Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTASAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
DOCUMENTOS
FOTOGRAFÍAS
MAPA SITIO

 


EVALUACIÓN DE LAS
VICARÍAS TERRITORIALES


La V Vicaría Episcopal “San Pedro Apóstol” ha implementado el proceso evangelizador, misión permanente, con una repercusión en 40 templos de 76 que la constituyen. Cabe destacar en primer lugar que, cinco parroquias realizan dos misiones al año mientras que el resto solo hacen una misión. En segundo lugar, cada parroquia cuenta con su equipo misionero y algunos de sus miembros forman parte de los consejos parroquiales.

La formación de pequeñas comunidades son el signo palpable del trabajo misionero, por ejemplo, actualmente existen 388 pequeñas comunidades que trabajan semanalmente la etapa catequética y de apostolado, así como 103 más en la etapa de pre-evangelización, lo cual hace un total de 491 comunidades a las que se suman 5 equipos misioneros decanales acompañados por un presbítero asesor.

El IV y V decanato llevan semanalmente el proceso evangelizador a nivel de presbíteros y, aunque con sus altas y bajas, las casas se han mantenido como lugar de encuentro e iniciativas en bien del decanato.

AVANCES

  1. El proceso evangelizador se va convirtiendo, desde el lenguaje hasta la práctica, en columna vertebral del trabajo pastoral.
  2. El proceso evangelizador ha mutado de una reflexión meramente intelectual y mecánica a una experiencia de vida que se manifiesta como unidad en la convivencia y en el trabajo pastoral.
  3. El proceso evangelizador o misión permanente contribuye a descentralizar la atención a personas, que por situaciones límite en la vida buscan ser escuchadas por un presbítero en el templo, ahora en las pequeñas comunidades se da la experiencia de escucha y cercanía.
  4. Ha surgido un ambiente de convivencia fraternal, tolerancia y ayuda mutua  entre laicos y sacerdotes.
  5. El proceso evangelizador impulsa a los laicos a compartir la experiencia en  ambientes ajenos a la Parroquia, por ejemplo, de manera inicial hay dos experiencias de comunidad en mercados públicos.

RETOS

  1. Adaptar el proceso evangelizador o misión permanente a las diferentes realidades que vive la Iglesia, mediante la creación de materiales adecuados para la experiencia con niños, adolescentes y jóvenes.
  2. Aportar información, contenidos, materiales de apoyo y un espacio de interacción en la página web de la Vicaria, a fin de promover la misión permanente en ambientes y sectores donde la Parroquia no ha podido llegar.

Existe una comisión Vicarial de pastoral familiar y dos más a nivel de decanato y, aunque el trabajo es arduo y creativo, no se ha logrado un resultado conforme a los planes establecidos, sin embargo, cabe señalar que la opción por esta prioridad sinodal sigue en pie y va en aumento, pues la familia es la Iglesia doméstica donde se cultiva la fe, la vida y los valores cristianos.

La pastoral juvenil es otra preocupación vicarial y, aunque se han realizado eventos con miras a conformar y fortalecer la comisión vicarial, los resultados son mínimos, sin embargo, la perseverancia y las experiencias de grupos ya establecidos constituyen la esperanza de esta pastoral.

Los alejados del influjo del evangelio son atendidos desde el proceso evangelizador  mediante visiteos y pequeñas comunidades que están en misión permanente.

Finalmente, los pobres se ven atendidos a nivel parroquial, y, en condiciones de emergencia, por acciones solidarias que se organizan desde los decanatos.

AVANCES

  1. Mantener vivas las prioridades del II Sínodo Arquidiocesano en la V Vicaría, ha marcado a las familias, los pobres, los alejados y los jóvenes como lugares teológicos del encuentro con Dios en misión permanente.
  2. La pastoral juvenil ha pasado de eventos aislados a la urgente necesidad de plantear creativa y profundamente un proceso evangelizador, adoptado y adaptado por jóvenes que han vivido una experiencia de Iglesia misionera.
  3. Los pobres han dejado de ser objetos de asistencia en condiciones emergentes y han pasado a ser portadores de la salvación para todos. Por ello, con la ayuda de Caritas Arquidiocesana se aprenden métodos y formas adecuadas de escucha, acompañamiento y promoción humana de los más necesitados entre nosotros.
  4. Los alejados son aquellos que geográficamente cerca o lejos del templo se hayan  fuera del influjo del evangelio, esto ha urgido, desde la asamblea vicarial de 2010, un plan emergente para la evangelización de las culturas, mismo que aún se encuentra en proceso.

RETOS

  1. Fortalecer, articular y difundir la pastoral familiar vicarial en los decanatos faltantes.
  2. Fomentar la pastoral social de promoción humana entre los más necesitados, apoyados con los métodos propuestos por Caritas Arquidiocesana.

La comisión para la formación permanente del clero se constituye por un delegado vicarial y cinco decanos. Tiene un plan de trabajo que procura el retiro espiritual de todos los presbíteros de la Vicaría, conferencias en las reuniones mensuales de la Vicaría y un taller anual de análisis de la realidad.

La V Vicaría cuenta con cuatro comisiones laicales en función según sus respectivos planes pastorales: familiar, MESAC, educativa y catequesis. Dos más están por implementarse: jóvenes y pastoral social. Existe una comunidad coordinadora de cinco miembros laicos y un presbítero asesor. Otras tres comisiones: catequesis, MESAC y familiar además de su equipo tienen un presbítero asesor.

En cuanto a la formación inicial y básica se asume en el proceso evangelizador de misión permanente. La formación para acciones específicas se lleva a cabo en las comisiones laicales, sin embargo, algunas Parroquias dan formación específica a sus laicos comprometiéndolos más en acciones pastorales de ambiente parroquial.

Hay un presbítero asistente para las hermanas religiosas que viven y trabajan dentro del territorio vicarial, con ellas, se organizan varios retiros espirituales al año.

AVANCES

  1. La formación de agentes de pastoral ha pasado de meros conocimientos doctrinales a la formación desde su conciencia de vida, así como a su encuentro personal, permanente y liberador con Cristo Jesús.
  2. El análisis de la realidad y de los elementos que la constituyen son parte fundamental para la formación de los laicos en la V Vicaria.
  3. Se ha insistido que los presbíteros conozcan y vivan el proceso misionero, y aunque se ha logrado en dos decanatos se sigue trabajando en los tres restantes que componen la V Vicaría.
  4. Se procura un conocimiento más profundo de los diferentes carismas de las hermanas religiosas a fin de mejorar su colaboración y participación en los trabajos de la vicaría.

RETOS

  1. Continuar el trabajo de la formación permanente del clero en la V Vicaría.
  2. Incorporar a las hermanas religiosas en el proceso pastoral de la V Vicaría, respetando sus diferentes carismas y reconociendo el influjo de su acción apostólica.

Hay un delegado vicarial de comunicación social que promueve un boletín informativo y la página de internet, sin embargo, los principales medios de evangelización siguen siendo el testimonio, la religiosidad popular, el kerigma y la liturgia.
               
La pastoral espiritual urge revalorarla y fortalecer la comunión entre los agentes de evangelización: presbíteros, laicos y religiosas.
               
La formación presacramental aparece como una oportunidad para el anuncio del kerigma a los laicos por ser la puerta de entrada al proceso de evangelización o misión permanente.

AVANCES

  1. Se ha adoptado el proceso evangelizador en la catequesis de adultos.
  2. En los decanatos se recurre a varios medios de evangelización como el testimonio, religiosidad popular, liturgia y preparación para los sacramentos de iniciación.
  3. Se han retomado los medios electrónicos de comunicación para la evangelización.
  4. Se ha procurado una catequesis gradual y flexible para los ambientes parroquiales.

RETOS

  1. Actualizar los subsidios de la Arquidiócesis, la Vicaría y los Decanatos entorno a los ámbitos de la pastoral existente para evitar repeticiones en el trabajo.
  2. Dar apertura a los medios electrónicos de comunicación para una mejor evangelización en la V Vicaría.

Se tiene la presencia del Obispo y los sacerdotes correspondientes en las diversas reuniones mensuales de trabajo pastoral: junta de gobierno, reunión vicarial, junta de los decanatos, reunión de las comisiones laicales y junta de la misión permanente.
               
Anualmente se organiza una semana de planeación vicarial, asambleas decanales y una asamblea vicarial de evaluación.
               
La mayoría de las parroquias cuentan con su plan pastoral, así como los decanatos, las comisiones laicales y la Vicaría misma. También existen los consejos de pastoral parroquial y en algunos casos se tiene  el consejo económico.

AVANCES

Se está creando una cultura de la planeación no solo como estructura organizativa, sino de reflexión, acercamiento y perseverancia en los trabajos pastorales.

Instancias

Número

Planes Pastorales

Vicaría

1

1

Comisiones Laicales

6

4

Decanatos

5

5

Templos

76

51

Parroquias

35

25

Rectorías

27

16

Capillas

14

0

RETOS

  • Lograr acuerdos viables en la unificación de los sacramentos de iniciación cristiana, a fin de mejorar el servicio a los fieles y evitar confusiones.
  • Concluir los planes pastorales de las parroquias faltantes y dar continuidad a los proyectos planteados mediante una evaluación constante.

Ir a página anterior  

Ir a página siguiente