Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO



Comisiones Vicaría de Pastoral

Mapa del Sitio

Marco General para la Formación de los Agentes de Pastoral en la Arquidiócesis de México

Ver o imprimir en PDF - MARCO GENERAL PARA LA FORMACIÓN DE LOS AGENTES DE PASTORAL EN LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México. IR A DOCUMENTOS DE LA MISIÓN



Nuestra Opción Pastoral Diocesana y su Itinerario Formativo

1. Los signos del Espíritu nos muestran que la Ciudad es lugar de misión y para convertirnos en una Iglesia misionera necesitamos avanzar en la conversión pastoral. Esto significa abandonar las estructuras caducas que ya no favorezcan la transmisión de la fe, impulsando la renovación eclesial, que implica reformas espirituales, pastorales y también institucionales, mediante una actitud de apertura, de diálogo y disponibilidad para promover la corresponsabilidad y participación efectiva de todos los fieles en la vida de las comunidades cristianas. Buscando, hoy más que nunca, el testimonio de comunión eclesial y la santidad, que son una urgencia pastoral (Cf. DA 365-368).

2. Para que asimilemos con profundidad ese espíritu en el proceso pastoral de nuestra Iglesia local, el objetivo pastoral será la formación de los agentes de evangelización y su compromiso apostólico, que debe estar en consonancia con la misión permanente propuesta por el II Sínodo Diocesano, que coincide substancialmente con la Misión Continental, y se concretiza en clarificar y hacer accesible a cada bautizado el itinerario para convertirse en discípulo misionero (Cf. OP 2007 n. 6 y 7).

4. Estamos llamados a descubrir nuestro entorno como el lugar donde Dios se revela, entender la misión como la profunda capacidad de fe y esperanza para reconocerlo presente donde parecía estar ausente. La formación de nuevos discípulos y misioneros para proponer la fe en la Ciudad debe estar impregnada de este sentido de encarnación (Cf. OP 2008, n. 26-27).

5. El camino que llevamos recorrido en la puesta en marcha de la pastoral misionera para la Ciudad, nos ha hecho ver la urgencia de atender con mayor cuidado la formación de los agentes evangelizadores. La formación de agentes no es un añadido al trabajo que hemos impulsado, sino el eje fundamental, la "columna vertebral" del modelo de Iglesia que queremos y requerimos para nuestra Ciudad.

6. El proyecto misionero propuesto por el Sínodo conlleva optar por una formación de agentes para nuestra Ciudad, caracterizada por su manifestación plural, para que responda con diversidad de ministerios específicos a la realidad multifacética en que vivimos.

7. La Misión Permanente es la razón de ser de los bautizados. Por tanto, recorrer el itinerario de formación para madurar como discípulos misioneros es una exigencia para responder a la misión. La Formación, en efecto, es encontrarse con Jesucristo, conocerlo y seguirlo como discípulos; vivir la experiencia de comunión con el Cuerpo de Cristo, la Iglesia, sintiéndose parte viva de ella y, aceptar ser enviado con la fuerza del Espíritu para ser fermento del Reino en medio de la Ciudad (cfr. OP 2009, n. 54-55).

8. La formación se concretiza como el proceso personal de maduración en la fe y de configuración con Jesucristo. A la comunidad creyente le corresponde acompañar en ese itinerario a los que se inician en la fe y en el seguimiento de Jesús.

9. En el itinerario se entrelazan: el encuentro con Jesucristo, la conversión, el discipulado, la comunión y la misión. Este proceso se implementa de manera circular o cíclica porque cada momento que lo integra es gestor del siguiente con creciente profundidad.

10. Los momentos del itinerario formativo maduran al discípulo misionero para que desarrolle actitudes evangélicas, aptitudes y habilidades prácticas para que sea portador de la Buena Nueva del Reino, no sólo en el lugar donde habita, sino también en los ambientes humanos que brotan del trabajo, de la vida cultural, del esparcimiento, de la vida social y de las situaciones económicas y políticas.


Ir a la página anterior
Ir a la página siguiente