VI ASAMBLEA DIOCESANA -Click para ver Logo en grande-

 

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal




 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


EUCARISTÍA DE CLAUSURA


1. MONICIÓN

Inundados de alegría por estos días que vivimos la Asamblea Diocesana nos encontramos en el momento de Celebrar la Bondad de Dios quien a través de Jesucristo su Hijo nos ha permitido seguir siendo sus instrumentos en la Evangelización y en su misterio Pascual – porque, ¡cómo nos ha costado ponernos de acuerdo aquí! Esto no es nada nuevo, porque también los primeros apóstoles y los primeros evangelizadores de nuestra patria vivieron experiencias parecidas.

En esta fiesta en que recordamos el martirio de los niños de Tlaxcala, podemos revivir que nuestra vida tiene que estar crucificada con Jesús muerto y resucitado.

Ahora bien, la acción del Espíritu Santo ha sido palpable en estos días, como lo ha sido en los 2000 años de vida cristiana en nuestro mundo y en los 500 años de evangelización en nuestra Patria.

En esta Celebración recordaremos además que estamos unidos en torno a nuestro Obispo, como lazo de unidad, de comunión y participación. Que cada uno tenemos un papel qué desempeñar en nuestra Iglesia particular de la Ciudad de México y, que los laicos están llamados a seguir participando activamente en esta Misión continua a ejemplo de los mártires que hoy celebramos.

Le pedimos a nuestro Padre Dios, con el canto de entrada, que nuestro caminar se vuelva cada vez más como el del Buen Pastor. Para que nunca nos cansemos en la misión de Evangelización a que nos invita Jesús: Que seamos luz de la Ciudad.

2. CANTO DE ENTRADA

JUNTOS CANTANDO LA ALEGRIA
DE VERNOS UNIDOS EN LA FE Y EL AMOR
JUNTOS SINTIENDO EN NUESTRAS VIDAS
LA ALEGRE PRESENCIA DEL SEÑOR

1.- Somos la Iglesia peregrina que Él fundó
somos un pueblo que camina sin cesar.
Entre cansancios y esperanzas hacia Dios
nuestro amigo Jesús nos llevará.

2. Hay una fe que nos alumbra con su luz
una esperanza que empapó nuestro esperar,
aunque la noche nos envuelva en su inquietud,
nuestro amigo Jesús nos guiará.

3. Es el Señor, nos acompaña al caminar
con su ternura a nuestro lado siempre va.
Si los peligros nos acechan por doquier,
nuestro amigo Jesús nos salvará.

3. CELEBRANTE

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos: Amén.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo estén con todos ustedes.

Todos: Y con tu espíritu.

4. ACTO PENITENCIAL

Supliquemos al Señor el perdón, porque no hemos llegado a todas las personas de nuestra Ciudad con entrañas de misericordia y con palabras de vida.

Por no escuchar los lamentos, ni los dolores del pueblo, Señor ten piedad.

Todos: Señor ten piedad.

Por no dedicar el tiempo necesario para dar la Palabra de vida a las familias y a los necesitados, Cristo ten piedad.

Todos: Cristo ten piedad.

Porque no acogemos la Palabra como voz del Espíritu que nos comunica los proyectos de Dios y no nos comprometemos a iluminar a todos nuestros hermanos que más lo necesitan, Señor, ten piedad.

Todos: Señor ten piedad.

Dios Padre todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la Vida Eterna.

Todos: Amén.

5. GLORIA: Cantado

Gloria al Señor, que reina en el Cielo y en la tierra paz a los hombres que ama Él.

6. ORACIÓN

Dios, autor de toda vida, que a través del martirio de los bienaventurados niños Cristóbal, Antonio y Juan, infundiste fuerza y vida a la Evangelización del Nuevo Mundo; concédenos por su intercesión, que impulsados por la fe y amor a Cristo, continuemos la Evangelización en continuidad con la Misión 2000. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en unidad del Espíritu Santo y es Dios por los Siglos de los siglos. Amén.

7. PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de la Sabiduría: 2,12. 17-20.

Los malvados dijeron entre sí: “Tendamos una trampa al justo, porque nos molesta y se opone a lo que hacemos; nos echa en cara nuestras violaciones a la ley, nos reprende las faltas contra los principios en que fuimos educados. Veamos si es cierto lo que dice, vamos a ver qué le pasa en su muerte. Si el justo es hijo de Dios, él lo ayudará y lo librará de las manos de sus enemigos. Sometámoslo a la humillación y a la tortura, para conocer su temple y su valor. Condenémoslo a una muerte ignominiosa, porque dice que hay quien mire por él”. Palabra de Dios.

TODOS: Te alabamos, Señor.

8. SALMO 55

Caminaré en presencia del Señor.

Yo sé bien que el Señor está conmigo; por eso en Dios, cuya promesa alabo, sin temor me confío ¿Qué hombre ha de poder causarme daño? R/.

Te debo, Señor, las promesas que te hice, te las cumpliré con acción de gracias, porque libraste mi vida de la muerte, mis pies de la caída, para que camine en la presencia de Dios mientras tengo la luz de la vida. R/.

9. SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta del apóstol Santiago: 3, 16-18; 4,1-3.

Hermanos míos: Donde hay envidias y rivalidades, ahí hay desorden y toda clase de obras malas. Pero los que tienen la sabiduría que viene de Dios son puros, ante todo. Además, son amantes de la paz, comprensivos, dóciles, están llenos de misericordia y buenos frutos, son imparciales y sinceros. Los pacíficos siembran la paz y cosechan frutos de justicia. ¿De dónde vienen las luchas y los conflictos entre ustedes? ¿No es, acaso, de las malas pasiones, que siempre están en guerra dentro de ustedes? Ustedes codician lo que no pueden tener y acaban asesinando. Ambicionan algo que no pueden alcanzar y entonces combaten y hacen la guerra. Y si no lo alcanzan es porque no se lo piden a Dios. O si se lo piden y no lo reciben es porque piden mal, para derrocharlo en placeres. Palabra de Dios.

Todos: Te alabamos, Señor.

10. ALELUYA: cantado

Dichosos los que cumplen la Palabra del Señor con un corazón bueno y sincero y perseveran hasta dar fruto. R/.

11. EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Marcos: 9, 30-37

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos atravesaban Galilea, pero él no quería que nadie lo supiera, porque iba enseñando a sus discípulos. Les decía: “El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres; le darán muerte, y tres días después de muerto, resucitará”. Pero ellos no entendían aquellas palabras y tenían miedo de pedir explicaciones. Llegaron a Cafarnaum, y una vez en casa, les preguntó: “¿De qué discutían por el camino?” Pero ellos se quedaron callados, porque en el camino habían discutido sobre quién de ellos era el más importante. Entonces Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: “Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos”. Después, tomando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: “El que reciba en mi nombre a uno de estos niños, a mí me recibe. Y el que me reciba a mí, no me recibe a mí, sino a aquel que me ha enviado”. Palabra del Señor.

Todos: Gloria a ti, Señor Jesús.

12. HOMILÍA

13. PETICIONES

Celebrante: Fieles a nuestra vocación cristiana de orar y trabajar para que el Evangelio llegue a todos los hombres, pidamos al Señor muy especialmente que escuche en esta VI Asamblea nuestra oración y haga conocer a Nuestra Ciudad la salvación.

1. Para que el Espíritu Santo fortalezca al Papa Juan Pablo II y a nuestros Obispos y a todos sus sacerdotes de nuestra Ciudad y los asista de manera que animen en la Evangelización a su Iglesia Local a la verdadera madurez cristiana y den fruto de salvación. Te rogamos  Señor.

Todos: Por tu bondad y tu misericordia, concédenos lo que te pedimos.

2. Para que el Señor Jesús infunda su Espíritu Santo en todos los misioneros y haga que su apostolado y su testimonio sean verdaderamente evangélicos y no de sabiduría únicamente humana. Te rogamos Señor.

Todos: Por tu bondad y tu misericordia, concédenos lo que te pedimos.

3. Tú que tienes entrañas de misericordia ayúdanos a abrirnos a todos aquellos que con otra visión ante la vida y otras culturas, se esfuerzan por encontrarte, danos la alegría de que juntos te busquemos y no te cerremos nuestro corazón a la novedad de tu Palabra. Te rogamos Señor.

Todos: Por tu bondad y tu misericordia, concédenos lo que te pedimos.

4. Te pedimos amor misericordioso, por todos nuestros hermanos que sufren la injusticia, la pobreza y la miseria, para que cada uno de nosotros movidos a compasión, nos abramos y sirvamos eficazmente de instrumentos de salvación. Te rogamos Señor.

Todos: Por tu bondad y tu misericordia, concédenos lo que te pedimos.

5. Para que nosotros y los miembros de nuestras comunidades consideremos como parte integrante de nuestra fe la solicitud apostólica de transmitir la luz y la alegría del Evangelio los diferentes ambientes de nuestra ciudad. Te rogamos Señor.

Todos: Por tu bondad y tu misericordia, concédenos lo que te pedimos.

OREMOS: Dios, plenitud de Bondad y amor, que enriqueces la vida de los fieles con la abundancia de los dones del Espíritu Santo, escucha nuestra súplica, concédenos por tu Bondad y Misericordia, enriquecernos para  vivir en paz contigo y con el prójimo y contemplar la creación con mirada de amor, por Jesucristo nuestro Señor.

Todos: Amén.

14. PROCESIÓN DE OFRENDAS

15. CANTO DE OFERTORIO

Hemos entregado nuestras vidas al Señor
No hay mayor bendición que ser de Él.
Hemos entregado nuestras vidas al Señor
Y Él ahora nos da su vida eterna.

BENDITO SEAS SEÑOR POR ESTE PAN
FRUTO DE LA TIERRA
Y DEL TRABAJO DEL HOMBRE
BENDITO SEAS SEÑOR
POR ESTE VINO QUE HEMOS RECIBIDO
DE TU AMOR Y BONDAD

y Ahora te presentamos el pan
y el vino que tu convertirás
en Cuerpo y Sangre de tu Hijo Jesús,
Pan de vida y bebida de salvación

HEMOS ENTREGADO
NUESTRAS VIDAS AL SEÑOR
Y ÉL AHORA NO DA SU VIDA ETERNA.

16. SANTO: cantado

17. PADRE NUESTRO: cantado

18. CORDERO DE DIOS: cantado

19. COMUNIÓN

TÚ, HAS VENIDO A LA ORILLA...

ALMA MISIONERA

1. Señor, toma mi vida nueva
antes de que la espera
desgaste años en mi,
estoy dispuesto a lo que quieras
no importa lo que sea
Tú llámame a servir.

LLEVAME DONDE LOS HOMBRES
NECESITEN TUS PALABRAS
NECESITEN MIS GANAS DE VIVIR,
DONDE FALTE LA ESPERANZA,
DONDE TODO SEA TRISTE,
SIMPLEMENTE, POR NO SABER DE TI.

2. Te doy mi corazón sincero,
para gritar sin miedo:
¡lo hermoso que es tu amor!
Señor, tengo alma misionera,
condúceme a la tierra.
que tenga sed de ti.

3. Y así en marcha iré cantando
por pueblos predicando
tu grandeza Señor,
tendré mis brazos sin cansancio
tu historia entre mis labios
tu fuerza es la oración.

18. BENDICIÓN FINAL

20. CANTO DE SALIDA

Por ti mi Dios, cantando voy,
la alegría de ser tu testigo Señor.

1. Es fuego tu Palabra que mi boca quemó
mis labios ya son llamas y ceniza mi voz
da miedo proclamarte pero Tú me dices
no temas contigo estoy.

2. Tu palabra es una carga
que mi espalda dobló,
es braza tu mensaje que mi lengua quemó:
Déjate quemar, si quieres alumbrar.
No temas, contigo estoy.

3. Me mandes que cante con toda mi voz.
No sé cómo cantar tu mensaje de amor.
Los hombres me preguntan
cuál es mi misión.
Les digo: testigo soy.