REALIDAD DEL DECANATO

VISIÓN GENÉRICA

Pbro. Ernesto Negrete

PROSPECTIVA

 

“En la causa del Reino no hay tiempo para mirar para atrás, y menos para dejarse llevar por la pereza. Es mucho lo que nos espera y por esto tenemos que emprender una eficaz programación post jubilar”. (NMI, 15).

 

“No se trata de inventar un nuevo programa. El programa ya existe. Es el de siempre, recogido por el Evangelio y la Tradición viva. Se centra en definitiva en Cristo mismo, al que hay que conocer, amar e imitar, para vivir en Él la vida trinitaria y transformar con Él la historia hasta su perfeccionamiento en la Jerusalén Celeste. Es un programa que no cambia al variar los tiempos y las culturas, aunque tiene cuenta del tiempo y de la cultura para un verdadero diálogo y una comunicación eficaz. (NMI, 29).

 

“En las Iglesias locales es donde se pueden establecer aquellas indicaciones programáticas concretas –objetivos y métodos de trabajo, de formación y valorización de los agentes y la búsqueda de los medios necesarios- que permiten que el anuncio de Cristo llegue a las personas, modele las comunidades e incida profundamente mediante el testimonio de los valores evangélicos en la sociedad y en la cultura”. (NMI, 29).

 

RETROSPECTIVA

VATICANO II: IGLESIA PUEBLO DE DIOS / CUERPO DE CRISTO

 

“La Iglesia aprece como el pueblo unido por la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo” (LG, 4: cf. NMI, 30).

 

“Por la comunicación de su espíritu a sus hermanos, reunidos de todos los pueblos, Cristo los constituye místicamente en su cuerpo” (LG, 7)

 

“Con un amor auténtico, creceremos de todas maneras hacia aquél que es la cabeza, Cristo. El da organización y cohesión al cuerpo entero, por medio de una red de articulaciones que son los miembros, cada uno con su actividad propia, para que el cuerpo crezca y se construya a sí mismo en el amor (EF 4,15-16).

 

MEDELLIN: PASTORAL DE CONJUNTO = TRADUCCIÓN OPERATIVA DEL VAT. II

“La obra salvífica común, orgánica y articulada, exigida por la misión de la Iglesia en su aspecto global, como fermento y alma de la sociedad que debe renovarse en Cristo y transformarse en Familia de Dios (Past. Conj., 9).

 

DESARROLLO

SEGUNDO SÍNODO DIOCESANO

 

Cuarta Semana: Organización pastoral para la Nueva Evangelización.

“La personalidad y la función del Decano, junto con la organización y la actividad del Decanato no son todavía, en la práctica, piezas clave en la estrucutra pastoral de la Arquidiócesis, URGE REVALORAR SU IMPORTANCIA, actualizando la función del Decano y la organización del Decanato” (ECUCIM, 3753).

 

 

ENCUENTROS DE DECANOS Y VICEDECANOS

Seis encuentros: Ahuatepec 1994; Seminario Menor 1998 | A partir de este encuentro con la participación del Sr. Cardenal, Vicarios Episcopales y Delegados de Pastoral|; Parr. La Pasión 1998; Ahuatepec 1999; Lago de Guadalupe 2000; Seminario Menor 2001.

 

FRUTOS

La dinámica de los encuentros nos ha facilitado el discernimiento y la participación de todos, educándonos en una metodología qu, por el diálogo, favorece la Pastoral de Conjunto.
Hemos tomado conciencia de la importacia de este servicio eclesial en la actual coyuntura de la arquidiócesis y hemos delineado nuestro papel facilitando el trabajo del Arzobispo y su Consejo Episcopal como Instancia (eje) operativa clave del proceso pastoral arquidiocesano (Cf. La Misión permanente en nuestra Iglesia Local, nn. 19,29,83-113).
Hemos aportado el material para que se determine la normatividad jurídica del Decanato/Decano dentro de la organización pastoral arquidiocesana.
Hemos colaborado en la organización y realización, tanto de la Visita Pastoral, como de la Celebración del Jubileo que incluyó la Gran Misión.
Cada vez se ha visto con más claridad la necesidad de una formación que nos capacite mejor para este ministerio. Se tuvo ya un primer Curso-Taller para Decanos y Vicedecanos. (Mayo 29- Junio 1).
Se han abierto espacios, venciendo inercias y temores, para el trabajo con los laicos. Se ha fortalecido la necesidad e implemento de los CEFALAES.

 

DESAFÍOS

Los desafíos van en la misma línea de los logros, se ha alcanzado algo pero falta mucho por recorrer. En especial:

Integrar a las religiosas.
Vencer resistencias entre sacerdotes.
Integrar plenamente a los laicos.
Lograr que en todas las Parroquias/Rectorías haya auténticos consejos de Pastoral y que cada Decanato cuente también con su Consejo.
Consolidar y/o establecer los CEFALAES en cada Decanato
Desarrollar los métodos participativos.
Conocer y manejar con habilidad los métodos de planificación y organización como instrumentos y ayudas para la pastoral.

 

                CONCLUSIÓN:            

TODO ESTE PROCESO MIRA A RESPONDER AL GRAN DESAFÍO DE LA IGLESIA; CONSTRUIR EL REINO, DE ACUERDO A LA ESTRATEGIA DE NUESTRA ARQUIDIÓCESIS: “LA CONTINUIDAD DEL PROCESO EVANGELIZADOR... CON SENTIDO MISIONERO, DENTRO DE UNA MÁS VIGOROSA PASTORAL DE CONJUNTO”: (La Misión Permanente 9).