Línea café
Franja Naranja

 

 

 

 

 


Oración Inicial
Sábado


TEMA: DISCÍPULOS Y MISIONEROS

Monitor: Buenos días hermanas y hermanos: Iniciaremos el tercer día de nuestra Asamblea con un corazón abierto a lo más hermoso de nuestra vida cristiana: Ser misioneros de Jesucristo para que las culturas de nuestra Ciudad en Él tengan vida.

De pie

Canto

Descargar Audio

Tú me llamas, Señor,
y me quieres mandar
a llevar tu Palabra
por tierra y por mar,
pero yo no podré
anunciar tu Verdad,
porque soy como un niño
que no sabe hablar.

Ya antes que hubieras nacido
por siempre pensaba Yo en ti,
no habías nacido y ya eras profeta,
no habías nacido y te consagré.

No, no digas que eres un niño
un niño que no sabe hablar,
no sientas tristeza, no temas al mundo
pues siempre en la lucha contigo estaré.

(Entra el Sacerdote que va a presidir revestido con capa pluvial).

Sacerdote: La misión que Cristo ha confiado a su Iglesia parte de la proclamación de fe en el misterio Trinitario. Los invito a que iniciemos nuestra oración en el nombre del + Padre y del + Hijo y del + Espíritu Santo.

Todos: Amén.

Sacerdote: Oremos. Dios nuestro, que quieres que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad, mira la abundancia de tu mies y envíale operarios para que se anuncie el Evangelio a toda creatura; y tu pueblo, congregado por la Palabra que da vida y sostenido con la fuerza de los sacramentos, avance por el camino de la salvación y del amor. Por nuestro Señor Jesucristo.

Todos: Amén.

Monitor: Todos somos conscientes, y posiblemente hemos leído las extraordinarias exhortaciones y enseñanzas que Aparecida nos ofrece al hablarnos del discipulado con miras a la misión. Nosotros hemos venido en estos días tomando conciencia de la realidad que vivimos en nuestra Ciudad y mirando con ojos de fe las múltiples culturas existentes en ella. Nuestro reto es llevar el Evangelio, Buena Noticia, a todas las culturas para que tengan vida en Jesucristo. Pero debemos de preguntarnos: ¿cómo llevar la Buena Noticia sin estar formados? ¿Qué retos debemos asumir para ser verdaderos misioneros de Jesucristo?

Escuchemos la Palabra de Dios

Sacerdote: De la carta del apóstol San Pablo a los Romanos (10, 11-18).

Por esto dice la escritura: Ninguno de los que creen en él será confundido. Aquí no se hace distinción entre judío y griego; todos tienen un mismo Señor, el cual da abundantemente a todo el que lo invoca. En efecto, el que invoque el Nombre del Señor se salvará. Pero, ¿cómo invocarían al Señor sin antes haber creído en él? Y ¿cómo creer en él sin haberlo escuchado? Y ¿cómo lo escucharán si no hay quien predique? Y ¿cómo saldrán a predicar sin ser enviados? Como dice la Escritura: ¡Qué lindo es el caminar de los que traen buenas noticias! Aunque no todos obedecieron a la Buena Nueva, según lo que decía Isaías: ‘Señor, ¿quién ha creído en nuestra predicación?’ Por lo tanto, la fe nace de una predicación, y la predicación se arraiga en la palabra de Cristo. Me pregunto: ¿será porque no oyeron? ¡Claro que sí! Pues por toda la tierra resonó la voz de los predicadores, y se oyeron sus palabras hasta en el último rincón de mundo. Palabra de Dios.

Todos: Te alabamos Señor.

(Homilía)

Descargar Audio

Sacerdote: Los discípulos atentos a las enseñanzas de los Apóstoles, perseveraban en la oración. La misión del discípulo parte del llamado que el Señor le hace y de su disponibilidad para formarse. La nueva misión consiste en que los discípulos insertos en la cultura, se conviertan en fermento de una nueva vida. Los invito a que presentemos nuestras plegarias.

Lector: Oremos, para que en nuestras culturas se viva la paz, la generosidad, la justicia y el bienestar para todos. Oremos.

Todos: Escúchanos, Señor.

Lector: Oremos, para que los agentes de pastoral sepamos testimoniar el amor y la esperanza que Dios ha puesto en nuestras culturas. Oremos.

Todos: Escúchanos, Señor.

Lector: Oremos, para que en las culturas donde no se conoce a Cristo Jesús, lleguen un día a descubrir el gran tesoro del Reino. Oremos.

Todos: Escúchanos, Señor.

Lector: Oremos, para que todos los evangelizadores nos hagamos presentes en nuestras culturas y seamos testigos de Jesucristo. Oremos.

Todos: Escúchanos, Señor.

Lector: Oremos, para que nuestra Asamblea Diocesana, guiada por el Espíritu Santo, impulse la presencia evangelizadora en las culturas de nuestra Ciudad. Oremos.

Todos: Escúchanos, Señor.

Sacerdote: Señor y Dios nuestro, que has querido que tu Iglesia sea luz para nuestras culturas, haz que todos los discípulos y misioneros trabajemos e impulsemos la evangelización de nuestras culturas. Por Cristo nuestro Señor.

Todos: Amén.

Monitor: Terminemos nuestro oración cantando.

Descargar Audio

Sois la semilla que ha de crecer,
sois la estrella que ha de brillar
sois levadura sois grano de sal,
antorcha que debe alumbrar.

Sois la mañana que vuelve a nacer,
sois espiga que empieza a granar
sois aguijón y caricia a la vez,
testigos que voy a enviar.

Id amigos por el mundo anunciando el amor,
mensajeros de la vida, de la paz y el perdón,
sed amigos los testigos de mi resurrección,
id llevando mi presencia con vosotros estoy.

Sois una llama que ha de encender
resplandores de fe y caridad.
Sois los pastores que han de guiar
al mundo por sendas de paz.

Sois los amigos que quise escoger,
sois palabra que intento gritar
sois reino nuevo que empieza a engendrar
justicia, amor y verdad.