Línea café
Franja Naranja

 

 

 

 

 


CREDO MISIONERO


Todos

Creemos en Dios, Padre Universal, Señor de todo lo creado; Creemos que por amar la vida, la comunica, la conserva y la defiende.

Creemos en el poder creador de su Palabra; que por ella y de la nada, hizo todo lo que existe; creemos que esa Palabra se hizo carne en María por obra del Espíritu Santo.

Creemos que Jesucristo está vivo, que crea y recrea todo lo que nombra.

Creemos en el poder transformador del Evangelio y por eso lo anunciamos.

Creemos que la fe nace de la predicación, creemos que la predicación exhorta, consuela y edifica.

Creemos en la dignidad de todo hombre, creado en Cristo y redimido con su sangre.

Creemos en la civilización del amor, que gesta en las entrañas de la historia.

Creemos que la Paz nace de la justicia y que crece por la verdad.

Creemos en María, estrella de la Evangelización, maestra de oración. Figura siempre joven del servicio misionero.

Creemos en el poder del Espíritu Santo que convoca y edifica la comunidad y que Él manifestará su fuerza en nuestra debilidad.

Creemos que el Señor quiere hacer de nuestra Patria un pueblo de hermanos.

Creemos que toda la Iglesia puede Evangelizar a toda la juventud.

Creemos que la Eucaristía es la fuente de la verdadera y eterna juventud que es el amor.

Creemos que Cristo vive y que vale la pena vivirlo.

Y como no podemos callar esta fe, nos comprometemos a proclamarla a todos nuestros hermanos en sus diferentes culturas. AMÉN.

Nuestro Compromiso

Laicos

Nosotros, los laicos, Pueblo de Dios, asumimos el compromiso de seguir formándonos, para que la evangelización haga que, en nuestras culturas se manifieste, que el Reino de Dios ha llegado.

Todos: ¡Ayúdanos Señor!

Mujeres

Nosotras, mujeres, sabemos que nuestra participación evangelizadora es mayoritaria y requiere de nuestra entrega generosa, por eso queremos seguir evangelizando con mayor entusiasmo.

Todos: ¡Ayúdanos Señor!

Hombres

También nosotros, los hombres, queremos tomar conciencia que nuestra presencia como Iglesia es necesaria, en medio de nuestros ambientes para transformar las realidades temporales y ahí testimoniar la presencia del Reino.

Todos: ¡Ayúdanos Señor!

Vida Consagrada

Sabemos que por el Reino hemos consagrado nuestras personas, y deseamos, que desde nuestros diferentes carismas, nos hagamos presentes en las culturas de nuestra Ciudad viviendo y promoviendo la comunión eclesial.

Todos: ¡Ayúdanos Señor!

Diáconos

Nosotros, Diáconos, tomamos el compromiso de hacernos presentes, con mayor conciencia, en las múltiples culturas de nuestra Ciudad; para que, por medio de nuestro compromiso el Reino se haga presente.

Todos: ¡Ayúdanos Señor!

Presbíteros

Aceptamos la responsabilidad de seguir formándonos, de ser auténticos pastores, como Jesús; que encarnados en las culturas de nuestra propia comunidad, nuestra evangelización promueva sus valores.

Todos: ¡Ayúdanos Señor!

Obispos

Queremos impulsar a nuestro Presbiterio y darles mayor formación y acompañamiento; queremos insertarnos en la vida de nuestros fieles laicos y de sus necesidades; para hacer de nuestro ministerio un verdadero servicio al Reino de Dios.

Todos: ¡Ayúdanos Señor!

Presidente

Hermanas y hermanos, nos hemos dejado conducir por el Espíritu de Dios, para que como discípulos y misioneros sigamos impulsando la misión, en un espacio de comunión con toda la Iglesia. Ruego al Dios de la misericordia, que con su ayuda demos cumplimiento a lo que hemos manifestado.

Todos: Amén.


Credo Misionero en PDF