Línea café
Franja Naranja

 

 

 

 

 


TRABAJO EN GRUPOS — SÁBADO
SEGUNDO MOMENTO


Preguntas para el trabajo en grupos

Para responder a los desafíos prioritarios elegidos, ¿qué líneas de acción vemos necesarias en nuestra vicaría?:

(al menos una línea de acción para cada uno de los incisos)

a) En relación con la formación de agentes (laicos, religiosas y ministros ordenados);

b) en relación con el trato y trabajo pastoral habitual;

c) en relación con los servicios y ministerios laicales.

NB: Por líneas de acción entendemos los cauces generales que, a manera de grandes pistas, señalan el rumbo por donde la pastoral debe orientar su camino; de ellas se derivan los programas que determinan acciones más concretas (Cfr. ECUCIM 4294).


Vicaría I

1. Proceso evangelizador, incluyendo sus procesos formativos.

a) Fortalecer el apoyo a todos los procesos que existen en la Vicaría con sus acompañamientos.

b) Aceptar la pluralidad y diversidad para hacer el trabajo; ser más activos y menos pasivos.

c) Crear itinerarios formativos con una capacitación, atendiendo primero a los decanatos y después a las parroquias para bajarlo a las comunidades.

d) Insistir en las necesidades de abrirse al proceso catecumenal porque los hilos conductuales son muy distantes.

e) Comenzamos el año 2000 o antes a subirnos al tren, han pasado muchos años, se va concientizando; algunos que se integraron recientemente.

f) Que todas las parroquias tengan el proceso misionero, ideal.

g) Contentos por esta asamblea, por su temática, pero nos toca una responsabilidad muy grande, llevarla a las parroquias, ese es el reto y por eso recibir un proceso. Subirse al tren, aunque en diferentes momentos pero hay que abordarlo en nuestras comunidades.

h) Formalizar estructuras ministeriales y servicios laicales de nuestra vicaría, establecer criterios y requisitos de formación a quienes lo deseen, lineamientos con tiempos específicos.

i) Todos somos misioneros desde el bautismo.

j) Normar criterios para llevar un servicio, cuando no hay normas y criterios establecidos.

k) Unificar a los sacerdotes para que cuando existan cambios de parroquias, no se cierren los procesos misioneros que tanto costaron echarlos a andar por criterios diferentes del nuevo párroco.

l) Instituir el ministerio de misioneros laicales, con encomienda definida.

2. Comunicación.

a) Todos los sectores desde los niños, que las catequistas los enseñen a leer, despertar en ello el gusto por la lectura.

b) En relación con la formación de agentes actualizarnos en todo lo que se refiere a la tecnología.

c) Es una obligación de todos asistir a la formación y crecimiento, quienes no asisten ¿qué hacen?

d) El trato personal es muy importante.

3. Inculturación del Evangelio.

a) Conocer y lanzar a formar a todos, tener jóvenes, familia, etc., muy preparada.

b) Formarse en las diferentes áreas, atender campos prioritarios, especialmente lo que es cada parte.

c) En el video del jueves, al mostrarnos las diferentes voces, ¿cómo inculturizar el Evangelio en estas culturas? Porque lo queremos hacer desde nuestros criterios y no nos damos cuenta que para ellos ese momento es el conveniente.


Vicaría II

a) En relación con la formación de agentes (laicos, Religiosas y Ministros Ordenados);

  1. Integrar el directorio básico de instancias y grupos formativos por medio de los consejos decanales para ofertarlos en la vicaría.
  2. Revisar los contenidos y procesos formativos de los cursos vigentes con sus temarios, para verificar si corresponden a los objetivos de la misión.
  3. Revisar la oferta formativa que hay en internet.
  4. Promover, impulsar y motivar un centro de formación en cada decanato.

b) En relación con el trato y trabajo pastoral habitual;

  1. Establecer y fomentar en todos los decanatos reuniones programadas de presbíteros con laicos.
  2. Tener acercamiento con las comunidades religiosas para que, a través del diálogo conformar redes de apoyo.
  3. Conformar un equipo de trabajo que alimente la página web de la vicaría con información de cada decanato e incluso de parroquias.
  4. Provocar la necesidad de revisar los contenidos de la página web vicarial, reduciendo la generación de documentos impresos.

c) En relación con los servicios y ministerios laicales.


Vicaría III

a) En relación con la formación de agentes (laicos, Religiosas y Ministros Ordenados);

  1. Retomar el itinerario de formación para revisarlo, adecuarlo, profundizarlo y mejorarlo.
  2. Unirse al esfuerzo de la arquidiócesis para constituir al CEFALAE como la instancia oficial y propia para la formación integral de agentes y para concretar las acciones específicas.

b) En relación con el trato y trabajo pastoral habitual;

  1. Lograr que todos los agentes tengamos mayor conciencia de ser Iglesia, teniendo una actitud de apertura, acogida y dando testimonio.
  2. Que el recurso humano con que cuenta la Iglesia, haya sido evangelizado.

c) En relación con los servicios y ministerios laicales.

  1. A partir del análisis pastoral de la realidad, ver que servicios son necesarios y atender esas necesidades a través de ministerios y servicios reconocidos.

Vicaría IV

Familia:

a) Dar a conocer e impulsar el plan pastoral en familia; que todo lo que ya se tiene como proyecto se vuelva acción.

b) Invitar en el trabajo habitual, insistir desde la homilía en la participación en la misa dominical. Animación de la santa misa en familia.

c) Invitar a otras familias. Evangelizar desde los mismos miembros; en lo referente a la sectorización, se requiere mayor creatividad para integrar lo laboral y lo social. Promoción de la familia, padres primeros catequistas. Generar promotores (no reconocer ministerios). Espiritualidad de comunión. Catequesis infantil integral con acompañamiento de los papás.

Jóvenes:

Priorizar jóvenes alejados y no alejados.

Responder a las inquietudes de los jóvenes.

a) Impulsar y afianzar un plan pastoral para jóvenes con jóvenes formados. Estructurar ciclos de formación integral.

b) Escuchar necesidades, proyecciones para integrarse a la Iglesia.

c) Retiros kerigmáticos para jóvenes. Con acciones en la formación de otros jóvenes y en la pastoral sociocaritativa.

d) Crear un centro de pastoral juvenil integrado al plan de pastoral.

Tradiciones:

Cultura ligth.
Llevar un proceso de conversión.
Respeto.
Amabilidad.

a) Llevar una tradición social-religiosa ya que nuestra misión es el Evangelio.

b) Economía sustentable que ayude a las necesidades de la vicaría.

c) Cercanía a las familias para lograr en ellas orientación, unidad y capacitación.

d) Hacer llegar a todos la formación desde la básica a la específica y permanente.

e) En cuanto a las familias, acoger con espíritu evangélico el modelo de familia. Evangelizar desde los mismos miembros de la familia (testigos).

f) Eliminar y vencer desde nosotros mismos la discriminación.


Vicaría V

a) En relación con la formación de agentes (laicos, Religiosas y Ministros Ordenados);

  1. Estructurar el trabajo de discípulos y apóstoles.
  2. La misión permanente considere los niveles y circunstancias familiares.
  3. La formación integral.

b) En relación con el trato y trabajo pastoral habitual;

  1. Unificar criterios.
  2. Conocer el material arquidiocesano, un poco más.
  3. Definir instancias ejecutoras y promotoras.
  4. Que haya diálogo entre misión permanente y movimientos eclesiales para tener un mismo fin.
  5. Crear conciencia previa de lo que es el sacramento del matrimonio.
  6. La misión permanente es la columna vertebral.

c) En relación con los servicios y ministerios laicales.

  1. Detectar habilidades y cualidades de los agentes para aprovechar los carismas.
  2. Respetar los procesos de formación.

Vicaría VI

a) En relación con la formación de agentes (laicos, Religiosas y Ministros Ordenados);

  • Detonar procesos de conversión para todos los agentes de pastoral para pasar de una pastoral de conservación a una pastoral misionera.
  • Que el agente viva el proceso de evangelización: Encuentro con Jesús, conversión, comunión, discipulado y misión.
  • Que el agente sea efectivamente miembro de la comunidad donde se comparte el Evangelio, se ama, se ora y se viva la vida cristiana.
  • Provocar espacios de encuentros con Jesús.
  • Que la formación de agentes lleve a la renovación permanente del encuentro con Cristo.
  • Que la formación de agentes nos forme y encamine al diálogo con las culturas (los subsidios de formación no responden  la formación de agentes evangelizadores ni al diálogo con las culturas).
  • Comprender en los procesos de formación inicial, básico y permanente que las pequeñas comunidades no siempre son estables, éstas son dinámicas, mientras más complejos los procesos más se dificultan para llevarlos a cabo.
  • Promover el uso de los medios tecnológicos para la evangelización, internet principalmente.
  • Actualizar los sistemas pedagógicos acordes con la realidad cultural de la ciudad.
  • Profesionalizar (Asignación de recursos económicos) los servicios pastorales.

b) En relación con el trato y trabajo pastoral habitual;

  • Que el trato y trabajo pastoral habitual esté dinamizado: desde el Cristo vivo hasta la solidaridad con los pobres.
  • Desarrollar y mantener una actitud de discípulo y misionero de todos los que colaboran en la pastoral.
  • Que la formación permanente de los agentes sea integral, humana y espiritual, que reconstruya nuestra identidad cristiana.
  • Conocer las culturas, su ser y quehacer.
  • Que se realice su apostolado, ministerio con amor, apertura, escucha, alegría…

c) en relación con los servicios y ministerios laicales.

  • Reavivar el carisma en los ministerios y servicios laicales.
  • Promover el rostro humano para el servicio de la comunidad.
  • Que se implemente la certificación de la formación.
  • Que se promueva y trascienda en la vida de la comunidad, que se transforme la realidad que se vive.

Vicaría VII

a) En relación con la formación de agentes (laicos, Religiosas y Ministros Ordenados);

  1. Concientizar a agentes de pastoral y laicos comprometidos para estar abiertos e ir al encuentro de las diversas culturas, reconociendo su dignidad.
  2. Establecer espacios sacerdotales de formación para el encuentro con las culturas.
  3. Estructurar la forma de cómo acercarse a las culturas,  utilizando los actuales medio s de comunicación.
  4. Promoción de diáconos permanentes.
  5. Integrar la comisión vicarial de formación de laicos.

b) En relación con el trato y trabajo pastoral habitual;

  1. Retomar la pastoral de acogida y extenderla a toda la vicaría.
  2. Sanear la comunicación entre sacerdotes y laicos.
  3. Hablar abiertamente de Jesucristo en todo nuestro ambiente de trabajo.
  4. Comunicar efectivamente a grupos parroquiales las acciones pastorales.
  5. Buscar puntos de encuentro con las culturas.

c) En relación con los servicios y ministerios laicales.

  1. Promover ministerios laicales y extraordinarios.
  2. Comunicación directa e íntegra entre sacerdotes y laicos.
  3. Desarrollo humano que permita descubrir la escala de valores e integración efectiva de actividades y planes de trabajo.
  4. Hacer atractivo el servicio y presencia de Cristo en nuestros ambientes.
  5. Profesionalizar y evaluar nuestro servicio para ser más eficiente y competitivo.
  6. Dar seguimiento efectivo a las líneas de acción vicarial, decanal y parroquial.

Vicaría VIII

a) En relación con la formación de agentes (laicos, Religiosas y Ministros Ordenados);

  1. conocimiento y vivencia del proceso misionero evangelizador.
  2. Formación integral: humana, integral y espiritual.
  3. Formación por etapas (a los agentes principalmente).
  4. Utilizar los medios cibernéticos para la formación.

b) En relación con el trato y trabajo pastoral habitual;

  1. Que no se descuide el trabajo pastoral.
  2. Pastoral de conjunto (trabajo con todos los grupos).
  3. Diálogo a nivel parroquial, decanal y vicarial.
  4. Que todos los grupos a nivel parroquial, decanal y vicarial, se coordinen para aprovechar los subsidios arquidiocesanos.

c) En relación con los servicios y ministerios laicales.

  1. Que las comisiones se coordinen a nivel parroquial, decanal y vicarial.
  2. No se confieran ministerios a quien no tenga capacidad de comunión.
  3. Evaluación del desarrollo del ministerio.
  4. Que como parte de la formación, se aliente el sentido de la comunión.
  5. Que se considere el carisma para los ministerios.

Basílica de Guadalupe

Desafío 1

a) En relación con la formación de los agentes laicos:

  • Estar formados en el mensaje guadalupano.
  • Unir y vivir la teología cristocentrica, pues Guadalupe nos lleva a Jesús.
  • Generar los instrumentos necesarios para que se formen en la Basílica con la espiritualidad guadalupana.
  • Ser sacramento del rostro maternal de María.
  • Sea una materia el guadalupanismo en los seminarios.

b) En relación con el trato y trabajo pastoral habitual:

  • Favorecer una pastoral personalizada.
  • La experiencia en el santuario sea amable.
  • Encarnar el rostro de Guadalupe.
  • Formación en virtudes y valores humanos en el trato con los peregrinos.

c) En relación con los servicios y ministerios laicales:

  • Los seminaristas puedan servir en la Basílica y vivan la espiritualidad guadalupana.

Desafío 2

a) Conversión guadalupana:

  • Preparar y presentar los criterios de María de Guadalupe para lograr una inculturación.
  • Elaborar los instrumentos necesarios para poder llegar adecuadamente a la diversidad de culturas de la ciudad.

b) Dinamizar el área espiritual, mística del mensaje guadalupano, encarnado en una caridad guadalupana.:

  • El mensaje debe tener una reflexión antropológica, teológica.

c) Revitalizar, actualizar y abrir nuevos horizontes en la dimensión de la informática en internet que llegue a todas las subculturas.

Desafío 3

a) Proporcionar cursos a las vicarías y diócesis, creando un grupo itinerante que las pueda ir recorriendo.

  • Generar los materiales para ofrecer los apoyos necesarios en la diversidad de temas y piedad popular.

b) Se tenga un grupo de personas que se encarguen de ser interlocutores con las diócesis y vicarías.

  • Contar con una librería especializada en temas guadalupanos.

Desafío 4

  • Poder transmitir a las personas cómo potenciar la pedagogía de Guadalupe.
  • Se pueda comprender cómo la virgen de Guadalupe nos enseña a entender a Cristo, haciendo también el paso de considerar a Guadalupe como Madre de la evangelización y discípula.

Religiosas

a) En relación con la formación de agentes (laicos, Religiosas y Ministros Ordenados);

  • Participar siempre que seamos invitadas a los eventos de formación en la parroquia, decanato, vicaría y arzobispado.
  • Trabajar para lograr en nosotras una conversión de mente y corazón.
  • Poner nuestros conocimientos al servicio de la formación para los demás en las vicarías, decanatos, parroquias…

b) En relación con el trato y trabajo pastoral habitual;

  • Mantener nuestra identidad religiosa y carisma.
  • No presuponer nuestra preparación, sino buscar la formación permanente.
  • Salir con el Evangelio hecho  vida al encuentro de los excluidos.
  • Ser más humanas, solidarias y cercanas a todos.

c) En relación con los servicios y ministerios laicales.

  • Apoyar el servicio de los ministerios laicales y valorarlos.
  • Aprovechar los conocimientos de los laicos, así como su profesionalismo en servicio de la comunidad.

Equipo de Académicos

Líneas de Acción:

  1. Contactar a profesores y académicos católicos para hacer un directorio que facilite un trabajo vinculado en la evangelización de los jóvenes.
  2. Promover la solidaridad intergeneracional. En la que los niños y jóvenes sirvan al anciano y el anciano sirva a los niños y jóvenes.
  3. Acompañar a los jóvenes para que disciernan su proyecto de vida.
  4. Elaborar un prontuario virtual para el acompañamiento juvenil y así reforzar la comunicación y el diálogo que vincule a quienes trabajan en la pastoral juvenil.
  5. Formar al adulto para que tenga la capacidad para encontrarse con el joven.
  6. Evaluar de manera sistemática para así poder reorientar adecuadamente el trabajo con los jóvenes.
  7. Fomentar la existencia de coros juveniles debidamente atendidos en todos nuestros templos.
  8. Intercambiar experiencias para sistematizar y dar a conocer las experiencias de trabajo juvenil exitosas.
  9. Saber llevar a los jóvenes primero al encuentro con Cristo, para pasar después a las actividades.
  10. Organizar la formación permanente con base en lineamientos claros.
  11. Renovar el plan de pastoral juvenil en la Arquidiócesis de México en función de la Misión Juvenil 2013. Sabiendo convocar a todos los interesados.
  12. Elaborar y difundir valores y formación que dé respuesta a las propuestas de los libros de la SEP que están en contradicción con la vida cristiana.
  13. Divulgar entre los jóvenes la historia de la cultura y las aportaciones del cristianismo a la humanidad. Socializarla principalmente desde las universidades católicas.
  14. Elaborar y difundir entre los jóvenes novelas históricas en las que se reseñe el aporte cristiano.

Conclusiones de Trabajo del Sábado