Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la MISIÓN PERMANENTE en la Arquidiócesis de México

PRESENTACIÓN

1. En fidelidad al mandato de Cristo que, como sus discípulos, nos envía por todo el mundo a predicar la Buena Noticia, nuestra Iglesia Arquidiocesana viene realizando la Misión Permanente, especialmente en sus etapas de primer Anuncio, formación de pequeñas comunidades y acompañamiento Catequético. En este contexto buscamos, también, una pastoral que sea "expresión del ministerio de evangelización social, dirigido a iluminar, estimular y asistir la promoción integral del hombre mediante la praxis de la liberación cristiana, en su perspectiva terrena y trascendente... la expresión viva y concreta de una Iglesia plenamente consciente de su misión de evangelizar las realidades sociales, económicas, culturales y políticas del mundo" [1]. Hoy, efectivamente, urge que nos hagamos más conscientes del invaluable valor del testimonio de las obras organizadas a favor de los más desprotegidos de nuestra gran Ciudad, especialmente ante el panorama cotidiano de familias empobrecidas, la carencia de empleos dignos y bien remunerados, el avance amenazador del uso de drogas entre nuestros jóvenes, el incremento de hermanos y hermanas nuestras, que, ante la ausencia de oportunidades, deciden emigrar del país, el abandono de ancianos y enfermos etc.

2. Hoy más que nunca, el anuncio del Evangelio tiene que revestir formas nuevas, si es que queremos entrar a los ambientes más alejados, en donde se vive la cultura de la muerte y se experimenta con dolor desgarrador la aparente ausencia de Dios. En un mundo altamente tecnificado y lleno de mensajes que nos invaden por todos lados, corremos el riesgo de quedarnos hablando palabras —ciertamente de gran trascendencia cuando se trata de la Palabra de Dios—, pero compitiendo humanamente en desventaja frente al enorme poderío de los medios de comunicación, que a menudo prefieren atender otros intereses.

3. Nuestra Iglesia local, a través de cada comunidad eclesial —sea ésta parroquial, escolar, hospitalaria, religiosa, etc.—, debe "Actuar de tal manera que los pobres... se sientan como "en su casa"... Sin esta forma de evangelización, llevada a cabo mediante la caridad y el testimonio de la pobreza cristiana, el anuncio del Evangelio, aún siendo la primera caridad, corre el riesgo de ser incomprendido... La caridad de las obras corrobora la caridad de las palabras”, tal como lo expresaba el siempre recordado Papa Juan Pablo II en su Carta Novo Millennio Ineunte [2].

4. La aparición del “Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia” es un paso providencial en la tarea de presentarle a todos los cristianos de hoy —laicos, religiosas, religiosos, sacerdotes, diáconos y obispos— el antiguo y a la vez nuevo esfuerzo de la Iglesia por salir al paso del hermano más frágil y de los conglomerados humanos más carentes, en las múltiples realidades sociales del mundo actual. La reflexión social orgánicamente estructurada a la luz de los Principios Evangélicos y del Magisterio de todos los tiempos, aporta el marco referencial para todo aquel bautizado que, deseando actuar de manera comprometida en los variados aspectos del campo social, quiere hacerlo sin negar su fe y más aún, porque en los pobres ha encontrado a Cristo, el Señor. Es aquí donde ubicamos el ámbito de la Pastoral Socio-Caritativa como la práctica de un amor activo y concreto con cada ser humano, por amor a Aquél que es El Amor y en apertura a las ingentes necesidades de la humanidad.

5. Por todo lo anterior, considero que también son muy oportunas las "Líneas de Acción para la Evangelización de las Culturas en la Ciudad de México a través del Testimonio de la Pastoral Socio-Caritativa"; preparadas por el Secretariado de Pastoral Social, que presento a toda nuestra Comunidad Arquidiocesana como un aporte para la planeación pastoral, incorporando toda la riqueza de la Doctrina Social Cristiana y su praxis pastoral, a la gran obra de la Misión Permanente.

México, D. F., Julio 20, 2005

† Norberto Cardenal Rivera Carrera
Arzobispo Primado de México


   1 Pontificio Consejo "Justicia y Paz", Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, (CDSI) N. 524).
   2 Juan Pablo II, Novo Millenio Ineunte N. 50

Ir al Índice
Ir a los Antecedentes