Un Rostro Joven
para renovar la Misión Permanente
Al Encuentro de las Nuevas Generaciones

PRINCIPAL
CONTENIDO
PREASAMBLEA
ASAMBLEA
VOZ PASTOR
MAPA SITIO


   Google
VicarÍa de       Pastoral

ORACIÓN FINAL - JUEVES


Jueves 21 de noviembre

Oración conclusiva

Canto de entrada:a

Hoy Señor te damos gracias
Hoy Señor, te damos gracias,
por la vida, la tierra y el sol.
Hoy Señor, queremos cantar
las grandezas de tu amor.

Gracias Padre, mi vida es tu vida;
tus manos amasan mi barro,
mi alma es tu aliento divino,
tu sonrisa en mis ojos está.

Invocación inicial (de pie)
V. Dios mío, ven en mi auxilio
R. Señor, date prisa en socorrerme.

HIMNO 
Se recita a 2 coros.
Coro 1:
Cuando la luz se hace vaga
y está cayendo la tarde,
venimos a ti, Señor,
para cantar tus bondades.

Coro 2:
Los pájaros se despiden
piadosamente en los árboles,
y buscan calor de nido
y blandura de plumajes.

Coro 1:
Así vuelven fatigados
los hombres a sus hogares,
cargando sus ilusiones
o escondiendo sus maldades.

Coro 2:
Quieren olvidar la máquina,
olvidar sus vanidades;
descansar de tanto ruido
y morir a sus pesares.
Coro 1:
Ya todo pide silencio,
se anuncia la noche amable:
convierte, Padre, sus penas
en abundancia de panes.

Coro 2:
Alivie tu mano pródiga,
tu mano buena de Padre,
el cansancio de sus cuerpos,
sus codicias y sus males. Amén.

Evangelio
V. El Señor esté con ustedes.
R. Y con tu espíritu.
V. Del santo Evangelio según san Mateo
12.46-50
R. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús estaba hablando a la muchedumbre, cuando su madre y sus parientes se acercaron y trataban de hablar con él. Alguien le dijo entonces a Jesús: “Oye, ahí fuera están tu madre y tus hermanos, y quieren hablar contigo”.

Pero él respondió al que se lo decía: “¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?” Y señalando con la mano a sus discípulos, dijo: “Estos son mi madre y mis hermanos. Pues todo el que cumple la voluntad de mi Padre, que está en los cielos, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre”.
Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

Sentados
Preguntas para la reflexión (en silencio meditativo)

  1. ¿Qué hace falta para que nuestra misión sea el cumplimiento de la voluntad del Padre?; ¿qué debemos cambiar en nuestra mente y corazón para ser verdaderamente los hermanos de Jesús?
  2. Desde de los trabajos de evaluación que se nos han presentado, ¿en qué aspectos de la misión hemos perseverado como arquidiócesis? ¿en qué nos hemos esforzado?
  3. ¿En cuales aspectos de la misión hace falta proyectar aquél primer amor de la conversión inicial? ¿En qué actitudes personales debe notarse?

Canto de reflexión

Niña
Niña que nació limpia de pecado.
Niña que no murió, sino fue llevada hacia Dios.
En ti, niña hermosa, el Verbo se encarnó.
Dejas de ser niña y eres madre de Dios.
Madre de Jesús, que vino a salvarnos,
gracias doy a ti, por habernos dado a nuestra luz.
Hoy te canto María, porque eres mi madre,
y me cuidas y me amas; conmigo siempre estás.
Enséñame señora, a orar y a ser humilde,
a ser más servicial, y a darme a los demás.

PRECES
V. Invoquemos a Dios, nuestro refugio y nuestra fortaleza, y digámosle:
R. Escucha, Señor, nuestra Oración.
- Dios de amor que has hecho alianza con tu pueblo, haz que recordemos siempre tus maravillas. R.
- Que los sacerdotes, Señor, crezcan en la caridad y que los fieles vivan en la unidad del Espíritu y en el vínculo de la paz. R.
- Que el mundo prospere y avance según tus designios y que los que lo construyen no trabajen en vano. R.
- Envía, Señor, operarios a tu mies para que tu nombre sea conocido en el mundo. R.
- A nuestros familiares y bienhechores difuntos dales un lugar entre los santos y haz que nosotros un día nos encontremos con ellos en tu reino. R.
V. Ya que por Jesucristo hemos llegado a ser hijos de Dios, nos atrevemos a decir: Padrenuestro

Oración conclusiva
V. Señor, Dios nuestro, al celebrar esta festividad de la Santísima Virgen María, te pedimos, por su intercesión, nos concedas también a nosotros participar de la plenitud de tu gracia. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.
R. Amén.
V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal,
y nos lleve a la vida eterna.
R. Amén.


Canto de Salida

Alma misionera
Señor toma mi vida nueva
antes de que la espera,
desgaste años en mí.
Estoy dispuesto a lo que quieras,
no importa lo que sea,
tu llámame a servir.

Llévame donde los hombres
necesiten tus palabras,
necesiten mis ganas de vivir.
Donde falte la esperanza,
donde todo sea triste,
simplemente por no saber de ti.

Te doy mi corazón sincero,
para gritar sin miedo
lo hermoso que es tu amor.
Señor, tengo alma misionera,
condúceme a la tierra
que tenga sed de ti.

Llévame donde los hombres…