Cartel de la XIII Asamblea Diocesana - Hacer click para AMPLIFICAR el Cartel
XIII Asamblea Diocesana
Barra café
Barra café

 

 

 

DOCUMENTO CONCLUSIVO
AGENTES LAICOS
ASPECTOS GENERALES


Llaves: Por qué  y para qué  la Formación  de los  Laicos
  • Descubrir y vivir la propia vocación y misión.
  • Para vivir aquella unidad con la que está marcando su mismo ser de miembros de la Iglesia y de ciudadanos de la sociedad humana.
  • El sarmiento arraigado en la vid que es Cristo da fruto en cada sector de su actividad y de su existencia. En efecto, todos los distintos campos de la vida laical entran en el designio de Dios, que los quiere como el ‘lugar histórico' del revelarse y realizarse de la caridad de Jesucristo. (Christifideles laici 59).

Elipse: La formación es un: Continuo proceso personal de maduración en la fe y de configuración con Cristo, según la voluntad del Padre, con la guía del Espíritu Santo.

Rectángulo redondeado: Al hablar aquí de formación, me refiero al necesario desarrollo cristiano de los laicos, en su dimensión personal y comunitaria, con las actitudes evangélicas, las aptitudes y las habilidades prácticas que los capaciten para ser portadores de la Buena Nueva del Reino, no sólo en los lugares donde habitan, sino también en los sectores o ambientes humanos que brotan del trabajo, de la vida cultural, del esparcimiento, de la vida social, de las situaciones económicas y políticas etcétera, ya que estas realidades influyen profundamente, con sus valores o antivalores, en las personas y en las comunidades, favoreciendo o poniendo obstáculos al Reino de Dios. (Sr. Cardenal Orientación Pastoral sobre la Formación de los Laicos, n. 10) 

Cuadro de texto: “Para ser fiel al mandato misionero del Señor y para realizar mejor la inaplazable tarea de la evangelización de la cultura, como meta y punto focal de la Nueva Evangelización, la comunidad eclesial debe convocar, promover y apoyar a los Laicos para que, con viva conciencia de ser miembros de la Iglesia, se transformen en verdaderos apóstoles que actúen en la sociedad de acuerdo a la doctrina social cristiana.”  ECUCIM, n. 2469
  • Son los mismos cristianos laicos los primeros responsables en procurar, por todos los medios posibles, su crecimiento y maduración cristiana que los convierta en auténticos discípulos, testigos y apóstoles de Jesús y de su Evangelio.
  • Los pastores , como servidores y hermanos, pero también como guías del pueblo de Dios, por deber de caridad pastoral están comprometicomprometidos con ellos para acompañarlos, apoyarlos y guiarlos en este camino de formación cristiana, ofreciéndoles, ante todo, los medios y servicios propios de su ministerio.

Esquina doblada: Los Laicos se encuentran en la línea más avanzada de la misión de la Iglesia; por ellos la Iglesia es el principio vital de la sociedad humana. (Pio XII)

I. ASPECTOS GENERALES DE LA FORMACIÓN

Corchetes: En el proceso de formación de discípulos misioneros destacamos cinco aspectos fundamentales que aparecen de diversa manera en cada etapa del camino, pero que se compenetran íntimamente y se alimentan entre sí:
  • El encuentro con Jesucristo

  • La conversión

  • El discipulado

  • La comunión

  • La misión

(APARECIDA, n. 278)



Elipse: Para superar el problema cultural del divorcio entre la fe y la vida, es urgente que todos los Agentes de la Nueva Evangelización:
  • Se vuelvan a Cristo como principio real y existencial de vida para dar testimonio de Él.
  • Se re-encuentren con la Iglesia como experiencia de comunión y comunidad de personas en Cristo, viviendo y enfrentando toda su realidad desde la fe, la esperanza y la caridad;
  • Den una respuesta adecuada a las grandes necesidades pastorales, en particular de las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes (ECUCIM, n. 2035).

II. HECHOS

Esquina doblada: 1.	Hace falta definir lo que entendemos por formación para los Laicos. Y, en particular, lo que es la formación inicial, básica, específica y permanente.    2.	No se tiene un proyecto completo arquidiocesano de formación de agentes y, en lo que existe, la formación del laico, del sacerdote y del religioso están desvinculadas.    3.	No está claro el perfil del agente pastoral laico para que a partir de ahí, definir su formación. No se escuchan las necesidades y los retos que enfrenta el laico en el ambiente urbano.    4.	Falta un equipo de especialistas para el diseño y revisión de los programas de formación para los laicos.    5.	Es necesario que los centros de formación sean más accesibles, tanto por el nivel como por la ubicación geográfica.

6.
6. Se han creado paralelismos en la formación desperdiciando esfuerzos, tiempo y recursos.
7.
Hacen falta materiales adecuados para la formación del laico.
8.
Se concibe la formación de agentes desde el punto de vista académico teológico y no vinculada a la vida comunitaria.
9.
La formación del laico se ha ocupado más del quehacer y no de fortalecer su propio ser e identidad.
10.
La formación de los laicos no es una prioridad en la aplicación de los recursos de la Arquidiócesis.
11.
En algunos sacerdotes hay resistencia o falta de interés para que el laico se forme. Muchos párrocos desean mantenerlos a su servicio en tareas secundarias de los templos.
12.
La confusión existente sobre el sentido de la misión , la función de la parroquia y el papel del párroco, afecta el proyecto de formación de laicos.
13.
En ocasiones, los laicos no saben cómo interactuar hacia fuera de la Iglesia y, más aún, parece que dan la espalda a esas realidades del mundo tan necesitadas de ser evangelizadas y que son su campo propio.
14.
Hay algunas experiencias interesantes de formación de líderes que confrontan su vida con los criterios del Evangelio y se preparan para formar formadores.
15.
Falta compromiso y motivación en el laico, hay poco interés por formarse. Para los que ya se están formando no hay acompañamiento ni evaluación.
16.
En la mayoría de los bautizados hay una fe incipiente, sin conciencia ni capacidad de discernimiento cristianos.

III. CRITERIOS DE ILUMINACIÓN

Cuadro de texto: 1.	“Los programas de formación deberán tener un núcleo común de elementos de formación teórica y práctica, necesaria para todos los agentes laicos, en los niveles básico, intermedio y avanzado”. (OPFAL, n. 33)
Cuadro de texto: 2. Para que la acción pastoral sea evangelizadora del hombre concreto, ha de partir de un conocimiento y análisis de la realidad, de modo que la formación que se imparta conduzca a una efectiva evangelización de las múltiples culturas de la Ciudad de México.

 

Cuadro de texto: 3. “Sean muchos o pocos los agentes que se incorporen, necesitamos una estructura mínima de formación que los apoye. En los inicios del nivel elemental, corresponde a la parroquia sentar las bases de esta formación. La parroquia no puede renunciar ni delegar lo que constituye una parte de su tarea fundamental. El decanato, por el momento, es la instancia viable para establecer los centros de formación” (MP n. 102).

IV. LÍNEAS DE ACCIÓN

Llaves: 1.	Que la formación responda a las necesidades y expectativas de los laicos.  2.	Que la formación esté iluminada por la misión permanente y lleve a la acción misionera.  3.	Necesario formar el ser y la identidad del laico, evitando la clericalización.  4.	Es necesario impulsar la formación de los laicos en las parroquias.  5.	Un reto de los discípulos y misioneros laicos es su inserción dinámica en los campos que les son propios.

6.
Que los matrimonios den testimonio de su estado de vida y de su santificación mutua. Sean testimonio de oración y de acción apostólica para que transformen y conviertan a la familia. Esto fortalecerá la promoción vocacional.
7.
Que la formación de los laicos enfatice la formación en la espiritualidad de comunión y capacite para el apostolado.
8.
Es urgente preparar a laicos formadores de otros laicos.
9.
La formación debe cuidar la capacidad de acogida de los cristianos y de la Iglesia.
10.
Es necesario que exista una motivación por parte de los pastores (obispos, decanos, párrocos) para que los laicos tomen conciencia y se sientan apoyados para formarse.
11.
Se debe invertir económicamente en la formación de los laicos en todos los niveles: Arquidiócesis, vicarías, decanatos y parroquias.

V. ORDENAMIENTOS

Cuadro de texto: 1.		Asumir como prioridad la formación de laicos formadores de otros laicos.

Ir  
Ir

.

Banner lila

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal

Ir al Contenido del DOCUMENTO CONCLUSIVO

Ver o imprimir en PDF AGENTES LAICOS - ASPECTOS GENERALES