Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO



Comisiones Vicaría de Pastoral

Mapa del Sitio

Marco General para la Formación de los Agentes de Pastoral en la Arquidiócesis de México

Ver o imprimir en PDF - MARCO GENERAL PARA LA FORMACIÓN DE LOS AGENTES DE PASTORAL EN LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México. IR A DOCUMENTOS DE LA MISIÓN



Santa María de Guadalupe nos acompaña para enseñarnos el Camino

42. El itinerario formativo para los agentes de pastoral en la Arquidiócesis de México adquiere claridad y sencillez cuando contemplamos el acontecimiento guadalupano: María de Guadalupe, cuida de que el Evangelio nos penetre, conforme nuestra vida diaria y produzca frutos de santidad. Ella tiene que ser cada vez más la pedagoga del Evangelio en América Latina (Doc. Puebla 290).

43. Desde hace 478 años Santa María de Guadalupe, grabó en nuestro corazón, su modo de educar y de acompañar, para hacernos crecer como hijos del Verdadero Dios por quien se vive. Su pedagogía de Madre nos anima a profundizar en nuestra fe confiadamente.

44. Presencia maternal que es lugar de encuentro: Santa María de Guadalupe favorece el encuentro de todos su hijos, el encuentro del laico con el Obispo Zumárraga, el encuentro familiar Juan Diego y el tío Juan Bernardino, el encuentro de dos culturas, de los mundos, reunidos en su Santa Imagen estampada en la tilma de San Juan Diego.

45. Desde su maternidad, Santa María de Guadalupe considera a dos pueblos (indígena y español) como uno solo. Las personas son asumidas por Ella de manera integral, sin condiciones, con sus fragilidades y limitaciones.

46. Asume la historia y el presente, se identifica con sus realidades, nunca impone nada, se incultura, se adentra en la sangre, en la vida del otro, logrando hacerse una de ellos. Toda su persona y manifestación es expresión máxima de la ternura de Dios y de su Misericordia. El resultado es una gran cercanía afectiva, llena de vida plena y felicidad para todos. Concreta la Encarnación de Dios al transformarse Ella misma en el centro del palpitar de un pueblo en el cual Dios se manifiesta. 

47. Santa María de Guadalupe, con lo mejor de dos culturas construye la matriz, el núcleo de un nuevo pueblo, pone a todos en camino de unir, de perdonar, de reconciliar lo que estaba perdido, lo roto, venda las heridas.. Su amor tierno y misericordioso genera estructuras de convivencia más solidarias y una auténtica vida comunitaria y fraterna, humanizando el encuentro de mundos, de modos de pensar diverso.


Ir a la página anterior
Ir a la página siguiente