Frajna amarilla
Línea café
Franja Naranja

 

 

 

 

 




TRABAJO EN GRUPOS — SOBRE ÁMBITOS


GRUPOS VICARÍA

A partir de los resultados de la síntesis conclusiva del documento de trabajo y lo reflexionado en la asamblea.

¿Qué acciones concretas propones para que la Vicaría impulse la organización de la formación de agentes y le dé seguimiento?

Ministros ordenados:

  • Facilitar el acceso a la formación, dándola gratuitamente, buscando financiamiento.
  • Impulsar desde la vicaría la formación de los sacerdotes en general y por generaciones.

Laicos y Laicas:

  • Buscar la profesionalización de los laicos y darles una remuneración económica.

Religiosas y Religiosos:

  • Integrarse al plan arquidiocesano desde sus carismas.
  • Que la Arquidiócesis tenga un mayor y mejor conocimiento de los carismas y de la forma como los están implementando.

  • Que todos los agentes de pastoral vivan la formación Inicial de un retiro kerigmático, para que se siga el proceso evangelizador, para que todos participen en la planeación pastoral de la vicaría; el consejo de pastoral es clave para vivir la espiritualidad, obteniendo como frutos la unificación de criterios para proyectar la  pastoral de conjunto.
  • Que los encargados del clero formen un equipo que acompañe y aconseje en todas sus necesidades a los mismos y participen en el Consejo de Gobierno.
  • La formación en las dimensiones personal, grupal y comunitaria parta de un tronco común con los objetivos específicos tanto sacerdotales, como laicales (familia, alejados, pobres y jóvenes).
  • No se puede hablar de los agentes por separado, porque esta instancia es la integradora, estratégica y generadora de la infraestructura necesaria para realizar el plan.
  • Generar la conciencia de que todos los miembros somos discípulos misioneros.
  • Que se tengan CAFAP’s vicariales que aterricen la práctica concreta.
  • Que se cuente con especialistas (por ejemplo pedagogos) que tengan la formación y la información adecuada para llevar un camino seguro, se requiere sean de tiempo completo.
  • Que en el consejo vicarial se den a conocer los proyectos diocesanos y vicariales y se difundan a los consejos parroquiales.
  • Que los encargados del clero participen en el consejo de gobierno de las vicarías.
    Las líneas de acción deben agruparse en tres: acciones de planeación, organización y articulación, teniendo claras las necesidades de planeación para la formación de agentes, las cuales irán de acuerdo con las conclusiones de las Asambleas Diocesanas y orientaciones pastorales. Vincular la formación que ofrecen las instancias vicariales, diocesanas y aprovechar los subsidios y materiales con que se cuente.
  • Difundir en todos los niveles, las conclusiones de la Asamblea Diocesana.
  • Promover y reactivar los equipos misioneros vicariales y decanales, para que animen la formación de agentes en sus ámbitos pastorales.
  • Promover la creación de pequeñas comunidades como el lugar natural para la formación inicial y básica de los agentes.
  • Instaurar equipos de formación interdisciplinarios en las vicarias, integrados por sacerdotes, laicos y religiosos, que puedan dar seguimiento a las iniciativas de formación de las distintas instancias y ayuden a evaluar los avances de la formación de agentes.

GRUPOS DECANATO

A partir de los resultados de la síntesis conclusiva del documento de trabajo y lo reflexionado en la asamblea.

¿Qué acciones concretas propones para que el Decanato coordina y anime la formación de agentes y le dé seguimiento?

Acciones concretas:

  • Organizar y estructurar el CEFALAE, potenciarlo donde lo hay.
  • Organizar y estructurar la formación en el decanato.
  • El decano, con su consejo pastoral decanal, inicie un proceso de planeación que parta de un conocimiento de las realidades, si es necesario con asesoría de expertos en el tema, que promueva la pastoral de conjunto.
  • Que el decano promueva la unidad entre sacerdotes y laicos y esto favorezca los procesos de formación.
  • Contar con planes pastorales para la formación de agentes, darlos a conocer y evaluarlos.
  • La formación debe ser misionera, antes que específica.
  • Promover retiros y encuentros donde se compartan las experiencias para conocer nuestro proceso y avanzar.
  • Dar seguimiento a las asambleas decanales y parroquiales y verificar que en cada parroquia se tenga un plan de trabajo y éste se lleve a cabo.
  • Que en cada decanato se forme un equipo promotor, coordinador y animador de la formación básica e inicial y que le dé seguimiento y acompañamiento a los agentes, que sea un impulso para la formación; que esté integrado por profesionistas, para aprovechar su experiencia en favor de la acción pastoral.
  • Que el CEFALAE no sea la única instancia de formación.
  • Definir qué tipo de formación corresponde (básica, inicial) y en qué instancia (parroquia, decanato, vicaría, CEFALAE, etc.) y definir criterios para dar seguimiento.
  • Atender a los grupos y movimientos, respetando su carisma e involucrándolos en la pastoral de conjunto.

GRUPOS PARROQUIA

A partir de los resultados de la síntesis conclusiva del documento de trabajo y lo reflexionado en la asamblea.

¿Qué acciones concretas propones para que la Parroquia asuma la Formación Inicial? Señalar al menos tres acciones concretas, describiéndolas.

Acciones concretas:

  • Dar a conocer el proceso de formación, con sus etapas.
  • Crear instancias que ofrezcan la formación inicial a través de cursos, retiros, etc.
  • Aprovechar los recursos y materiales que ofrecen por ejemplo los de SINE.
  • Unificar la formación en los grupos parroquiales.
  • Convocar y/o integrar a los consejos pastorales parroquiales.
  • Promover la cultura de la planeación.
  • Promover la corresponsabilidad del párroco y la comunidad.
  • Promover el retiro kerigmático.
  • Identificar el nivel de formación de los agentes, a través de una evaluación.
  • Aprovechar la piedad popular para proporcionar formación inicial.
  • Aprovechar los carismas de los grupos existentes en la parroquia.

GRUPOS CAMPO LABORAL

  1. Describir algunas exigencias básicas para la formación de los agentes que trabajen en esta pastoral específica.
  2. Proponer algunas acciones concretas para evangelizar este ámbito. Describirlas brevemente y señalar cómo favorecer la puesta en práctica y su seguimiento.

Acciones concretas:

  • Crear redes de profesionistas católicos y formarlos como agentes.
  • Que el consejo parroquial esté integrado por agentes de diversos ambientes profesionales. Convocarles como asesores.
  • Recuperar en la parroquia un espacio para el trabajo de laicos, como servicio a la comunidad.
  • No descuidar la espiritualidad. Desarrollar un programa de seguimiento y crecimiento espiritual de los agentes. Un proceso de conversión continua.
    Abrir espacios de silencio para que el laico se encuentre con Cristo, ejercicios espirituales en silencio.
  • No puede haber acción misionera sin una espiritualidad fundamentada en el encuentro personal con Cristo.
  • Trabajar la formación para la oración-misión desde la familia.
  • Iniciar todas las actividades con la oración. Orar constantemente. Ofrecimiento de obras al inicio del día. Dar un sentido sobrenatural a todas nuestras acciones.
  • Los expertos a imitar son los santos. Lo que ellos nos enseñan es no perder la presencia de Dios.
  • Templo: espacio de oración contemplativa.
  • Aprender de los santos: rosarios, jaculatorias… pequeñas brazadas que van al cielo.
  • La Iglesia es pionera en temas empresariales.
  • Dar a conocer la DSI.
  • Dar a conocer y alertar contra las corrientes gnósticas.
  • Rescatar el verdadero significado del éxito y del sentido de la vida.
  • Insertar en la vida cristiana a las empresas cristianas.
  • Fomentar la oración: angelus, ejercicios espirituales…
  • Las personas necesitan de Dios.
  • Enseñar a unir fe y negocio: rectitud.
  • Conocer el ámbito laboral, según sus diferentes sectores, para trabajar en la formación de agentes.
  • Saber qué agentes ya están trabajando en esta pastoral.
  • Se requiere ser especialista dentro del campo laboral.
  • Conocer la DSI para dar la respuesta adecuada al campo laboral.
  • Establecer mecanismos para acompañar a los agentes.
  • Sensibilizar a las vicarías y establecer un equipo interdisciplinario para abordar la realidad del campo laboral.
  • Hacer un inventario para saber qué cristianos ya están en ese campo y poderlos acompañar.
  • Proponer a los párrocos que cumplan con todas sus obligaciones como patrones y ofrecerles ayuda para hacerlo bien.
  • Es necesario acompañar a los sacerdotes para que puedan responder a las exigencias de evangelización en este campo.
  • Renovar estructuras eclesiales para que permitan dar respuestas a este campo.
  • Se requiere un diagnóstico a nivel diocesano, para establecer prioridades.
  • Convocar a los agentes que ya están trabajando en ese campo, para capacitarlos y hacerlos multiplicadores.
  • Precisar qué significa evangelizar el mundo laboral.
  • Tener presencia significativa como Iglesia en los momentos conflictivos en el campo laboral.
  • Contar con un observatorio laboral, para poder dar testimonio ante las situaciones conflictiva, con pronunciamientos institucionales.

GRUPOS VIDA Y FAMILIA

  1. Expresar algunas exigencias básicas para la formación de los agentes que trabajen en esta pastoral específica.
  2. Proponer algunas acciones concretas para evangelizar este ámbito. Describirlas brevemente y señalar cómo favorecer la propuesta en práctica y su seguimiento.

Exigencias básicas para la formación:

  • Que los agentes reciban una preparación adecuada.
  • Que tengan todos un tronco común.
  • Acciones a través de un análisis de la realidad.
  • Que el agente de pastoral familiar involucre a toda la familia.
    De preferencia se participe en parejas
  • Que exista un amor apasionado, una convicción por la pastoral familiar.
  • Que no se dé por hecho la formación inicial y básica.
  • Que se conozca y valore el fundamento de la familia: el matrimonio.
  • Que se tome como un ministerio, con un programa integral, tiempo de preparación y de evaluación.
  • Que se tenga continuidad y perseverancia.
  • Que se profesionalice.
  • Que abarque todas las realidades de la familia: familias irregulares.
  • Que se tenga capacidad de crear vínculos con las asociaciones especializadas.
  • Que se prepare para ser padres.
  • Que se actualice en temas sobre sexualidad.
  • Que se conozcan y aprovechen los programas específicos para cada tipo de familia o crear nuevos.
  • Que los agentes reciban formación permanente sobre temas específicos para familias disfuncionales, teniendo una mentalidad de apertura.
  • Tener muy claro el concepto del sacramento del matrimonio y la conciencia de la formación de una familia.

Acciones concretas:

  • Que la participación del laico venga precedida de su encuentro con Cristo y su formación inicial.
  • Que reciba una formación específica.
  • Conocer lo que la Iglesia dice respecto a los temas de sexualidad, bioética, aborto…
  • Que los equipos pastorales estén involucrados en la pastoral familiar.
  • Que haya cierta prioridad.
  • Recuperar lo positivo de lo que se ha hecho y añadir las nuevas experiencias.
  • Apoyar con subsidios que ayuden a papás y/o tutores para educar en la fe.
  • Formar sobre todo la conciencia.
  • Tomar en cuenta todos los recursos con que se cuenta, tanto económicos como humanos.
  • Que haya un programa formativo para la familia que abarque todas sus etapas, con programas específicos, para los diferentes miembros de la familia: niños, jóvenes, padres y abuelos, que contemple:
      • Escucha y participación de todos los involucrados, para que todos sientan como propios los resultados.
      • Todas las etapas de la familia.
      • Los tipos diferentes de familias existentes, con sus realidades y necesidades.
      • Revaloración de los fundamentos de la vida y la familia.
      • Proceso misionero permanente.
      • Diferentes opciones para la obtención de recursos para apoyar las iniciativas.
      • Que sea incluyente e involucre a todas las pastorales.
  • Que el trabajo sea conjunto: vicaría, decanato y parroquia, valorando el acompañamiento del sacerdote.
  • Que los programas creados tengan características accesibles, atractivas y operativas de acuerdo a las realidades de cada familia.
  • Trabajar los valores humanos.
  • Que se promuevan y difundan las diferentes actividades de cada parroquia para enriquecernos.
  • Facilitar encuentros.

GRUPOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

  1. Expresar algunas exigencias fundamentales para la formación de los agentes que trabajen en esta pastoral específica.
  2. Proponer algunas acciones concretas para evangelizar este ámbito. Describirlas brevemente y señalar cómo favorecer la puesta en práctica y su seguimiento.

Acciones concretas:

  • No se sabe si hay alguna orientación diocesana para este campo; aunque el Vaticano sí las ha hecho.
  • Los paulinos ya tienen una licenciatura en medios de comunicación.
  • En la Arquidiócesis hay instrumentos y documentos de comunicación social “desde la fe”.
  • En América Latina existe la RIIAL.
  • No hay un departamento sistematizado y organizado de comunicación social.
  • Las redes sociales ya pueden ser un medio para compartir información, pero no todos le entran.
  • Hace falta un lugar para dar a conocer lo que realmente hace la Iglesia.
  • Faltan agentes específicos.
  • La red y la Internet ayudan a propagar la información.
  • La información no está depurada y no ayuda a orientar, no hay estructura.
  • Hay que trabajar en la elaboración de estrategias para organizar la información. Hay que ubicar a figuras públicas que realmente valgan la pena, hay que darlos a conocer para que tengan posicionamiento.
  • Se pueden utilizar los medios que se tengan a la mano.
  • Mapas narrativos: explicar fundamentos esenciales (en pocas palabras y fáciles de entender para cualquiera).
  • Los medios deben ayudar para conocer la terminología, porque quizá todos entendamos cosas diferentes con conceptos básicos.
  • Se propone desarrollar un manual de pedagogía de la virgen de Guadalupe.
  • Crear un manual de procedimientos que contenga información básica, tanto de la doctrina como de la terminología.
  • En realidad no existe una pastoral dedicada a la comunicación, se requiere que se cree y que de verdad sea funcional.
  • La Iglesia debe estar viva en los canales de televisión, no sólo en horarios que nadie ve.
  • Se debe hacer notar el valor que tiene la Iglesia.
  • La Iglesia es noticia, no sólo escándalos.
  • No hay quién pueda dar réplica, si se ataca a la Iglesia nadie da la cara.
  • Falta difundir lo bueno.
  • La Iglesia no ha reconocido el potencial que tienen los medios de comunicación.
  • Romper las estructuras que hay con respecto a lo que ya se tiene. No más programas aburridos.
  • Hacer uso de la realidad, lo que está de moda, a nuestro favor.
  • Debemos dejar de ser foco de notas amarillistas.
  • Hacer una reforma de imagen, que la Iglesia se abra a nuevas propuestas.
  • Presionar para que de verdad se puedan abrir estos espacios.
  • Buscar invertir tanto a nivel eclesial como laical.
  • Hacer cadenas de mensajes evangelizadores por email.

GRUPOS UNIVERSIDADES Y SISTEMA EDUCATIVO

  1. Expresar algunas exigencias fundamentales para la formación de los agentes que trabajen en esta pastoral específica.
  2. Proponer algunas acciones concretas para evangelizar este ámbito. Describirlas brevemente y señalar cómo favorecer la puesta en práctica y su seguimiento.

Exigencias fundamentales para la formación de los agentes que trabajen en esta pastoral

  • Que el agente formador tenga clara su misión. Debe ser una persona formada para inculturar el ámbito secular.
  • Traducir el pensamiento católico a través de producciones educativas y de materia social.
  • El agente debe tener un acompañamiento espiritual y debe haber comunión entre los mismos.
  • Conformar una pastoral adaptada al centro educativo.
  • Potenciar esta pastoral, sobre todo en el área de la educación.
  • Encarnar y testimoniar, vivir a Cristo desde la persona del formador no únicamente en la parroquia, sino en las escuelas que están en el territorio decanal.
  • Desarrollar un método de catequesis para niños especiales en el área educativa.
  • Renovar a los padres de familia en cuanto a principios de valores y su corresponsabilidad maestro-padres.
  • Calidad en la educación del maestro.

GRUPOS NOVIMIENTOS ECLESIALES

A partir de los resultados de la síntesis conclusiva del documento de trabajo y lo reflexionado en la asamblea.

Señalar tres acciones concretas para que los Movimientos promuevan entre sus propios miembros el proceso formativo de la Arquidiócesis.

¿Qué pueden aportar los Movimientos eclesiales al proceso formativo arquidiocesano?

Acciones concretas:

  • A nivel arquidiocesano se propone realizar un plan de trabajo y materiales; así como citar a los líderes de todos los movimientos laicales para que cada uno de ellos aporte y se tenga conciencia de que el grupo que no lleve este plan en la parroquia no pueda permanecer ahí.
  • Que se difunda ampliamente el proceso de formación con sus etapas para que todos lo conozcan y lo entiendan. Ajustar el proceso de tal forma que sea atractivo a los movimientos.
  • Que los líderes de los grupos reconozcan la necesidad de la formación de los agentes.
  • A nivel decanal, tener un diálogo con los movimientos.
  • Que los movimientos tengan una visión muy clara de la Iglesia comunión.
  • Que los integrantes de los movimientos vivan el proceso evangelizador y pasen por el kerigma.
  • Enfatizar que somos comunidad de comunidades.
  • Promover y difundir la formación que se da en el CEFALAE a todos los grupos.
  • Aprovechar la diversidad de grupos y movimientos para enriquecer el proceso misionero.

GRUPOS VIDA CONSAGRADA

A partir de los resultados de la síntesis conclusiva del documento de trabajo y lo reflexionado en la asamblea.

Señalar tres acciones concretas para que las Comunidades de vida consagrada promuevan entre sus propios miembros el proceso formativo de la Arquidiócesis.

¿Qué pueden aportar las Comunidades de vida consagrada al proceso formativo arquidiocesano?

Acciones concretas:

  • Matizar más el sentido del espíritu de comunión desde cada carisma.
  • Revisar el proceso formativo de cada congregación: confrontar, reajustar, para enriquecer el proceso de la Arquidiócesis.
  • Responder a los llamados que nos hacen los encargados de las comisiones, vicaría y Arquidiócesis.
  • Lo que se reciba en las asambleas y retiros interreligiosos pasarlo a la congregación para enriquecer los planes de trabajo interno y externo.
  • Que el responsable de la comisión de cada vicaría sea la conexión para todas las congregaciones. Buscar la articulación para unir fuerzas.
  • Hacer llegar los planes y/o elementos a todas las congregaciones.
    Tomar en cuenta a las congregaciones de formación y las realidades de las mismas para informarles e invitarles a que se busquen caminos de incidencia en la vida pastoral con subsidios, retiros, etc., unir las vivencias para que su trabajo no sea contradictorio.
  • Hace falta más diálogo y cercanía por parte de los párrocos, para que integren a las comunidades religiosas a la pastoral de las parroquias.
  • Conocer los propios programas de formación de laicos que ofrecen los religiosos para que compartan sus materiales y nos enriquezcan con estos.
  • Que exista la posibilidad de que el vicario de vida consagrada sea un sacerdote diocesano o bien, una religiosa, con el fin de participar a los diocesanos el estilo de vida y enriquecernos mutuamente y para tener una mayor vinculación con la Arquidiócesis.
  • Que todas las comunidades de vida consagrada incluyan en su formación interna la formación de la Arquidiócesis.