Cartel de la XIII Asamblea Diocesana - Hacer click para AMPLIFICAR el Cartel
XIII Asamblea Diocesana
Barra café
Barra café

 

 

 

DOCUMENTO CONCLUSIVO


PRESENTACIÓN

En este documento se consignan, sustancialmente, las reflexiones y las aportaciones de los participantes en la XIII Asamblea Diocesana. La actividad. de los asambleístas partió, a su vez, de un contenido ya muy valioso, que fue el resultado de una consulta muy amplia por la que se recabó el sentir de las vicarías, comisiones, organizaciones laicales, movimientos, comunidades y otros diversos grupos, sobre las experiencias, logros y dificultades, con relación a la formación de agentes de pastoral. Ese fue el Documento de Trabajo.

En muchos de los asuntos la Asamblea ratificó lo ya expresado en el Documento de Trabajo, en otros casos lo amplió o, simplemente, lo modificó. El fruto de este trabajo pone en nuestras manos una grande riqueza de señalamientos para el rumbo que debe seguir nuestra pastoral así como de consideraciones acerca de importantes retos que ha de enfrentar la vida y la misión de nuestra Iglesia local.

Nos damos cuenta deque lo dicho en este documento ni siempre son asertos muy acabados, ni en su formulación ni en su contenido. Esto, más que verlo como una pobreza, lo podemos considerar como expresión del dinamismo de las comunidades de nuestra Arquidiócesis y de sus agentes, que van alcanzando cierta claridad en sus logros, pero al mismo tiempo se mantienen en búsqueda. De hecho, para la presentación de este documento, ha habido cierto trabajo de redacción, pero también muchas frases se han dejado en su originalidad.

En este contexto, el señor Cardenal ha visto conveniente avalar este documento como complementación de sus Orientaciones Pastorales para el trabajo a corto y mediano plazo en la Arquidiócesis. Él, en dichas orientaciones nos hace reflexionar en la importancia que tiene la formación de agentes de pastoral y nos recuerda grandes principios, nos marca algunas orientaciones prioritarias y nos da criterios organizativos para ayudarnos a que nos mantengamos, con la ayuda del Espíritu, en el esfuerzo de ser fieles discípulos misioneros del Señor Jesús, dispuestos a ser enviados, encarnarnos en las culturas de nuestra Ciudad y ser ahí testigos de su Evangelio. El Documento Conclusivo de la Asamblea nos ayuda, sobre todo, a encontrar cauces operativos para lograr este propósito.

A este folleto le llamados "Documento Conclusivo" sólo en el sentido de que contiene las conclusiones a las que se pudo llegar en la XIII Asamblea Diocesana, dentro de la brevedad de tiempo del que se dispone y de los límites que impo9ne la heterogeneidad de los participantes. No se ha pretendido mayor elaboración, ni sistematización, que aquéllas que fundamentalmente se lograron dentro de la asamblea. Es oportuno, además, tener presente que el tema de la formación de agentes, en sí de mucha trascendencia para la Iglesia en todos sus ámbitos, a nosotros se nos ha planteado como algo prioritario y central, para un trabajo a largo plazo, un período de seis años; así nos lo indica el señor Cardenal en sus Orientaciones Pastorales 2007 y lo remarcó este año; esto indica que lo debemos ir abordando desde varias dimensiones y a distintos niveles.

Como ya se hizo en el Documento de Trabajo, las aportaciones se organizan en cuatro rubros, en relación con cada uno de los temas específicos que se van tratando:

  • Hechos, para asumir los aspectos de la realidad más sentidos;
  • criterios o principios para iluminar la realidad;
  • líneas de acción, con las que se señalan grandes cauces de trabajo que se van descubriendo;
  • y, por último, ordenamientos, que son como los principales compromisos a los que se considera que debemos avocarnos, con la aprobación del Pastor, el señor Arzobispo.

Se le ha querido dar a este documento una presentación gráfica sencilla y ágil, que invite al trabajo y lo favorezca. Al referirnos a cada uno de los rubros mencionados, se destacan de alguna forma los cinco primeros, indicando así que fueron los que la Asamblea privilegió en su tarea de discernimiento. En seguida se transcriben las demás aportaciones de la asamblea misma así como lo que ya se contenía en el Documento de Trabajo, pues siguen siendo reflexiones muy útiles para dinamizar la formación de los diversos agentes.

Gracias al empeño de muchos se han dado pasos significativos, en la línea de la formación, podemos considerarnos en un momento privilegiado, por la sintonía de visión y de esfuerzo que se van teniendo. Estamos en una coyuntura propicia para consolidar la formación de los pastores, para ahondar en el sentido e importancia de las distintas etapas de la formación de los laicos, para vivir la corresponsabilidad de todos respecto a la formación en el Seminario y la de los diáconos, para fomentar la apertura y la solidaridad en relación con la formación de los miembros de la vida consagrada. En todos estos cminos el presente documento nos abre nuevos horizontes, con sencillez y con actitud fraterna.

Quiera Dios que al tener estas hojas en nuestras manos, veamos nuestra realidad con humildad y dirijamos nuestra mirada hacia adelante con esperanza y creatividad. Gracias a Jesús, buen Pastor y, como un don más que Él da a su Iglesia, aquí nos hace sentir nuevos soplos de su Espíritu.

México, D. F., a 6 de enero de 2008. Solemnidad de la Epifanía del Señor

La Vicaría de Pastoral

Ir  
Ir

 

Banner lila

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal

Ir al Contenido del DOCUMENTO CONCLUSIVO