Barra clara
Banner lila
Barra roja

 

 

 

 

 


PROYECCIÓN PASTORAL


A mí me toca hablar de la proyección. Por lo que he escuchado, me limitaría a hablarles en un primer momento de los méritos como parte de la proyección, que realmente no tienen mucho, creo que los medios son unas de las características que ha tenido esta asamblea, podríamos decir no solamente hemos hablado de los remedios, sino también hemos querido dar un poco de los trapitos, es una de las buenas características que ha tenido esta asamblea.

En esta línea, para hablarles de la proyección, yo quiero recordarles lo necesario, no tiene que ser repetitivo para muchos, para otros sí, pero ni modo, porque muchos me han preguntado: oye, ¿esas conclusiones nos las van a dar?, oye, ¿las van a imprimir?, oye, ¿por qué no nos dan los resultados?

Les recuerdo que hay una página de la Vicaría de Pastoral, en la que están las memorias, yo diría, completas. Ciertamente están desde la VII Asamblea Diocesana hasta la XIII, la que pasó, ahí están todos los contenidos muy bien sistematizados.

Generalmente las palabras que nos da el señor Cardenal, que no se las entregamos por anticipado, porque están en versión estenográfica, se graba y después se transcribe, todo ese material está en esa página, además les han repartido un volante en donde está indicado lo que hay, porque además están todos los documentos, por favor utilicémosla, con todo lo que puede tener, porque además de que está en la página web, existen unos discos (CD), conteniendo las memorias.

Además, para esta próxima asamblea, veo que están bastante bien estructuradas las conclusiones, nos va a ser fácil ponerlas en la página, yo creo que en unos quince días podrán verlas y tendrán el disco en donde podrán consultarlas.

Por eso es que nos interesa, igualmente, tener los correos de ustedes, aquellos que quieren estar en contacto con nosotros y que deseen recibir este material, se les avisará que ya están en la página o ya está el disco con las memorias de la asamblea.

En esta ocasión queremos hacer otro pequeño esfuerzo, que haya un subsidio más manejable, más breve, porque al acudir a la página, hay que recorrer todas las conferencias, que puede ser un poco más de trabajo, pues para abreviar eso, para facilitar y para que se pueda ver esto aún a nivel parroquial, vamos a darles un subsidio que sea como la síntesis, muy manejable e impreso, que se pueda multicopiar.

Y lo más importante, todo estos elementos que, lo decíamos desde el principio, nuestra asamblea no es de tres días, empieza mucho antes y se debe proyectar todo lo que sea ejecutable para crear el clima que a nosotros nos toca, porque es nuestra vida, porque es nuestra formación y la de nuestros hermanos y, por lo mismo, encaminar todo esto hacia una renovación pastoral.

Y como un tercer instrumento, precisamente estoy hablando de los medios, hacia los orientaciones del señor Cardenal y, esto que acabo de decir, lo decimos con mucha confianza, porque sabemos que lo que hemos dicho aquí él lo tomará en cuenta y ya como algo formal que vendrá en esas orientaciones que se nos darán y que las tendremos como siempre, el día de la peregrinación.

Eso sería en cuanto a proyección. Si hemos hablado de formación de agentes, hay que tener en cuenta cuál es toda la proyección de esta formación de agentes y esto nos habla directamente de los ministerios laicales, como algo en lo que culmina. Se puede hablar de culminación, porque es un servicio más comprometido, más estructurado. Tenemos que ahondar más en todo el significado y sobre todo, porque han dicho aquí que esta asamblea ha superado con mucho este espíritu un tanto intraeclesial.

Esto es precisamente como una expresión de nuestro compromiso misionero y no solamente quedarnos en la vida de nuestras comunidades, sino cómo hacer efectivamente nuestra Iglesia Arquidiocesana, nuestras comunidades que estén presentes en el mundo, en los ambientes culturales que están pidiendo una respuesta.

Que esto no sea un compromiso un tanto eventual, sino como algo más estructurado como todo un ministerio.

Bien, esta exigencia que creo no queremos tomar todos, con toda la seriedad que esto requiere, la evaluación. Evaluación que exige toda etapa de un proceso, una evaluación hace reafirmar lo que tenemos, que nos hace corregir, que nos hace ver hacia el futuro de forma estructural.

Esto lo tenemos que hacer en diversas instancias, porque todos somos agentes, todos tenemos un compromiso como agentes. Entonces, es indispensable la evaluación para que nos ayude a caminar, nos ayude siempre desde este tema, la formación de agentes. Esto constituye la columna vertebral de nuestro proceso pastoral, la formación permanente.

Muchas gracias.

Mons. Alberto Márquez Aquino
Versión estenográfica


Ver Proyección Pastoral de la Asamblea en PowerPoint