Cartel de la XIII Asamblea Diocesana - Hacer click para AMPLIFICAR el Cartel
XIII Asamblea Diocesana
Barra café
Barra café

 

 

 

PRESENTACIÓN DEL DOCUMENTO DE TRABAJO


Jesús Lomelí

Vamos a hablar sobre el Documento para la Reflexión y Consulta sobre la Formación de Agentes.

Una consulta sobre la formación de agentes. Ya nos explicó monseñor Márquez que el término agente prácticamente se había reducido al agente laico.

Entre otras cosas, esta XIII Asamblea pretende dar claridad a que el agente evangelizador no es solamente el laico.

¿Por qué una consulta sobre la formación de agentes?

Recordemos que en las Orientaciones Pastorales 2007, nuestro Arzobispo marca como objetivo prioritario el seguimiento de la formación.

Porque la formación de agentes es la columna vertebral del plan pastoral.

Es un tema en que todos estamos involucrados porque se trata de qué Iglesia estamos construyendo para el futuro.

¿Para qué una consulta sobre la formación de agentes?

Para mejorar la formación es indispensable analizar cómo se ha estado realizando.

Para aclarar el itinerario de formación de todos los agentes de pastoral.

Para acordar los criterios de coordinación que permitan criterios y metas comunes.

La consulta partió de la reflexión del Consejo Episcopal.

¿Cómo están funcionando los Cefalaes y qué podemos hacer para mejorarlos?

Son ya 11 años de la OPFALAE.

¿Qué evaluación hacemos?

¿Cómo solucionar el vínculo entre la formación básica y específica?

¿Sólo necesita atención la formación de los laicos?

¿Qué buscó lograr la consulta?

Una mayor conciencia de la importancia que tiene la formación y la corresponsabilidad de todos.

Acordar las etapas del proyecto de formación de agentes que necesita nuestra Arquidiócesis, uniendo fuerzas para su realización.

Sin perder de vista el largo plazo, proponer los objetivos prioritarios de corto plazo.

¿A quiénes se consultó?

A los agentes de pastoral de las Vicarías: laicos, religiosos, religiosas, presbíteros y diáconos.

Encargados de formación en las Vicarías y Coordinadores de Cefalaes.

Delegados de pastoral y Decanos.

Instancias y Comisiones Diocesanas.

Alumnos y Egresados de Cefalaes.

Miembros de los Equipos Misioneros.

Institutos de formación y Seminario.

Jesús Lomelí


Lucía Guaida

Bien, ahora vamos a ver cuáles son los contenidos d|e este instrumento de reflexión y consulta, que son muy interesantes. Se trata de una presentación sintética de estos contenidos.

Todos los bautizados estamos llamados a desarrollar nuestra vocación de discípulos y apóstoles de Jesucristo.

Es vocación a la santidad que se realiza siguiendo los pasos de Jesús.

Así, el objetivo es formar discípulos y misioneros de Jesucristo.

Es necesario abordar la formación de todos los agentes.

Es prioritaria la formación de agentes laicos. Sin su participación activa y peculiar sería imposible la evangelización de los ambientes seculares de la urbe.

Los laicos son prioridad, pero también los Ministros Ordenados.

La formación permanente del Clero.

Y la formación de los seminaristas es estratégica porque en gran medida determina el tipo de pastoral que se realiza.

Los Laicos y los Ministros Ordenados necesitan del testimonio evangélico de los Religiosos y Religiosas.

En el proyecto de formación deben ser tomados en cuenta, para que se sientan integrados a la pastoral de conjunto y sean siempre parte viva de esta Iglesia local.

Entonces, el núcleo de la formación es el encuentro personal con Jesucristo. La comunidad debe ser capaz de acompañar a cada bautizado a madurar como discípulo y apóstol del Señor , y a ayudarlo a insertarse como miembro vivo de la Iglesia.

Es necesario que La formación tenga una relación directa con el plan pastoral diocesano, es decir, que su objetivo sea concretizar la Misión Permanente en la Ciudad de México.

Hemos reflexionado sobre: Las etapas de formación: Inicial, básica, específica y permanente, con la intención de aclarar su sentido, su vinculación y continuidad, su contenido integral y sus posibles modalidades.

Y, finalmente, hemos relacionado a la formación con la planeación para que precisemos los pasos de trabajo a corto, mediano y largo plazo, es decir, en la formación, definir qué queremos, quiénes, cómo y cuándo lo harán.

Con el resultado de la consulta, se ha elaborado un documento de trabajo para la Asamblea Diocesana. Se les va a entregar dentro de unos momentos.

El documento ordena los aportes por tipo de agente: Laico, Ministro Ordenado y Religiosas y, cada apartado en: Hechos, Criterios de iluminación, Líneas de acción y Ordenamientos. Todo referido a la formación

Utilizando este instrumento, estamos invitando a valorar, clarificar y completar lo que se ha recibido en la consulta.

Finalmente, estamos reunidos como Iglesia en el nombre de Jesús. Tengamos confianza en que el Espíritu nos iluminará para bien de nuestra Arquidiócesis.

Les deseamos muy buen trabajo.

Gracias

Lucía Guaida


Presentación del Documento de Trabajo en Power Point


 

Banner lila

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal