Cartel de la XIII Asamblea Diocesana - Hacer click para AMPLIFICAR el Cartel
XIII Asamblea Diocesana
Barra café
Barra café

 

 

 

LECTIO DIVINA — VIERNES


DISCÍPULOS, ENVIADOS A LA MISIÓN

ANIMADOR

Hermanos y hermanas, hoy nos congregamos de nuevo, en este segundo día en esta nuestra XIII Asamblea Diocesana y reunidos como estamos en familia, como amigos y, comunidad de hermanos, hagamos esta nuestra Lectio Divina, o Lectura orante de la Palabra de Dios. Busquemos pistas propias que nos ayuden a poner en práctica lo que Dios nos pide a cada uno de nosotros, preguntándonos: ¿Qué nos pide el Señor al congregarnos aquí?, ¿qué me está indicando a mí?

CELEBRANTE

En el Nombre del Padre + y del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amén.

CELEBRANTE

La gracia y la paz de parte de Dios Padre, el amor de Jesucristo y la comunión del Espíritu Santo estén con todos ustedes.

TODOS: Y con tu espíritu.

CELEBRANTE

Hermanos, abramos nuestro entendimiento a fin de que la Palabra del Señor, que vamos a escuchar, nos hable al oído y al corazón y nos anime a comprometernos para hacer Iglesia, comunidad de hermanos en donde cada uno de nosotros demos frutos abundantes. Por ello, como el Pueblo elegido que caminó por el desierto hacia la tierra prometida, hacia la liberación, nosotros también marchemos como Iglesia peregrina, comunidad de fe y amor, entonando elsiguiente canto.

IGLESIA PEREGRINA
(C. Gabaráin)

Todos unidos formando un solo cuerpo,
un pueblo que en la Pascua nació.
Miembros de Cristo, en sangre redimidos.
Iglesia peregrina de Dios.

vive en nosotros la fuerza del Espíritu
que el Hijo desde el Padre envió,
Él nos empuja, nos guía y alimenta,
Iglesia peregrina de Dios.

Somos en la tierra semilla de otro Reino
somos testimonio de amor,
paz para las guerras y luz entre las sombras
Iglesia peregrina de Dios (2)

Rugen tormentas y a veces nuestra barca,
parece que ha perdido el timón,
miras con miedo, no tiene la confianza,
Iglesia peregrina de Dios.

Una esperanza nos llena de alegría:
presencia que el Señor prometió;
vamos cantando, Él viene con nosotros,
Iglesia peregrina de Dios.

Somos en la tierra...

Todos unidos en un solo bautismo,
unidos en la misma comunión.
Todos viviendo en una misma casa,
Iglesia peregrina de Dios.

Todos prendidos en una misma suerte
llamados a la misma salvación,
somos un cuerpo y Cristo es la cabeza,
Iglesia peregrina de Dios.

Somos en la tierra...

ANIMADOR

Hermanos y hermanas, antes, para iniciar nuestro diálogo con Dios, invoquemos al Espíritu Santo, tercera persona de la Santísima Trinidad, mediante esta oración.

TODOS

"¡Oh, Espíritu Santo, Amor del Padre y del Hijo! Inspírame a ser siempre razonable en pensar, acertar lo que debo decir, cómo debo hablar y, cuando me conviene callar. Ilumíname para escribir, impúlsame para actuar, qué tengo que hacer para llenarme de amor y saber perdonar, procurando tu mayor gloria en bien de las almas y mi propia santificción. ¡Oh, Espíritu Santo!, ilumina mi entendimiento y fortalece mi voluntad". Amén.

1. LECTIO
"TODO LO REFERENTE AL TEXTO"

ANIMADOR

El Evangelio elegido para este segundo día de la XIII Asamblea Diocesana, se sitúa en el contexto del coloquio de llamada y envío de parte de Jesús a sus discípulos. Por ello hermanos y hermanas, como discípulos de Cristo y en actitud de escucha pongámonos en la presencia de Cristo resucitado, abrámosle las puertas de nuestro corazón, para que se hospede ahí, en lo profundo de nuestro ser, como se hospedó aquella tarde cuando los caminantes de Emaús le invitaron a que se quedara con ellos diciendo: "Señor, quédate con nosotros, porque está cayendo la tarde y la noche está por llegar", y entonces se quedó con ellos, porque abrieron las puertas de su casa, al Señor.

Escuchemos a continuación el texto de Evangelio de hoy, que corresponde a Mateo (9, 36—10, 8); proclamémoslo despacio, de manera clara y pausada, al acecho de palabras o frases que llamen nuestra atención. Una vez terminada su lectura, guardamos un momento de silencio, permitiendo que las palabras, frases o ideas, lleguen a nuestra mente y a nuestro corazón para poder entenderlas mejor. Tal vez las preguntas siguientes puedan ayudarnos para profundizar el texto: ¿Cómo se manifiesta Jesús, en el texto de hoy? ¿Cuáles son los temas principales que están en el texto? ¿Quiénes son los destinatarios de la misión?

CELEBRANTE

El Señor esté con ustedes.

TODOS: Y con tu espíritu.

CELEBRANTE

Proclamación del Santo Evangelio según San Mateo.

TODOS: Gloria a ti, Señor.

35 Y Jesús recorría todas las ciudades y las aldeas, enseñando en las sinagogas y proclamando la Buena Nueva del REino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia. 36 Y viendo a las muchedumbres, tuvo compasión de ellas, porque andaban como ovejas sin pastor, cansadas y abatidas. 37 Entonces dijo a sus discípulos: La mies es mucha y los operarios son pocos. 38 Rueguen pues al Dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos. 10, 1 Y llamando a sus doce discípulos, les dio poder sobre los espíritus inmundos para expulsarlos y, para curar toda enfermedad y toda dolencia. 2 Los nombres de los doce Apóstoles son éstos: primero Simón, llamado Pedro y su hermano Andrés; Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo el publicano, Santiago el de Alfeo y Tadeo; 4 Simón el Cananeo y Judas el Iscariote, el mismo que le entregó. 5 A estos doce envió Jesús, después de darles estas instrucciones: "No tomen camino de gentiles ni entren en ciudad de samaritanos; 6 diríjanse más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel. 7 Vayan proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. 8 Curen enfermos, resuciten muertos, purifiquen leprosos, expulsen demonios. Gratis lo recibieron, denlo gratis. Palabra del Señor.

TODOS: Gloria a ti, Señor Jesús.

ANIMADOR

Hermanos y hermanas que participamos en esta XIII Asamblea Diocesana, una vez que se nos ha proclamado el texto de la Palabra de Dios, ahora volvamos a leer ensilencio lo que nos dice el Señor. Repasemos e interioricemos las partes que este fragmento del Evangelio de Mateo nos indica, centrémonos específicamente en lo que dice el texto. Para ello, les proponemos algunos puntos de reflexión.

SUBSIDIOS TEXTUALES
MISIÓN DE LOS DOCE

  • El texto evangélico de hoy contiene el primer envío misionero de los doce Apóstoles con las consiguientes instrucciones de Jesús para la misión evangelizadora que les confía. Desde esta perspectiva misionera se define la vocación y la identidad de la comunidad eclesial en el mundo actual de los hombres, con la opción preferencial por os alejados, los jóvenes, las familias, los pobres etcétera.
  • Anuncio y signos del Reino. El evangelio que leemos hoy (Mt 9, 36—10,8) inicia el Discurso apostólico de Jesús (Cap. 10), segundo de los cinco grandes discursos del primer evangelio y verdadero esbozo de una primera teología de la misión; como lo desarrollamos a continuación:


    • Urgencia de la misión (9, 36-38). Jesús compadecido de la muchedumbre, expone su preocupación misionera con dos imágenes de los destinatarios de la misión: son ovejas sin pastor y mies que pide cosechadores.
    • Envío de los Doce Apóstoles (10, 1-4), a quienes confiere "autoridad para expulsar espíritus inmundos y curar toda enfermedad y dolencia" Mateo da la lista de los Doce Apóstoles ("enviados" - en griego), coincidiendo con los demás evangelistas en mencionar a Pedro el primero y a Judas Iscariote el último. En el resto de la lista cada evangelio tiene pequeñas variantes de orden, dentro del número fijo de los Doce; todos ellos galileos, excepto Judas Iscariote.
    • Instrucciones de Jesús a los enviados (vv. 5-8) que se prolongan en el resto de Mt 10. El mensaje esencial de los misioneros será la llegada del Reino de Dios; y habrán de unir al anuncio los signos de la presencia del mismo: "Curen enfermos, resuciten muertos, limpien leprosos, arrojen demonios. Gratis han recibido, den gratis" (v. 8).

Hay un punto que llama poderosamente la atención. Es la reserva que Jesús pone al envío: No vayan a tierra de paganos ni entren en las ciudades de Samaría, sino vayan a las ovejas descarriadas de Israel (vv. 5b-6). Limitación acorde sin duda con el campo de acción habitual de Cristo, pero chocante por su exclusivismo. Tal acotación parece responder a una tradición judeocristiana (fuente Q) de los primeros momentos de la Iglesia y, que Mateo incorpora al texto redactado posteriormente. Pasado Pentecostés, la comunidad cristiana se fue abriendo al mundo pagano como vemos en el libro de los Hechos de los Apóstoles. Respondían así a las consignas universales de Jesús antes de su Ascensión.

Pareció normal en un principio que los judíos, herederos de la elección y de las promesas del AT, fueran los primeros en recibir el ofrecimiento de la salvación mesiánica realizada en Cristo. El Evangelio no se tasa ni se vende. Por el envío de los Apóstoles queda patente que la misión es un servicio gratuito. La tarea evangelizadora de la Iglesia, continuación de la misión de Jesús, ha de realizarse en la pobreza, sin intención de lucro ni para provecho propio. Se trata de dar gratis lo que se ha recibido gratuitamente de Dios; consigna misionera de perenne validez.

Así pues, el Evangelio, es decir, la Buena Nueva de la salvación de Dios para el hombre, no se tasa ni se vende. Si no fuera gratuito, lo acapararían los ricos en poder, cultura, influencias, prestigio, dinero y tecnología.

2. MEDITATIO
"LO QUE DIOS ME DICE A MÍ POR SU PALABRA"

El Señor Jesús quien nos ha redimido por su sangre, nos ha dado testimonio de su amor, mediante su sacrificio de entrega, sus enseñanzas, sus actitudes, su actuar a favor de los pobres, necesitados y particularmente a favor de los pecadores. Preguntémonos cada uno de nosotros:

  • ¿Qué me dice este texto?
  • ¿Qué tengo que hacer para poner en práctica las enseñanzas misioneras que el Señor nos propone hoy?

Es el momento de compartir con los hermanos lo que el Señor te dice.

3. ORATIO
"SU PALABRA ME IMPULSA A DIALOGAR CON ÉL"

ANIMADOR

Dios te ha hablado a través de su Palabra. Ahora, es el momento de responder ese mensaje que te ha dado. La mejor forma es platicando con Él de lo que te ha inspirado. Puedes adorarlo y glorificarlo por ser el único Dios verdadero. Puedes darle las gracias y pedirle perdón. Puedes pedirle lo que más necesitas para tener una verdadera conversión. Cierra los ojos y ponte en sintonía con Él. Puedes orar con un salmo, un canto, una alabanza etcétera. En esta ocasión, dado que somos un grupo numeroso, vamos a hacer juntos la siguiente oración responsorial.

ORACIÓN RESPONSORIAL

  1. Tú que eres la Palabra eterna, hecha hombre, conviviendo entre nosotros.

    TODOS: Concédenos, Jesús, vivir según tu Palabra.

  2. Tú que eres la respuesta divina del Padre a todos sus hijos.

    TODOS: Concédenos, Jesús, vivir según tu Palabra.

  3. Tú que en el templo, cuando apenas tenías doce años, enseñaste tu doctrina ante los doctores de la ley.

    TODOS: Concédenos, Jesús, vivir según tu Palabra.

  4. Tú que, viviendo como hijo de Nazaret nos enseñaste a ser obedientes y respetuosos de nuestros padres.

    TODOS: Concédenos, Jesús, vivir según tu Palabra.

  5. Tú que eres el Camino que conduce al Padre, la Verdad que salva y la Vida que sostiene.

    TODOS: Concédenos, Jesús, vivir según tu Palabra.

  6. Tú que te llamaste Maestro y nos dejaste una doctrina.

    TODOS: Concédenos, Jesús, vivir según tu Palabra.

  7. Tú, que con tu vida nos diste ejemplo de fraternidad y de justicia.

    TODOS: Concédenos, Jesús, vivir según tu Palabra.

  8. Tú que nos enseñaste a presentar la otra mejilla a quien nos abofetea y, nos enseñaste a perdonar sin límite y a ponernos al servicio de los demás.

    TODOS: Concédenos, Jesús, vivir según tu Palabra.

  9. Tú que nos diste gran lección del amor hasta dar la vida por los demás.

    TODOS: Concédenos, Jesús, vivir según tu Palabra.

4. CONTEMPLATIO-ACTIO
"COMPRENDO ASÍ, CÓMO DEBO SERVIR A MIS HERMANOS"

ANIMADOR

En silencio guarda esas palabras en tu mente y en tu corazón. Deja que el Señor te siga hablando, pregúntate:

  • ¿Mi vida comunitaria es una expresión del amor de Dios Uno y Trino?
  • ¿Mi relació9n espiritual para con Dios va evolucionando o estoy estancado?
  • ¿Todo mi actuar es una manifestación de discípulo y misionero?

Como consecuencia de la contemplación surge una actitud que nos lleva a traducir todo esto en un compromiso. Puedes preguntarte:

  • ¿A qué me comprometo para agradar al Señor que me ha llamado?

Comparte con los demás tus decisiones. Respóndete a ti mismo. También esta pregunta te puede ayudar: ¿Quién es Dios para mí y cómo repercute en mi vida?

Concluyamos nuestra oración con el siguiente canto y, así, con mucho entusiasmo vayamos a anunciar la Buena Nueva de salvación.

ALMA MISIONERA

Señor, toma mi vida nueva,
antes de que la espera,
desgaste años en mí.

Estoy, dispuesto a lo que quieras
no importa lo que sea
Tú llámame a servir.

Llévame donde los hombres
necesiten tus palabras,
necesiten mis ganas de vivir,
donde falte la esperanza,
donde todo sea triste,
simplemente por no saber de ti.

Te doy mi corazón sincero,
para gritar sin miedo:
¡lo hermoso que es tu amor!

Señor, tengo alma misionera,
condúceme a la tierra
que tenga sed de ti.

Y así, en marcha iré cantando,
por pueblos predicando,
tu grandeza, Señor.

Tendré mis brazos sin cansancio,
tu historia entre mis labios,
tu fuerza en la oración.

 

Banner lila

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal