VI ASAMBLEA DIOCESANA -Click para ver Logo en grande-

 

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal




 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


PLENARIO FINAL


I VICARÍA

1. Retos que se consideran más importantes:

I. INTEGRACIÓN

  • Lograr que todas las parroquias estén en el proceso, las que no quieren, las que quieren y no saben como, los que ya iniciaron, los que ya están avanzados.
  • Lograr un crecimiento uniforme.
  • Una mayor comunicación y conocimiento a nivel Vicaría.
  • Cómo integrar a los movimientos a la misión.
  • Identificar e integrar a los ambientes específicos dentro de la Vicaría, escuelas, religiosas, etc.

II. PERSEVERANCIA

  • Lograr la perseverancia de los que ya están en el proceso, acompañar para
    evitar el desánimo.
  • La disminución de los agentes misioneros, ¿cómo evitarla?
  • Catequesis de los ya evangelizados.

III. FORTALECER ESTRUCTURA PARA GARANTIZAR LO ANTERIOR

  • Falta de claridad de lo que es el Equipo Misionero Decanal ¿Qué es?, ¿cuál es su importancia? Darle su lugar.

2. Cómo afrontar estos retos a nivel Vicaría, Decanato o Ambiente:

  • Intervención del Vicario a quienes no quieren.
  • Aprovechar los cómo de los que ya han avanzado, para los que no saben cómo que inician apenas el decano con el EMD.
  • Promover el compartir las experiencias entre decanatos.
  • Apoyar con las comisiones para que subsidien.
  • Contar con un directorio.
  • Integrar, formar y capacitar los EMD.
  • Tomar experiencias de las parroquias que ya han terminado el ciclo inicial de la Misión. Conocer resultados ¿Cómo les ha ido?
  • Cada parroquia, cada decanato elabore un plan por escrito que pueda ser evaluado periódicamente.
  • Igualmente hacer un plan de la Vicaría.
  • Se impulse el respeto a los diversos caminares.
  • Evaluar la Misión (etapa intensiva) en cada parroquia, en cada decanato, en cada vicaría.
  • Elaborar los planes de continuidad: parroquia, decanato, vicaría.

3. Cómo afrontar estos mismos retos como Arquidiócesis:

  • Que haya continuidad y comunión.
  • Mayor presencia de decanatos y vicarías del equipo encargado de la Misión en la Arquidiócesis.
  • Tomar más en cuenta la participación de las comisiones. Potenciar su papel complementario.
  • Mejorar las formas y modelos de comunicación que garantice la llegada a todos los ámbitos.
  • Menos administración, más ejecución, más involucramiento, más acompañamiento.

4. A nivel parroquia:

  • Elaborar planes de trabajo evaluables, priorizar actividades.
  • Se dé a conocer el EMD, no sólo el EMP.
  • Buscar alternativas para que no se concentre sólo en las celebraciones, la economía de la parroquia, para contar con recursos.
  • Importancia de la eclesialidad del Equipo Misionero.
  • Consolidar el equipo y vigilar las deserciones, darle seguimiento y mejor acompañamiento.
  • Presencia permanente del párroco con los diferentes agentes de su parroquia.
  • Criterio tendiente a nuestra santidad debida, a mejorar de vida cristiana.

II VICARÍA

1. Retos que se consideran más importantes:

  • Lograr que todos los sacerdotes asuman el espíritu eclesial de la Misión Evangelizadora.
  • Convocación, formación, capacitación y seguimiento de sacerdotes, religiosos y laicos para llegar a todos los ambientes territoriales y sectoriales.
  • Trabajo de conjunto articulado.

2. Cómo afrontar estos retos a nivel Vicaría, Decanato o Ambiente:

  • Todas las instancias de promoción, formación y organización de pastoral sacerdotal, darles su razón de ser y eficacia.
  • Que se organice una comisión dirigida por el Vicario que de inmediato tome acciones concretas para la formación de laicos, sacerdotes y religiosos, dando prioridad a la formación de los CEFALAE's.

3. Cómo afrontar estos mismos retos como Arquidiócesis:

  • Plan Pastoral en vicaría, decanato, parroquia y sector, para que en base a la realidad partir de los resultados de las Visitas Pastorales para con esas bases organizarnos. Dando prioridad a los consejos parroquiales, decanales y vicariales.

5. Sugerencias para la continuidad de la Misión:

  • Crear equipo con representación de decanato, laicos y especialistas que presten este servicio de seguimiento, apoyo y eficacia del plan Misión 2000.

III VICARÍA

1. Retos que se consideran más importantes:

  • Formación de agentes para la Misión.
  • Incorporar a los laicos al Consejo de Pastoral.
  • Eficientar la comunicación y lograr la incorporación de los diversos carismas a la Misión.

2. Cómo afrontar estos retos a nivel Vicaría, Decanato o Ambiente:

  • Apoyo, fortalecimiento y reorganización de CEFALAE's, asó como la promoción y constitución de nuevos.
  • Eficientar la organización de horarios para lograr un verdadero acercamiento entre laicos y sacerdotes. Contar con estatutos para un mejor funcionamiento.
  • Crear un departamento de comunicación a todos los niveles, que retome los medios de comunicación y los nuevos.

3. Cómo afrontar estos mismos retos como Arquidiócesis:

  • La constitución y funcionamiento adecuado, a la brevedad posible del Consejo Pastoral Arquidiocesano.

5. Sugerencias para la continuidad de la Misión:

  • Integrar efectiva y funcionalmente a las diferentes Comisiones de Pastoral (jóvenes, familia, alejados y pobres).
  • Planeación, programación, ejecución y evaluación del Plan General de la Misión y/o de la acción pastoral en todos los niveles (Arquidiócesis, Vicaría, Decanato, Parroquia, etc.).
  • Apertura a nuevos medios de comunicación y difusión que faciliten el seguimiento de la Misión.
  • Elegir adecuadamente a los agentes.

IV VICARÍA

1. Retos que se consideran más importantes:

  • Vicaría: ¿Cómo tener una pastoral de conjunto y diversificada?, ¿cómo favorecer una formación integral de agentes y destinatarios?, ¿cómo darle continuidad a la Misión?
  • Decanato: integración y compromiso de presbíteros, religiosos y laicos en la Misión, formación integral y catequesis fundamental, fortalecer la pastoral social.

2. Cómo afrontar estos mismos retos a nivel Vicaría, Decanato o Ambiente:

  • Elaborar un Plan Anual que defina objetivos, políticas, gentes y recursos.
  • Crear consejos de Vicaría, Decanato y de Parroquia.
  • Formación: kerigma y catequesis con materiales comunes.

V VICARÍA

1. Retos que se consideran más importantes:

  • Elaboración del Plan Pastoral Vicarial y Decanal que tome como base el Plan Arquidiocesano que incluya a todos los sectores y que responda a las necesidades concretas parroquiales y sectoriales.
  • Descubrir en profundidad los diferentes carismas para que, una vez identificados y valorados, permitan la participación óptima de cada uno de los agentes, en la Misión 2000.
  • Promover la formación, capacitación, multiplicación y seguimiento de forma integral, eficiente y permanente de los agentes de la Misión, creando en ellos una mentalidad nueva que redunde en actitudes congruentes.

2. Cómo afrontar los retos a nivel Vicaría, Decanato o Ambiente:

  • Haciendo más eclesiales todas las reuniones.
  • Reconociendo y compartiendo el trabajo, los carismas, las aptitudes y la formación específica de cada persona, movimiento y congregación.
  • Promover los CEFALAE's a través de la participación en ellos.

VI VICARÍA

1. Retos que se consideran más importantes:

  • Fortalecer el Decanato, como órgano operativo de la pastoral mediante una planeación estratégica que nos ayude a trabajar en corresponsabilidad, con sentido de Iglesia al servicio de la Misión.

5. Sugerencias para la continuidad de la Misión:

  • Evaluación constante en las juntas de Consejo de la Vicaría. Esto implica un mejor compañamiento, estímulo y corrección fraterna por parte del Delegado de Pastoral y del Vicario Episcopal.

VII VICARÍA

1. Retos que se consideran más importantes:

  • Continuidad de la Misión.
  • Profusión de unidades habitacionales, además se sufre una gran realidad de individualismo, violencia y pobreza.
  • Mayordomías y religiosidad popular.

2. Cómo afrontar retos a nivel Vicaría, Decanato o Ambiente:

  • Se propone la integración del Equipo Misionero Vicarial, tomando muy en cuenta la participación de sacerdotes, religiosos y laicos.
  • Multiplicar el número de misioneros, aprovechando mayormente los medios de comunicación.
  • Actitud inteligente de nuestros presbíteros evangelizando precisa y directamente a esos mayordomos.

3. Cómo afrontar estos mismos retos como Arquidiócesis:

  • Se propone Congreso Pastoral Arquidiocesano y no Asamblea en auditorio cómodo y apropiado para atender un promedio de 200 personas. Presentando realidades por Vicaría y por Decanato con trabajo profesional previamente elaborado y con una intensa difusión, convocatoria para crear una sana inquietud de participar productivamente.

4. A nivel Parroquia:

  • Que la Parroquia sea cada vez más comunidad evangelizadora y que la misma reciba efectivamente los acuerdos de cada Asamblea, para que sea real la continuidad de la Misión.

5. Sugerencias para la continuidad de la misión:

  • Fomentar profesionalmente el crecimiento personal y humano, además de lo espiritual de los agentes sobre todo a quienes más puedan aportar y además formular material para sostener la continuidad de la misión oportunamente.

VIII VICARíA

1. Retos que se consideran más importantes:

  • Religiosidad popular y la inculturación.
  • Formación de laicos, CEFALAE's y preparación de equipos que trabajan en unidad.

2. Cómo afrontar retos a nivel Vicaría, Decanato o Ambiente:

  • Formación en el ámbitos de los CEFALAE's para el trabajo de la evangelización.
  • Revitalizar las estructuras eclesiales para asumir la acción misionera.
  • Planificación pastoral, unificar temática de CEFALAE's, abrir los que se han cerrado y promover nuevos CEFALAE's. Incluir material de religiosidad.
  • El Vicario debe organizar el trabajo pastoral para llegar a la religiosidad popular.
  • Dar pistas normativas para la religiosidad popular que incluya: antecedentes y establecer su quehacer desde el magisterio y su legislación civil.

3. Cómo afrontar estos mismos retos como Arquidiócesis:

  • Fortalecer los CEFALAE's en sus tres niveles (parroquial, decanal y de vicaría).
  • Oficializar los CEFALAE's dándoles reconocimiento arquidiocesano.
  • Introducir temas como comunicación.

4. A nivel parroquia:

  • Conocer las instancias arquidiocesanas de apoyo específico.
  • Redescubrir la nueva forma de ser iglesia.
  • Integración como equipos eclesiales haciendo a un lado todo separatismo grupal.
  • Aprovechar toda la información captada en los visiteos.
  • Aprovechar conocimientos profesionales de miembros de equipos misioneros para hacer frente a problemas específicos: salud, legales, venta de droga, psicológicos, etc.

5. Sugerencias para la continuidad de la misión:

  • Acatar los lineamientos arquidiocesanos sobre los CEFALAE's.

Pastoral Social

I. Retos

  1. Lograr personalidad jurídica para la pastoral penitenciaria.
  2. Dar a conocer el plan de pastoral penitenciaria arquidiocesana.
  3. Concietizar a los párrocos de esta pastoral (pastoral del migrante).
  4. Buscar medios adecuados para evangelizar al joven preso (pastoral penitenciaria juvenil).
  5. Medios para llegar a aquellos sin ningún vínculo con la parroquia.
  6. Conocer a fondo la problemática familiar (pastoral familiar).
  7. Dar a conocer los servicios pastorales existentes.
  8. Que exista un plan propio y apoyo interdisciplinar de cada una de las pastorales sociales (pastoral de los derechos humanos).
  9. Adecuar los medios de evangelización en la pastoral de acuerdo con las necesidades propias y que responda a las exigencias del Reino (encargada de religiosas).
  10. Combatir un ambiente de mentira institucionalizada en la sociedad y en la Iglesia.
  11. Hacer conciencia en la comunidad para manifestar su fe en defensa de los derechos humanos.

II. Cómo afrontarlos:

  1. Decidirnos a dejar el capillismo, el individualismo y trabajar juntos en comunión eclesial.
  2. Tomar un proceso de transformación y lograr que nuestras autoridades ejerzan su autoridad para terminar con todos los individualismos.
  3. Involucrarse con la gente, mayor acercamiento con las personas, tratarlas bien.
  4. . Acompañar a los líderes que son parte del equipo.
  5. Trabajar en coordinación.
  6. Acercamiento con las cabezas y evangelizarlas.
  7. Ser más humanos.
  8. Analizar si nuestros remedios o aportaciones resuelven las problemáticas o retos.
  9. Acercar los servicios a nivel decanato, vicaría y parroquia.
  10. Hacer notar a nivel Arquidiócesis la voz del Cardenal y obispos auxiliares y vicario episcopal en las distintas pastorales sociales.
  11. Que existan orientaciones concretas por parte de nuestros pastores para toda esta gente afectada (los más pobres).
  12. Llevar la defensa de los derechos humanos incluso en las homilías y en la liturgia.
  13. Fomentar una pastoral profética más incisiva.
  14. Dar a conocer una pastoral social hacia un compromiso como respuesta: fe en la caridad y en la solidaridad.

V. Sugerencias

  1. Insistir en la pastoral de conjunto y favorecerla más.
  2. Dar mayor impulso a la pastoral social a todo nivel.
  3. Compartir los bienes de la Iglesia para favorecer la pastoral y los servicios pastorales.
  4. Hay que conocer lo que ya se hace en las parroquias y también en las comunidades religiosas (servicios asistenciales y educacionales).
  5. Promover una cultura de lo que significa la caridad y la solidaridad cristianas (fundamental en la pastoral social).
  6. Insertarse en las políticas públicas.
  7. Conocer el documento del Sr. Cardenal: "Instrucción general para la pastoral..."
  8. Hacer un balance objetivo (a todo nivel) para ver en qué paso vamos de la misión.
  9. Tener una visión objetiva de la misión.

Medios de Comunicación.

1 presbítero
1 Diácono
1 Religiosa
3 Laicos

Tomar conciencia de lo importante de evangelizar por los medios y en los medios de comunicación social (presbíteros, diácono, religiosos (as) y laicos).

Evangelizarnos primero nosotros, para después evangelizar a los dueños y personas de los medios de comunicación.

Ser conscientes de que a nivel Arquidiocesano existe una Dirección de Comunicación Social, hacer uso de la misma y apoyarla dejando a un lado nuestras apreciaciones personales, continuar actualizando los medios que ya existen como Desde la fe y Nuevo Criterio, apoyarlos y prestigiarlos, hacer una relación más estrecha con estos medios.

Que en la próxima asamblea se invite a más personas, congregaciones religiosas, etc., que puedan intervenir en este tema de medios de comunicación, ya que hasta en esto se nota que no hay conciencia de este tema.

Buscar un espacio donde diariamente o semanalmente se aclaren los puntos de vista negativos y los ataques hacia la Iglesia.

Que los padres encargados de comisiones salgan a defender en los medios cuando hable de este tema.

Preparar a laicos en diferentes temas, que cada comisión cuente con un laico experto y bajo la Dirección de Comunicación Social asista cuando se necesario.

A nivel parroquial contar con un vídeo club, librería de conjunto, pero más que un negocio, verlo como una pastoral, no dejar de lado los boletines parroquiales en donde se puedan tocar diferentes temas de interés.

Es necesario unir esfuerzos laicos, congregaciones y clérigos.

Estar atentos a la revisión de contenidos de libros, videos y audio o casetes. Se necesita un buen grupo de censores, esto en cuanto material religioso.

Estar presente en los medios para disminuir las veces que se pueda golpear (estar bien formados).

La música es un medio para evangelizar, darle importancia a nivel Arquidiocesano.