VI ASAMBLEA DIOCESANA -Click para ver Logo en grande-

 

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal




 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


ORACIÓN INICIAL
Jueves


1. SOMOS UN PUEBLO QUE CAMINA: (de pie)

SOMOS UN PUEBLO QUE CAMINA
Y JUNTOS CAMINANDO PODREMOS ALCANZAR,
OTRA CIUDAD QUE NO SE ACABA,
SIN PENAS NI TRISTEZAS, CIUDAD DE ETERNIDAD.

1.- Somos un pueblo que camina,
que marcha por el mundo buscando otra ciudad.
Somos errantes peregrinos,
en busca de un destino, destino de unidad.
Siempre seremos caminantes,
pues solo caminando podemos alcanzar,
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

2.- Sufren los hombres mis hermanos,
buscando entre las piedras la parte de su pan.
Sufren los hombres oprimidos,
los hombres que no tienen, ni pan ni libertad.
Sufren los hombres mis hermanos,
mas Tú vienes con ellos y en Ti alcanzarán,
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

3.- Danos valor para la lucha,
valor en las tristezas, valor en nuestro afán.
Danos la luz de tu Palabra,
que guíe nuestros pasos en este caminar.
Marcha, Señor, junto a nosotros,
pues sólo en tu presencia podremos alcanzar,
otra ciudad que no sea acaba
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad,

4.- Dura se hace nuestra marcha,
andando entre las sombras de tanta oscuridad.
Todos los cuerpos desgastados,
ya sienten el cansancio de tanto caminar.
Pero tenemos la esperanza,
de que nuestras fatigas, al fin alcanzarán,
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

2. MONICIÓN DE ENTRADA

Monitor: Estamos reunidos y reunidas para la apertura de nuestra VI Asamblea, en la fiesta de San Mateo Apóstol. Su posición de recaudador nos recuerda que nuestra misión de evangelización llega a todos los sectores, incluso a los más alejados. El llamado de Jesús a Mateo nos estimula a evangelizar como él lo hizo.

Sr. Cardenal: Hoy, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, traemos ante el Señor nuestro caminar diocesano.

Asamblea: Amén.

Monitor: Venimos de los 4 puntos cardinales del D.F., desde las 8 zonas pastorales, de muchos ambientes, donde vivimos una realidad compleja. Traemos los logros de nuestro andar misionero desde las prioridades del II Sínodo pastoral.

Deseamos continuar siendo luz de Dios en la ciudad y proseguir iluminando con el anuncio de la Buena Nueva de Jesús con una actitud misionera.

Pediremos las luces del Espíritu para el trabajo de estos tres días, escucharemos la Palabra de Dios y reconoceremos las omisiones y ausencias de nuestra pastoral.

Nuestra esperanza la pondremos siempre en Jesús, nuestro Salvador, quien por medio de María de Guadalupe y la fuerza del Espíritu nos conducen al Padre Bueno.

Recordemos nuestra condición de Pueblo que camina en actitud Evangelizadora con el canto "Somos un pueblo que Camina" y, cada Vicaría nos va a presentar simbólicamente su caminar, entrando desde los diferentes puntos cardinales.

(Continuamos con el canto)

3. ENTRONIZACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS

Monitor: Hoy queremos hacer un gesto especial de veneración del Libro que nos presenta el mensaje de Dios a la humanidad.

Queremos realizar este acto de veneración de la Palabra, porque a través de ella, el Señor nos transmite su mensaje y nos da su fortaleza, para que comprometidos con la gran Misión 2000: ser luz de Dios para la Ciudad demos testimonio de su Palabra.

Que la Palabra de Dios hecha carne en Jesús hace 2000 años, luz y fortaleza en el camino hacia la Patria esté con todos ustedes.

4. CANTO: Tu Palabra me da vida. -de pie-

TU Palabra me da vida, confío, en ti Señor,
tu Palabra es eterna, en ella esperaré.

1.- Dichoso el que con vida intachable
camina en la ley del Señor
Dichoso el que guardando su preceptos
lo busca de todo corazón.

2.- Escogí el camino verdadero
y he tenido presente tus decretos,
Correré por el camino del Señor,
cuando me hayas ensanchado el corazón.

3.- Este es mi consuelo en la tristeza,
sentir que tu Palabra me de vida
Por las noches me acuerdo de tu nombre,
recorriendo tu camino dame vida.

4.- Repleta está la tierra de tu gracia,
enséñame Señor tus decretos,
mi herencia son tus mandatos,
alegría de nuestros corazón

Al llegar la Palabra al altar, el diácono la recibe de quien la transporta y se la presenta al Cardenal y el Cardenal, a su vez, la expone a la veneración de la comunidad. Se hace un momento de silencio.

5. BREVE MOMENTO DE SILENCIO

Monitor: Pedimos al Espíritu Santo que Él nos unja para escuchar con atención su Palabra y nos penetre para continuar en una actitud misionera.

6. LECTURA SOLEMNE DE LA PALABRA DE DIOS Mt 5, 13–19

Ustedes son la sal de la tierra, y si la sal se vuelve desabrida, ¿con qué se le puede devolver el sabor? Ya no sirve para nada sino para echarla a la basura o para que la pise la gente.Ustedes son luz para el mundo. No se puede esconder una ciudad edificada sobre un cerro. No se enciende una lámpara para esconderla en un olla, sino para ponerla en un candelero a fin de que alumbre a todos los de la casa. Así, pues, debe brillar su luz ante los hombre, para que vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre de ustedes que está en los cielo. No crean que yo vine a suprimir la ley o los profetas. No vine a suprimirla, sino para darle su forma definitiva. Les aseguro que primero cambiarán el cielo y la tierra antes que una coma de la ley: todo se cumplirá. Por tanto, el que deje de cumplir uno de los mandamientos de la Ley, por insignificante que parezca, y enseñe a los hombres a desobedecerlo, será el más pequeño en el Reino de los Cielos; al contrario, el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los Cielos.

7. RESPONDEMOS A LA PALABRA DE DIOS CON EL CANTO DEL PROFETA

TENGO QUE GRITAR, TENGO QUE ARRIESGAR, HAY DE MÍ SI NO LO HAGO
CÓMO ESCAPAR DE TI , CÓMO NO HABLAR SI TU VOZ ME QUEMA DENTRO,
TENGO QUE ANDAR, TENGO QUE LUCHAR, HAY DE MÍ SI NO LO HAGO.
¿CÓMO ESCAPAR DE TI CÓMO NO HABLAR SI TU VOZ ME QUEMA ADENTRO?

8. HOMILÍA del Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera

9. SILENCIO MEDITATIVO

Monitor: Vamos a guardar un momento de Silencio profundo para que la Palabra penetre en nuestra vida, encienda nuestro corazón y nos ayude a ponerla en práctica.

10. MONICIÓN: Pero aún no hemos llegado a todos los campos de nuestra Ciudad para evangelizarlos. En las peticiones que siguen recordaremos algunos de esos campos que aún escapan a la acción transformadora del Espíritu del Señor Jesús. Pidamos pues la luz y la fuerza para acercarnos como nuestro Maestro a todos esos hombres y mujeres.

11. PETICIONES

+ Fuente de luz, ilumina nuestra acción para que lleguemos al mundo de la política de tal manera que podamos superar la corrupción con actos de justicia y de igualdad.

Respuesta salmodiada: Danos Señor un corazón de carne.

+ Autor de la Belleza, danos la posibilidad de llegar a expresarnos con la magnificencia que Tú tienes y que nos das a través de todas obras para que podamos expresar al mundo de hoy tu belleza siempre nueva.

Respuesta salmodiada: Danos Señor un corazón de carne.

+ Palabra transformadora que cada comunicación que hagamos sea creativa como Tú eres y podamos tocar el mundo de los medios de comunicación para que sean portadores de la verdad y de la justicia

Respuesta salmodiada: Danos Señor un corazón de carne.

+ Jesús que sanaste al leproso, danos la fuerza para llegar a los hermanos y hermanas que tienen que vender su cuerpo para ganar el pan.

Respuesta salmodiada: Danos Señor un corazón de carne.

+ Tú que tienes entrañas de misericordia danos la sensibilidad para el hermano y la hermana que llegan del campo y del mundo indígena a nuestra Ciudad para que los acojamos como Hermanos y los integremos en nuestras comunidades y así podamos juntos alabar al Señor.

Respuesta salmodiada: Danos Señor un corazón de carne.

+ Jesús que descubriste la fe del centurión, ayúdanos a descubrir en nuestros hermanos militares las necesidades que tienen de ti para revelarles tu Palabra y tu misericordia para que traten así a nuestros hermanos.

Respuesta salmodiada: Danos Señor un corazón de carne.

+ Jesús, Tú que abriste los oídos al sordo y los ojos al ciego ayúdanos a tener oídos y ojos para percibir los campos de apostolado donde no hemos podido llegar.

Respuesta salmodiada: Danos Señor un corazón de carne.

12. ORACIÓN POR LA MISIÓN 2000

Padre Misericordioso
Hacia Ti caminamos en el umbral del Tercer Milenio;
Jesucristo es quien nos conduce y nos fortalece
Con el don del Espíritu Santo.

Que seamos tu luz, Señor, en nuestra Ciudad.

Somos Iglesia y Jesús nos ha enviado
A ser luz del mundo y sal de la tierra;
Queremos proclamar con más fuerza
su Evangelio a nuestros hermanos.

Que seamos tu luz, Señor, en nuestra Ciudad.

Que al cumplir nuestro compromiso misionero
Seamos fieles a tu palabra,
Crezcamos en la unidad y en el servicio
A todos los que necesitan tu mensaje de salvación.

Que seamos tu luz, Señor, en nuestra Ciudad.

Y que, al caminar bajo el amparo de Santa María de Guadalupe,
Y animados por el testimonio del Beato Juan Diego,
Colaboremos en la construcción de una nueva fraternidad,
Signo del Reino de Jesucristo nuestro Señor, Amén.

13. BENDICIÓN DEL PRESIDENTE DE LA ASAMBLEA

El Señor nos bendiga y nos guarde, el Señor haga brillar su rostro sobre nosotros, y nos conceda su favor, el Señor nos muestre su rostro y nos de la paz.

Ahora llevaremos en procesión LA PALABRA DE DIOS al aula Sinodal para que nos acompañe durante toda la Asamblea.