Cartel de la XIII Asamblea Diocesana - Hacer click para AMPLIFICAR el Cartel
XIII Asamblea Diocesana
Barra café
Barra café

 

 

 

PROPUESTAS PARA INTEGRACIÓN
DEL EQUIPO ELABORADOR DE SUBSIDIOS


Pbro. Eduardo Mercado Guzmán

Esta propuesta, como es lógico, surge de la anterior, porque si estamos buscando la unificación de los criterios de formación de los distintos agentes de evangelización de la Arquidiócesis de México, para servir a la Arquidiócesis de México, la gran pregunta es con qué o los “cómos”.

Ante esto, surge la necesidad de integrar un equipo que pueda ayudar en la elaboración de los subsidios. Ustedes se darán cuenta, lo anoto en uno de los puntos, la realidad es que se han dado subsidios a cuentagotas, esa expresión se usa.

De repente como que nos ponemos a trabajar en la Vicaría de Pastoral, le echamos ganas y sacamos un subsidio, y bueno, después viene el relajamiento y vienen otras cosas que hay que sacar y, después otra vez la urgencia.

Entonces, no ha habido un equipo que dé seguimiento a la revisión, a la elaboración, a la corrección de materiales o subsidios que pudieran favorecer esa formación.

Por supuesto que aquí nos referimos a materiales o subsidios de manera específica o particular hacia los laicos.

Perdón, me alargué en la introducción, veamos la diapositiva anterior (Power Point), solamente recordar lo que decía el padre Jorge, que desde el II Sínodo, la Vicaría de Pastoral asumió este compromiso de ofrecer criterios y líneas de acción que llevaran a la acción, precisamente de cubrir la formación de los Agentes Laicos.

Así surgió y, por eso es que hay esta idea, que cuando se habla de formación de agentes, inmediatamente o de manera especial pensamos en los laicos, aunque con la propuesta que acaba de hacer el padre Jorge, el equipo se ha abocado no sólo a mirar la realidad de la formación o necesidad de la formación de los laicos, sino de todos los agentes ordenados y religiosos.

Esto lo asumió la Vicaría de Pastoral a partir del Sínodo y luego las orientaciones que presentó el Sr. Arzobispo, en mayo de 1996, ahí se dieron las grandes líneas de lo que iba a ser la formación de los laicos.

Solamente para recordar, ahí ponía como un criterio para la formación de los laicos precisamente unidad de los Criterios para los distintos Centros de Formación.

Luego habló de la formación para Campos Pastorales Específicos o particulares, después habló de la formación como una Fundamentación Teológica-Pastoral ofrecida por el Sínodo y finalmente dirigía una palabra a todos los principales responsables de la Formación.

De esta orientación del Sr. Cardenal de mayo de 1996, como lo recordaba ya el padre Jorge, vino la creación de los Centros de Formación de Agentes Laicos para Acciones Específicas y esto se operativizó, o sea, se crearon centros en algunos decanatos, en algunas vicarías, inclusive se constituyó una comisión que coordinara la comisión de los CEFALAE’s, así llamados.

Después se elaboró, inclusive existe un programa general con los grandes temas para cubrir la formación Básica de los Centros de Formación para Agentes laicos; existe este esquema que hasta se distribuyó, se entregó para que se conociera y de aquí vuelve a surgir la necesidad de contar con material.

Cada centro buscó lo que se iba encontrando en el camino, lo que de repente se proponía y creo que desde allí vamos descubriendo la necesidad de esta propuesta, de un equipo que se dedique precisamente a elaborar los materiales adecuados; porque si hablamos de la necesidad de unidad de criterios, para empezar, había un programa, un esquema de formación, pero los subsidios eran varios, diversos y no siempre respondían al objetivo.

De ahí, entonces, este esfuerzo de contar con subsidios de alguna forma lo asumió la Comisión para la Coordinación de los CEFALAE’s. Quiero decir que así empezó la propuesta la Vicaría de Pastoral, asumió el compromiso de ir dando los criterios, los programas y los materiales, después la Arquidiócesis se fue estructurando, la Vicaría de Pastoral queda subdividida: Vicaría de Agentes y Vicaría de Áreas; después la Vicaría de Áreas dice que le compete a la de Agentes, que es muy lógico y de hecho en la propuesta de la coordinación tendría que estar orientada desde la Vicaría de Agentes, de alguna forma es parte de su tarea, así se va descubriendo.

Bueno, la Vicaría de Pastoral se había comprometido mucho con la formación y de hecho retoma ese programa que se había elaborado por el año de 1998, retoma esta propuesta y se inicia un trabajo de elaborar esos materiales, con una visión más amplia, ya no solamente se pensó en estos materiales para los CEFALAE’s.

Como que el CEFALAE había encajonado el tema de la formación de Laicos y, como que queríamos que todos entraran por “CEFALAE” como si fuera el noviciado, como si fuera el único camino como en algunos movimientos. Empezó a surgir alguna dificultad y lo digo porque yo la vivo de una manera muy directa, en muchos lugares al catequista no le reconocen el proceso de formación que propone la Comisión de Catequesis, porque dicen que tiene que ser por el CEFALAE.

Me parece muy interesante la propuesta de la Vicaría de Pastoral, de elaborar esos materiales, estos subsidios que ya se habían programado desde antes, con una nueva visión y de hecho, algunos de ustedes recordarán, los que vinieron a la asamblea pasada, se presentaron ya tres de estos subsidios con el tema: “Formación Básica para Agentes de Pastoral”, no se quiso especificar que solamente era para CEFALAE’s, precisamente por esa dificultad que encontrábamos. Esto fue lo que se hizo en coedición con la editorial PPC.

Como se darán cuenta, después de esos tres, que fue hace un año, están en el proyecto, en el programa, en revisión, en lo que ustedes quieran, están otros tres, otros más, por supuesto, pero que no hay quién les dé seguimiento, quién se dedique a este ministerio.

De ahí entonces, las Orientaciones Pastorales del Sr. Cardenal del 2007 han venido a Reavivar el tema de la Formación y, consta por esta misma asamblea, planteando nuevos retos, entre ellos no sólo está la necesidad de alcanzar la Coordinación, por eso creo que la primera propuesta y esta propuesta están estrechamente unidas o ligadas, entonces también no sólo está la necesidad de la coordinación, sino que también surge la necesidad de decir: ¿con qué?

Nuevamente surge la pregunta con qué, si no contamos con los materiales que puedan ayudar a cubrir esta formación en los distintos centros que se vayan creando, entonces de ahí que los subsidios, desde nuestra perspectiva del trabajo que se ha venido realizando en este caminar del equipo que se ha conformado para el tema de la coordinación de la formación, bueno, pues también la necesidad de los subsidios, ¿cierto?

La necesidad es que se elaboren, se revisen, que se actualicen, porque ya tenemos algunos materiales; que se estructure, porque existen varios materiales, pero se podrían muy bien estructurar y también para que este mismo grupo pueda favorecer la creación de los subsidios que den la formación específica.

Creo que la mayoría estamos de acuerdo en que los CEFALAE’s se han quedado en la formación básica y como que no hemos podido dar el salto a la formación específica, pero se necesita este equipo que facilite la posibilidad de contar ya con materiales muy concretos, que ayuden a identificar los diferentes niveles de formación que el padre Juan Carlos nos presentaba.

En concreto, pedimos a esta Asamblea que ofrezca aportes en torno a proponer personas, bueno, una primera propuesta, una primera solicitud o petición es que ustedes pudieran decirnos quiénes pueden formar este equipo.

Por supuesto, creo que quienes hacemos la propuesta somos muy conscientes de que obviamente una gran dificultad está no solamente en los recursos humanos, sino en los recursos económicos. No solamente podemos pensar en los recursos humanos, sino también en la necesidad de los recursos económicos, pero creo que van unidos.

Entonces, personas que puedan  ayudar a cubrir el Perfil de Agente de Pastoral, para la Arquidiócesis de México. Como se dan cuenta, este es el objetivo de nuestra asamblea, hablar de la formación de agentes de pastoral para la Arquidiócesis de México, si ustedes quieren, para la misión permanente. Podrá haber personas muy bien preparadas que vengan de fuera, pero no están contextualizadas, como hoy se dice, inculturizados se decía antes. Entonces, podrán tener mucha riqueza de formación y de preparación, pero si no están contextualizados en el ambiente de la Arquidiócesislas, podrán ayudar, pero no es lo que estamos buscando.

Esas personas deberán tener la capacidad en la elaboración de materiales desde el punto de vista doctrinal y pedagógico, en el seminario, decíamos de algunos de nuestros profesores: éste sabe mucho, pero no sabe enseñar, se hacía “bolas”, bueno, eso mismo me puede estar pasando ahorita mismo, si no queda claro el mensaje... por ahí va la cosa.

Entonces, se necesita la capacitación doctrinal, pedagógica así como en la formación humana. Hoy se insiste mucho en que la formación no puede ser solamente doctrinal y mirar hacia el aspecto de la fe, sino también al aspecto humano.

Personas con experiencia, al mismo tiempo que conozcan el trabajo pastoral que esta Arquidiócesis ha seguido desde el II Sínodo Diocesano. Como ven, estamos un poco exigentes, pero si realmente queremos que esto dé resultado, se requiere lo que mencionamos.

Esperamos también propuestas en cuanto a cuáles han de ser los “Criterios” de acción que rijan a este equipo, así como algunos “cómos”. Si ustedes pudieran ayudar a decir los “cómos”, creo que se podría poner prontamente en operación este equipo, que como vemos, es muy necesario, porque podemos tener los criterios, algunos cuerdos, pero si no tenemos con qué, entonces como que las cosas siguen quedando no del todo claras.

Esa es la propuesta. Gracias.

Pbro. Eduardo Mercado Guzmán

Versión estenográfica


Propuestas para integración de equipo elaborador de subsidios en Power Point


 

Banner lila

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal