi pueblo Israel. Yo te he dado paz, librándote de todos tus enemigos. Y el Señor te ha anunciado que él mismo te hará una casa.
7:12 Sí, cuando hayas llegado al término de tus días y vayas a descansar con tus padres, yo elevaré después de ti a uno de tus descendientes, 1 Reyes 2, 4 1 Reyes 9, 5 1 Crónicas 17, 11-14 2 Crónicas 7, 18 2 Crónicas 23, 3 Jeremías 33, 17 Salmo 89, 5 Salmo 132, 11 Hechos 2, 30 a uno que saldrá de tus entrañas, y afianzaré su realeza.
7:13 Él edificará una casa para mi Nombre, 1 Reyes 5, 17 1 Reyes 8, 19 2 Reyes 21, 4 1 Crónicas 17, 1-2 1 Crónicas 17, 11-12 2 Crónicas 6, 9 2 Crónicas 33, 4 y yo afianzaré para siempre su trono real.
7:14 Seré un padre para él, y él será para mí un hijo. 1 Crónicas 17, 13 2 Corintios 6, 18 Hebreos 1, 5 Apocalipsis 21, 7 Si comete una falta, lo corregiré con varas y golpes, como lo hacen los hombres.
7:15 Pero mi fidelidad no se retirará de él, como se la retiré a Saúl, al que aparté de tu presencia.
7:16 Tu casa y tu reino durarán eternamente delante de mí, y tu trono será estable para siempre".
7:17 Natán comunicó a David toda esta visión y todas estas palabras.

La oración de David
1 Crónicas 17, 16-27

7:18 Entonces el rey David fue a sentarse delante del Señor y exclamó: "¿Quién soy yo, Señor, y qué es mi casa para que me hayas hecho llegar hasta aquí?
7:19 Y como esto te pareció demasiado poco, también le has hecho una promesa a la casa de tu servidor, para un futuro lejano. ¿Es esto lo que haces habitualmente con los hombres, Señor?
7:20 ¿Y qué más podría decirte David, si tú, Señor, conoces bien a tu servidor?
7:21 A causa de tu palabra y conforme a tu designio, tú has hecho esta gran obra, dándosela a conocer a tu servidor.
7:22 Por eso tú eres grande Señor, no hay nadie como tú, ni hay Dios fuera de ti, por todo lo que hemos escuchado con nuestros propios oídos.
7:23 ¿Y quién es como tu pueblo, como Israel, la única nación sobre la tierra a quien Dios fue a rescatar para hacerla su pueblo y darle un nombre? Tú has realizado en su favor cosas grandes y terribles, expulsando a las naciones y a sus dioses delante del pueblo que rescataste de Egipto.
7:24 Tú has establecido a tu pueblo Israel para que sea tu pueblo eternamente, y tú, Señor, eres su Dios.
7:25 Y ahora, Señor Dios, confirma para siempre la palabra que has pronunciado acerca de tu servidor y de su casa, y obra conforme a lo que has dicho.
7:26 Que tu Nombre sea engrandecido para siempre, y que se diga: '¡El Señor de los ejércitos es el Dios de Israel!'. Y que la casa de David, tu servidor, esté bien afianzada delante de ti.
7:27 Porque tú mismo, Señor de los ejércitos, Dios de Israel, te has revelado a tu servidor, diciendo: 'Yo te edificaré una casa'. Por eso tu servidor se ha atrevido a dirigirte esta plegaria.
7:28 Ahora, Señor, tú eres Dios, tus palabras son leales y has prometido estos bienes a tu servidor.
7:29 Dígnate, entonces, bendecir la casa de tu servidor, para que ella permanezca siempre en tu presencia. Porque tú, Señor, has hablado, y con tu bendición la casa de tu servidor será bendita para siempre".

Arriba

CAPÍTULO 8

Las guerras de David
1 Crónicas 18, 1-13

8:1 Después de esto, David derrotó a los filisteos y los sometió, despojándolos de su hegemonía.
8:2 También derrotó a los moabitas y, haciéndolos echarse en tierra, los midió con una cuerda: a lo largo de dos cuerdas, los hizo matar; y a lo largo de una cuerda completa, les perdonó la vida. Los moabitas pasaron a ser vasallos de David, sometidos a tributo.
8:3 David derrotó a Hadadézer, hijo de Rejob, rey de Sobá, cuando este iba a restablecer su dominio sobre el Río.
8:4 Capturó mil setecientos soldados de caballería y veinte mil hombres de a pie, y mutiló todos los caballos de los carros de guerra, reservándose sólo cien.
8:5 Los arameos de Damasco acudieron en auxilio de Hadadézer, rey de Sobá, pero David derrotó a veintidós mil de esos arameos.
8:6 Luego puso gobernadores en Arám de Damasco, y los arameos pasaron a ser vasallos de David, sometidos a tributo. El Señor daba la victoria a David en todas sus campañas.
8:7 David se apoderó de los escudos de oro que llevaban los oficiales de Hadadézer, y se los llevó a Jerusalén.
8:8 De Tébaj y de Berotai, ciudades de Hadadézer, el rey David se trajo una enorme cantidad de bronce.
8:9 Cuando Tou, rey de Jamat, oyó que David había derrotado a todo el ejército de Hadadézer,
8:10 le envió a su hijo Iorám, para saludarlo y felicitarlo por haber hecho la guerra y derrotado a Hadadézer, ya que este era su rival. Iorám llevó consigo objetos de plata, oro y bronce,
8:11 y el rey David consagró también esos objetos, como lo había hecho con la plata y el oro provenientes de todas las naciones que había sometido: 1 Reyes 7, 51 1 Crónicas 18, 11 2 Crónicas 5, 1
8:12 de Arám, de Moab, de los amonitas, de los filisteos y de Amalec, como asimismo del botín de Hadadézer, hijo de Rejob, rey de Sobá.
8:13 David adquirió gran renombre cuando volvió de derrotar a dieciocho mil arameos en el valle de la Sal. 1 Crónicas 18, 12 Salmo 60, 2
8:14 Además, puso gobernadores en Edóm, estableciéndolos por todo el país, y todos los edomitas pasaron a ser vasallos de David. El Señor daba la victoria a David en todas sus campañas.

La administración del reino
2 Samuel 20, 23-26 / 1 Crónicas 18, 14-17

8:15 David reinó sobre todo Israel, y administraba el derecho y la justicia a todo su pueblo.
8:16 Joab, hijo de Seruiá, era el comandante del ejército; Josafat, hijo de Ajilud, el heraldo;
8:17 Sadoc y Abiatar, hijo de Ajimélec, hijo de Ajitub, eran sacerdotes; Seraías, el secretario;
8:18 Benaías, hijo de Iehoiadá, comandaba a los quereteos y peleteos; y los hijos de David eran sacerdotes.

Arriba

CRÓNICA DE LA SUCESIÓN AL TRONO DE DAVID

CAPÍTULO 9

David y Meribaal, hijo de Jonatán
9:1 David preguntó: "¿Queda algún sobreviviente de la casa de Saúl, a quien yo pueda darle una prueba de lealtad, por amor a Jonatán?" 1 Samuel 20, 15-17
9:2 Y como la casa de Saúl había tenido un servidor llamado Sibá, se lo presentaron a David. El rey le dijo: "¿Tú eres Sibá?" Él respondió: "Sí, para servirte".
9:3 Entonces el rey le preguntó: "¿Queda todavía alguien de la casa de Saúl, para que yo pueda cumplir con él el compromiso de fidelidad contraído ante Dios?" Sibá respondió al rey: "Queda todavía un hijo de Jonatán, que es lisiado de ambos pies". 2 Samuel 4, 4
9:4 "¿Dónde está?", le dijo el rey. Sibá le respondió: "Está en la casa de Maquir, hijo de Amiel, en Lo Dabar".
9:5 Y el rey David mandó a buscarlo a la casa de Maquir, hijo de Amiel, en Lo Dabar.
9:6 Cuando Meribaal, 2 Samuel 16, 1-4 2 Samuel 19, 25 hijo de Jonatán, se presentó ante David, cayó con el rostro en tierra y se postró. David le dijo: "¡Meribaal!". "Aquí estoy, para servirte", respondió él.
9:7 Luego David añadió: "No tengas miedo. Quiero darte una prueba de fidelidad, por amor a tu padre Jonatán. 1 Samuel 20, 15-17 2 Samuel 21, 7 Voy a devolverte todas las tierras de tu antepasado Saúl, y tú compartirás siempre la mesa conmigo".
9:8 Meribaal se postró y dijo: "¿Quién es tu servidor, para que te fijes en un perro muerto como yo?"
9:9 Después el rey llamó a Sibá, el servidor de Saúl, y le dijo: "Todo lo que pertenecía a Saúl y a su familia, se lo doy al hijo de tu señor.
9:10 Tú trabajarás la tierra para él, y lo mismo harán tus hijos y tus esclavos. Lo que tú aportes, servirá de alimento para la casa de tu señor. En cuanto a Meribaal, compartirá siempre la mesa conmigo". Sibá, que tenía quince hijos y veinte esclavos,
9:11 respondió al rey: "Tu servidor obrará en todo conforme a lo que ha mandado el rey, mi señor".
Meribaal comía en la mesa de David, como uno de los hijos del rey.
9:12 El tenía un hijo pequeño, llamado Micá. Todos los que vivían en la casa de Sibá estaban al servicio de Meribaal,
9:13 y este habitaba en Jerusalén, porque compartía siempre la mesa del rey. Meribaal rengueaba de ambos pies.

Arriba

CAPÍTULO 10

La afrenta de los amonitas a los enviados de David
1 Crónicas 19, 1-5

10:1 Después de esto, murió el rey de los amonitas, y su hijo Janún reinó en lugar de él.
10:2 David dijo: "Voy a retribuirle a Janún, hijo de Najás, las pruebas de lealtad que me ha dado su padre". Y por intermedio de sus servidores, le envió las condolencias por la muerte de su padre. Pero cuando los servidores de David llegaron al país de los amonitas,
10:3 los jefes amonitas dijeron a Janún, su señor: "¿Crees que David te hace llegar sus condolencias para honrar a tu padre? ¿No será que ha enviado a sus servidores como espías, para explorar la ciudad y sembrar la agitación?"
10:4 Entonces Janún hizo detener a los servidores de David, les afeitó la mitad de la barba, les cortó la ropa a la altura de las nalgas y los despidió.
10:5 Apenas lo pusieron al tanto de lo sucedido, David ordenó que fueran a recibir a aquellos hombres, porque estaban muy avergonzados. Y el rey les mandó decir: "Quédense en Jericó hasta que les crezca la barba, y después vengan".

Primera campaña de Israel contra los amonitas
1 Crónicas 19, 6-15

10:6 Cuando los amonitas advirtieron que se habían atraído el odio de David, mandaron a contratar veinte mil soldados de los arameos de Bet Rejob y de los arameos de Sobá, al rey de Maacá con mil hombres, y a veinte mil hombres de la gente de Tob.
10:7 David, al enterarse, envió a Joab con todo el ejército y con sus guerreros.
10:8 Los amonitas salieron y formaron en orden de batalla a la entrada de la Puerta, pero los arameos de Sobá y de Rejob, y la gente de Tob y de Maacá se mantuvieron aparte, en campo abierto.
10:9 Cuando Joab vio que había dos frentes de batalla, uno delante de él y otro detrás, seleccionó a lo más escogido de Israel y los alineó frente a los arameos,
10:10 dejando el resto de la tropa a las órdenes de su hermano Abisai. Luego les hizo tomar posiciones frente a los amonitas,
10:11 y dijo: "Si los arameos son más fuertes que yo, tú vendrás en mi ayuda; y si los amonitas son más fuertes que tú, yo iré a auxiliarte.
10:12 ¡Ánimo! ¡Luchemos valerosamente por nuestro pueblo y por las ciudades de nuestro Dios! ¡Y que el Señor haga lo que le parezca bien!".
10:13 Entonces Joab avanzó con sus tropas para enfrentarse con Arám, y estos huyeron delante de él.
10:14 Cuando los amonitas vieron que los arameos habían huido, también ellos huyeron delante de Abisai y entraron en la ciudad. Joab, por su parte, suspendió su campaña contra los amonitas y volvió a Jerusalén.

Nueva victoria de David sobre los arameos
1 Crónicas 19, 16-19

10:15 Los arameos, al ver que habían sido vencidos, concentraron sus tropas,
10:16 y Hadadézer envió mensajeros para movilizar a los arameos del otro lado del Río. Estos llegaron a Helám a las órdenes de Sobac, el jefe del ejército de Hadadézer.
10:17 Cuando informaron de esto a David, él concentró a todo Israel, cruzó el Jordán y llegó a Helám. Los arameos tomaron posiciones frente a David y le libraron batalla.
10:18 Pero tuvieron que huir delante de Israel, y David les mató a los arameos setecientos caballos y cuarenta mil hombres de caballería. También hirió a Sobac, el jefe del ejército, el cual murió allí mismo.
10:19 Cuando todos los reyes que estaban a las órdenes de Hadadézer vieron que habían caído derrotados ante Israel, hicieron las paces con los israelitas y les quedaron sometidos. En adelante, los arameos no quisieron prestar más ayuda a los amonitas.

Arriba