Cartel de la XIII Asamblea Diocesana - Hacer click para AMPLIFICAR el Cartel
XIII Asamblea Diocesana
Barra café
Barra café

 

 

 

DOCUMENTO CONCLUSIVO
AGENTES LAICOS
FORMACIÓN INICIAL


Rectángulo redondeado: La evangelización fundamental o formación inicial la podemos entender como la misión de acompañar a los bautizados en su adhesión a Jesús, convirtiéndose en discípulos, seguidores de sus pasos.

 

 

 

 

 

I.  HECHOS

Esquina doblada: 1.	En general  las parroquias no tienen qué ofrecer a las personas que apenas se están incorporando a la vida de la Iglesia; habitualmente se les integra a la vida de un grupo, en donde no siempre se tiene la iniciación, un proceso de crecimiento en la fe y en la vida comunitaria.  2.	No se propone, como primer paso, el encuentro con Jesucristo y su seguimiento, sino directamente la integración a algún grupo o ministerio y a la acción.   3.	En algunos pastores se nota falta de interés por la formación, acompañamiento y seguimiento de los laicos.  4.	Es deficiente la formación inicial, no hay una acogida, falta un ambiente de hospitalidad que invite, que reúna.  5.	Hacen falta estrategias más efectivas para interesar a los alejados a iniciar su proceso evangelizador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6.
Los grupos difícilmente promueven el primer cultivo de la fe, lo dan por hecho y se dedican a la formación para su tarea específica.
7.
No se ve el proceso evangelizador como el inicio y el cimiento de la formación.
8.
En muchas parroquias, las pláticas pre-sacramentales son el único medio que se utiliza como primer cultivo de la fe. Se da por hecho la formación inicial.
9.
La formación inicial también se realiza en las pequeñas comunidades, pero en algunos casos es más una autoformación debido a la falta de acompañamiento en el proceso formativo y a la ausencia de la coordinación  del párroco.
10.
Al no tener una oferta propia de evangelización, se derivan situaciones conflictivas en las parroquias: protagonismos, búsqueda de control y de poder, prepotencia.
11.
No se toma en cuenta la edad en la manera de dar una formación inicial.
12.
Pocas parroquias utilizan la guía del RICA para acompañar a los adultos que se inician. Y también se desconoce el Directorio General para los Sacramentos de la Iniciación Cristiana.
13.
No se aprovecha la religiosidad popular de las personas para iniciar en ellas su proceso de evangelización.
14.
Muchos laicos se conforman con una asistencia ocasional a la misa dominical. 

 II. CRITERIOS DE ILUMINACIÓN

Rectángulo redondeado: 1.	“Todas las comunidades deberán tener la capacidad de acompañar a las personas en su descubrimiento y encuentro con Cristo, en la conversión y adhesión a Él, así como en la maduración de su opción apostólica” (MP 100).  2.	Los programas de formación deberían tener un núcleo común de elementos de formación teórica y práctica, necesaria para todos los agentes laicos en el inicio de su proceso.  3.	En todo proceso inicial, como en la catequesis de iniciación, hay que insistir en la conciencia de un proceso de continuidad formativa.  4.	El vínculo de la formación con el Evangelio y los Documentos del Magisterio ha de ser un imperativo.  5.	Que la evangelización convierta a los evangelizados en evangelizadores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

III. LÍNEAS DE ACCIÓN

Cuadro de texto: 1.	La Parroquia ha de contar con un espacio adecuado para ofrecer una acogida humana, cristiana y testimonial, de carácter formativo hacia las personas que recién se integran a la vida comunitaria eclesial. Todos los integrantes de la comunidad han de tener como principio la hospitalidad    en los grupos, en las celebraciones, etc.  2.	Promover las pequeñas comunidades de vida cristiana, como oportunidad de acercamiento, de vínculo inicial, donde se dé testimonio, no sólo en el territorio parroquial, sino también en los diferentes ambientes urbanos: obreros, maestros, hospitales, etc.  3.	En los planes pastorales parroquiales, se debe favorecer la formación inicial como una oportunidad de acercamiento a quienes están alejados; y para propiciar la integración de los grupos ya existentes al plan pastoral parroquial.  4.	Los pastores ocuparán parte de su labor apostólica en organizar a los grupos y movimientos parroquiales, para que éstos sean un espacio donde se brinde la etapa de la formación inicial.  5.	Todas las actividades pastorales sean enfocadas e incluidas en el proceso de la misión permanente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6. La catequesis infantil sea un medio para llegar a las familias; la visita a los     enfermos, un medio para evangelizar los hogares, etc.

MCj04063920000[1]

IV. ORDENAMIENTOS 

Esquina doblada: 1.	Elabórense programas de sensibilización, concientización, animación y espiritualidad de comunión de los agentes de pastoral, a través de una detección real de necesidades en las comunidades, para impulsar y orientar la formación inicial hacia la pastoral de conjunto a nivel parroquial.  2.	Los decanos y los párrocos asuman su responsabilidad hacia el proceso evangelizador con sentido misionero y lo impulsen en la comunidad eclesial, favoreciendo la formación inicial y procurando la continuidad, aún en caso del cambio de pastor.  3.	Todos los grupos y movimientos comprométanse en dar una formación inicial de acuerdo con el proceso evangelizador con sentido misionero, respetando su carisma, pero integrándose a la comunidad eclesial.  4.	En cada parroquia, el párroco y el consejo parroquial, procuren en la comunidad un ambiente fraterno que favorezca la integración de quienes se van acercando y comienzan su proceso de formación.  5.	El decano promueva la comunicación y la participación de la vicaría, el decanato, la parroquia y sus consejos, en la elaboración de un programa de formación inicial, que operativamente será implementado de acuerdo a la realidad parroquial, contando con los subsidios arquidiocesanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6.
Que el decano sea verdaderamente un agente que promueva la comunión y la formación de los laicos de su decanato.
7.
Elaborar un programa de apoyo a las parroquias para concientizar y capacitar en la implementación habitual de procesos de evangelización, atendiendo específicamente a la formación inicial.
8.
Diseñar la preparación pre-sacramental para que motive a iniciar un proceso formal de formación.

Ir  
Ir

 

Banner lila

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal

Ir al Contenido del DOCUMENTO CONCLUSIVO

Ver o imprimir en PDF AGENTES LAICOS - FORMACIÓN INICIAL