Logotipo de la XI ASAMBLEA DIOCESANA

 

 


ORACIÓN FINAL
VIERNES


Sr. Obispo: En el nombre del Padre + y del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos: Amén.

Sr. Obispo: Oremos.

Padre de los hombres,
mira con misericordia
a tus hijos de nuestro mundo,
para quienes has preparado tu Reino.

Jesucristo, enviado del Padre,
que quieres continuar tu misión
por medio de la Iglesia,
acompáñanos
por los caminos de nuestro tiempo
para que a todos anunciemos tu Evangelio.

Espíritu Santo,
que procedes del amor del Padre y del Hijo,
escribe en nuestro corazón
el mandato misionero,
que nos impulse también
desde nuestra tierra
a todos los pueblos.

María Santísima de Guadalupe,
que tu maternidad
nos identifique siempre más con Jesús
para que vivamos como los apóstoles
del Tercer Milenio
con el gozo y el compromiso de la esperanza.
Amén.

CANTO

Monición

Pidamos ahora todos juntos la intercesión maternal de Santa María de Guadalupe, ella es para nosotros un modelo de fe, esperanza y caridad. Seamos con ella testigos del amor de Cristo.

Sr. Obispo: María Santísima, Madre de nuestra América,
por la predicación del Evangelio
nuestros pueblos conocen que son hermanos
y que Tú eres la Inmaculada y llena de gracia.

Todos: Con certeza filial sabemos
que en tu oído está el anuncio del ángel,
en tus labios, el cántico de alabanza,
en tus brazos, Dios hecho niño,
en tu corazón, la cruz del Gólgota,
en tu frente, la luz y fuego del Espíritu Santo,
y bajo tus pies, la serpiente derrotada.

Sr. Obispo:
Madre nuestra Santísima, en esta hora de nueva evangelización,
Ruega por nosotros al Redentor del Hombre;
que El nos rescate del pecado
y de cuanto nos esclaviza;
que nos una con el vínculo de la fidelidad
a la Iglesia y a los Pastores que la guían.

Todos: Muestra tu amor de Madre a los pobres,
a los que sufren y a cuantos buscan el reino de tu Hijo.
Alienta nuestros esfuerzos por construir
el continente de la esperanza solidaria,
en la verdad, la justicia y el amor.

Sr. Obispo: Agradecemos profundamente el don de la fe
Y glorificamos contigo al Padre de la misericordias,
por tu Hijo Jesús, en el Espíritu Santo. Amén.

(JUAN PABLO II)

BENDICIÓN FINAL


Ir a Página Principal
Página Principal del Sitio