Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTASAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
DOCUMENTOS
FOTOGRAFÍAS
MAPA SITIO

 


CONCLUSIONES—PROYECCIÓN HACIA 2012


Vamos concluyendo. Había una síntesis sumamente breve, en una hoja que les acaban de repartir, realmente se puede decir en tres minutos y todavía otros tres minutos para la evaluación, que igualmente está prevista en una hoja impresa que les van a distribuir en un momento. También, podremos llegar puntualmente a la Misa.

En esa hoja que se llama conclusión, está de una manera sumamente sintética lo que hemos visto.

Qué nos propusimos: empezar un periodo de evaluación para proyectar. El próximo año nos centraremos en evaluar y serán tres los caminos para hacerlo.

En un primer camino, estoy invirtiendo un poco el orden de como se ha expuesto anteriormente, precisamente porque este ya lo hemos empezado aquí, los dos primeros días, anteayer y ayer nos detuvimos en esto: evaluar nuestra acción evangelizadora, por eso le llamamos autoevaluación, porque somos nosotros quienes tenemos que evaluarla, quienes la estamos haciendo.

La vamos a evaluar en esas dos vertientes, el retomar de forma pausada, a través de todo el año, como ya se dijo en el cronograma que se explicó: los destinatarios, los interlocutores, los agentes, los medios y las estructuras de evangelización y, para eso se va a acudir a ustedes.

Se va a acudir a ustedes organizadamente, quién quiere participar más en esto, en lo otro, en lo otro o con qué medios, con qué subsidios, cómo se van a encabezar estos foros, que no solamente serán los foros como un evento, sino como foros que se preparan y foros que concluyen una tarea.

Desde luego que aquí también ocupará un lugar importante eso de la pastoral de ambientes, porque es una exigencia, algo que no puede faltar y además es algo que nos hace crecer a todos.

Entonces, esta sería como la primera vertiente de evaluación y a esta le estoy llamando análisis, porque eso es lo que vamos a hacer.

En cambio en los otros dos programas, dos vertientes, una que vamos a preguntarnos: ¿cómo es la cultura religiosa de los diversos sectores de nuestra Ciudad para conocerlos mejor? Eso de mejor lo puse entre comillas, porque quizá a veces no los conocemos y ahí está nuestro problema, no conocemos, no que no sepamos de su existencia, quizá hasta tenemos algunas cifras; ahí se trata de conocer la mentalidad, que eso es la cultura. Y así, conociéndolos mejor, podamos darles mejor servicio de evangelización.

Igualmente nos queremos preguntar: ¿qué dicen de nosotros como Iglesia los demás, todos?, para dejarnos iluminar y poder ir al encuentro. Obviamente que es muy difícil, no solamente la forma, sino la actitud que debemos tener para esto, pero preguntémosle al Evangelio cómo se tiene que hacer este diálogo, cómo se necesita paciencia, cómo se necesita humildad, cómo se necesitan ciertas actitudes para poder tener este diálogo, esta escucha; un poco a diferencia de lo de arriba que es solamente análisis, aquí es dialogar, aquí es escuchar, que igualmente nos irá dando un aprendizaje para generar empatía.

Entonces es un cambio de mentalidad, es una forma, son unos caminos para vivir lo que llamamos muy globalmente la conversión pastoral.

Y termino, el otro punto que les quiero decir, retomando lo que el señor Cardenal nos dijo en la última reunión de senado, cuando se habló de la pastoral juvenil y nos advertía que habrán muchos eventos, eso lo sentí y así lo traduzco, como una llamada de atención para no hacernos bolas, para no poner pretextos.

Sí, hay muchas cosas qué hacer y ahí les ennumero, por ejemplo, el Encuentro Mundial de las Familias, sin fundamentar, sin explicar la importancia que eso puede tener — la visita del Papa a México — la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro — el año de la juventud en la Arquidiócesis que tenemos previsto para 2013 — el Congreso Eucarístico Internacional en Dublín — el Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización, aquí sí digo una palabra repetitiva, la he dicho otras veces, este muy lejos de estorbarnos, de distraernos, al contrario, nos centra, porque va totalmente en esta línea, qué bueno que pudiéramos marchar así y sobre todo ahora en este documento preparatorio, los lineamenta, que nos habla con énfasis, precisamente a lo que aquí llamamos el diálogo, el escuchar, el discernimiento, es la palabra que usa con insistencia.

Bueno, sin contar las otras actividades de cada vicaría, que no faltan, actividades pastorales, celebraciones en cada parroquia, etcétera. Qué bueno sería que a esto queramos darle un centro de trabajo, que a esto le pudiéramos dar un enfoque general que engloba lo demás.

Generalmente nosotros podemos poner en el centro de nuestra sala, en el centro de una página lo que queramos, ojalá que podamos y queramos poner en el centro de nuestras actividades esta evaluación y desde allí celebrar, y, para eso celebrar todas estas otras actividades.

Ojalá que esta, no sólo síntesis, esta como sugerencia, propuesta, nos ayude para trabajar.

Mons. Alberto Márquez Aquino
Versión estenográfica