Línea café
Franja Naranja

 

 

 

 

 


TRABAJO EN GRUPOS: Desafíos — Exigencias
Primer Momento


AMBIENTACIÓN PARA TRABAJO POR VICARÍAS

Descargar Audio


Pregunta para el trabajo en grupos

Ante la visión que hemos tenido acerca de las culturas de la Ciudad de México, elegir tres desafíos diocesanos a los que debemos atender prioritariamente para vivir nuestra conversión pastoral. Enunciar por qué se consideran prioritarios.


Vicaría I

  1. Proceso evangelizador, incluyendo sus procesos formativos.
  2. Comunicación.
  3. Inculturación del Evangelio.

Vicaría II

  1. Formación integral permanente de todos los agentes de pastoral.
  2. Comunicación física y virtual empática.
  3. Motivación de agentes de pastoral con énfasis en la presbiteral.

Vicaría III

Partiendo de una verdadera conversión pastoral, en la que los agentes nos asumamos como tales, sentimos necesaria:

a) Formación integral de agentes que resulte en trabajo pastoral concreto, a través de acciones específicas, teniendo en consideración la “sistematización” de ministerios y servicios y definiendo perfiles de agentes conforme a esos ministerios y servicios.

b) Promover, impulsar y generar desde la vicaría, decanato y parroquias, la estructura y organización pastoral articulada, eficaz  y eficiente, con canales de comunicación efectivos, que contemple procesos de seguimiento y evaluación.

c) Conocer el plan pastoral para trabajar como un verdadero equipo y en comunión eclesial para lograr los objetivos planteados, en vistas a la pastoral de conjunto.

d) Todo esto deriva en la necesidad de fortalecer el proceso misionero conforme a la metodología arquidiocesana.


Vicaría IV

  • Retomar las cuatro prioridades del II Sínodo: Familia, Jóvenes, Alejados y Pobres. Porque han sido señaladas y no se les ha dado respuesta, siguen siendo una realidad.

Vicaría V

Familias:

a) Aprovechar la presencia de lo que ya se tiene en la vicaría, parroquias, movimientos, religiosas, etc., para potenciar el trabajo de evangelización.

b) Tomar en cuenta las circunstancias y nuevas formas de familia.

c) Que la misión permanente sea una herramienta eficaz para trascender en las culturas.

d) Promover la formación desde la inicial.

e) Hacer una evaluación constante para poder hacer ajustes necesarios y responder ante la realidad.

f) Que el trabajo desemboque en hacer una red de apoyo.


Vicaría VI

  1. La conversión pastoral para así llegar a la familia, jóvenes, pobres desde el punto de vista integral, intelectual y vivencial.

    Porque desafortunadamente la conversión pastoral no es una peculiaridad en nuestra arquidiócesis, ya que la conversión implica el estilo de vida, la pertenencia y los modos de hacer la sociedad.

  2. Formación de agentes para la misión en el mundo, ser Iglesia misionera.

    Porque la vocación y misión de todos los agentes de pastoral es impregnar las estructuras temporales de los valores del Evangelio. Porque estoy convencido de mi fe, salgo a dar testimonio y a evangelizar a los demás.

  3. Potenciar los medios de comunicación y la tecnología en la pastoral, incidiendo en los generadores de cultura (estar presente donde se genera la cultura).

    Porque necesitamos abrirnos a los nuevos horizontes que el mundo nos ofrece para encontrarnos con ellos.

  4. Familia como Iglesia y célula de la sociedad.

    Porque la familia es el eje transversal que toca todas las culturas y realidades de la sociedad.

Vicaría VII

1. Reconocer las culturas y aceptarlas.

  • Porque estamos en una sociedad cosmopolita con una gran diversidad de culturas y expresiones.
  • Es necesario descubrir si nuestra pastoral actual corresponde o llega a las culturas presentes en nuestra comunidad.
  • Porque a través del acercamiento a las diversas culturas cumplimos con nuestra vocación universal para acercarnos a más personas.

2. Priorizar la pastoral juvenil, invertir recursos y esfuerzos.

  • Porque no estamos incidiendo en la realidad de los jóvenes.
  • Porque hoy no hay presencia importante de los jóvenes en la comunidad parroquial.
  • Porque es necesario renovar la pastoral juvenil adaptando el lenguaje y estilo que atrae al joven.

3. Rescatar y promover la formación de los valores de la familia cristiana.

  • Porque los padres de familia desconocen el trabajo y propuestas pastorales y cómo incidir en los integrantes de la familia.
  • Porque hoy en día son contados los papás o cabezas de familia que evangelizan el núcleo familiar.
  • Porque falta integrar a la familia valores que permitan ejercer la responsabilidad en el ser, hacer y actuar.

Vicaría VIII

  1. Atender con sentido misionero a los jóvenes en su ser y quehacer.
  2. Llevar el Evangelio al ambiente familiar en dónde los laicos tienen acceso principalmente.
  3. Formación-conversión.
  4. Coordinación-comunión.


Basílica de Guadalupe

Nuestra arquidiócesis de México es custodia del Sagrado original y responsable del mensaje guadalupano, corresponde a la vicaría episcopal de Guadalupe desde el mensaje guadalupano participar en la misión permanente.

Desafíos:

  1. Se requiere atender a nivel personal a las peregrinaciones y peregrinos de las vicarías y diócesis.
  2. A partir del mensaje guadalupano y la piedad y religiosidad popular, ser modelo de inculturación estableciendo el diálogo con las culturas.
  3. Intensificar y reforzar la comunicación con las vicarías y diócesis.
  4. Redescubrir, valorar y encarnar en la vida la pedagogía guadalupana.

Religiosas

Desafíos:

  1. Formarnos y acercarnos a la nueva tecnología, abrirnos a los nuevos conocimientos para poder atender a los jóvenes.
  2. Ver a la familia como un núcleo prioritario para la formación de niños, jóvenes…
  3. No temer trabajar con la juventud aunque implique salir de nuestro mundo para meternos a un mundo totalmente diferente.
  4. Mantener comunicación con decanos, obispos y sacerdotes, para asumir las líneas pastorales y entre nosotras apoyarnos como religiosas para dar vida y esperanza.

Equipo de Académicos

Desafíos:

  1. La formación de los niños y jóvenes en la escuela se encuentra cargada de contenidos ajenos a nuestra fe y no hemos ofrecido una propuesta correctiva ante esta situación de manera organizada.
  2. Se requiere de procesos de reiniciación cristiana de los profesores de pre escolar, primaria y secundaria, junto con una reformulación de los planes de estudio e influir en la política educativa del país, en especial en el nivel curricular.
  3. No se toman en cuenta a migrantes e indígenas en las escuelas del Distrito Federal y se requieren de programas especiales para ellos en su lengua materna.
  4. Para evangelizar se requiere del testimonio pero éste no debe estar basado en la ignorancia.
  5. Es necesario impulsar el voluntariado de los jóvenes, “ni nis” incluidos, en todos los ámbitos de la sociedad: parroquias, escuelas, unidades habitacionales, etc.
  6. La emergencia educativa de las escuelas católicas es la de formar niños y jóvenes sabios y santos y dejar a un lado el currículo a base de competencias.
  7. En la actualidad las culturas minoritarias han impactado negativamente a la cultura mayoritaria, lo que deriva en la pérdida de nuestra identidad ya que no la transmitimos a los jóvenes.
  8. Es necesario valorar la importancia del diálogo, de la apertura con y hacia los jóvenes, de una manera activa. Se requiere que el joven participe, que quiera comprometerse y que lo hagan en los ámbitos en los que ellos lo decidan.
  9. Es conveniente rescatar las experiencias valiosas de la Iglesia en su trabajo con los jóvenes y una forma de hacerlo es hacer uso de la cultura de la evaluación.
  10. También es importante conocer las experiencias exitosas con los jóvenes que se tienen en otras partes del mundo.
  11. Es relevante abrir espacios para los jóvenes para que ellos se organicen y trabajen, para hacer posible que puedan elegir sus actividades.
  12. Hace falta que los adultos tengan apertura hacía los jóvenes para que faciliten su encuentro con Cristo.
  13. Es Importante partir del hecho de que el joven es valioso y que está lleno de posibilidades. Los adultos somos los que no dejamos que se expresen. Ellos ven, por ejemplo, en la veneración de San Judas Tadeo una forma de expresar su futuro de esperanza.
  14. En las escuelas y universidades es inconveniente pensar en lo religioso como una “clase”, pues así se evita expresar la fe como una experiencia de vida.
  15. Es necesario que como Iglesia queramos “invertir” en los jóvenes.
  16. Es cierto que a los jóvenes y a los que trabajan con ellos les interesa en primer lugar su “tribu” y está bien, pero esto no debe ser un obstáculo para seguir desvinculados.

Conclusiones de Trabajo del Sábado