Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTASAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
DOCUMENTOS
FOTOGRAFÍAS
MAPA SITIO

 


PLENARIO ALEATORIO


GRUPO 21

Bastantes ambientes socioculturales que hay que tienen prioridad, pero desde la migración, desde las mayordomías, pero básicamente estos tres.

Primero, como ambiente, la comunidad sacerdotal, especialmente los pastores para que haya una fraternidad, si hay mayor fraternidad, hay una mayor animación, hay un mayor acompañamiento, hay un mayor pastoreo y van a vivir unidos y, van a practicar la comunión, todos los ministros.

En la familia, porque hay una gran necesidad de fortalecer este núcleo, sobre todo en los valores humanos y cristianos.

En las escuelas, porque con mayor educación se contrarresta la violencia, se crece en la fe y se madura socialmente.

Exigencias de atención, hay muchísimas: que haya un compromiso pastoral y comunitario; que haya una conversión pastoral; que se identifiquen muy bien los ambientes para poder entrar en ellos; que haya trabajo de equipo, pero un trabajo de equipo organizado; que nos demos en el crecimiento de la cultura de la evaluación; que se compartan las experiencias; que se haga un análisis de la realidad más exhaustivo, que se aprovechen los recursos al alcance; que haya mucha cercanía y relación con la comunidad sacerdotal; que haya mucha cercanía del sacerdote, para que se conozca mucho más su labor; que se identifiquen las prioridades; que haya una congruencia entre fe y vida; que se revaloren los carismas y, que se realice una evangelización más personalizada.

GRUPO

Los tres principales ambientes son: los jóvenes de los ambientes educativos públicos, porque son los más olvidados y abandonados.

Dos, la familia, como primera escuela de valores humanos y cristianos, porque es la célula fundamental para transformar la sociedad.

Tres, el sector profesional: salud, política y medios de comunicación, porque carecen de valores humanos y de transparencia.

Exigencias que plantea la evangelización. Uno, conocer los ambientes, acercarse a los mismos y brindarles un acompañamiento adecuado.

Dos, conciencia, convencimiento y conocimiento profundo de los carismas de la Iglesia de Jesucristo para una evangelización más eficiente.

Tres, comunión y unificación de la pastoral evangelizadora y continuidad en el trabajo.

GRUPO

De los tres principales ambientes socioculturales vemos los ambientes de los hospitales, porque son personas que pueden ser evangelizadas tanto a las familias como en las salas de espera y a los mismos enfermos. Aquí se pide que haya una formación específica.

Los jóvenes en distintas situaciones, de calle, homosexuales, desempleados, ninis, porque a estos jóvenes les da miedo el compromiso, son muchos en nuestra Ciudad de México y es un grupo que necesita ser evangelizado, porque es el futuro de la sociedad.

En los espacios distantes como barrios y ciudades perdidas, porque a veces se sienten rechazados por la sociedad y que no sean rechazados por la Iglesia. Es donde se vive una religiosidad popular al máximo.

Exigencias de la evangelización en los ambientes, tenemos una formación específica e integral.

Una tarea de corresponsabilidad entre sacerdotes, laicos y religiosos, porque todos tenemos que ver en estas situaciones y a todos los agentes.

Que la Arquidiócesis y la vicaría tengan trabajos en conjunto para atender esas situaciones ambientales.

También las exigencias de liderazgo por parte de los sacerdotes y que haya trabajo con cuestiones específicas: humanos, espirituales, pastorales, así como intelectuales.

GRUPO

Primero, el ámbito sociopolítico, por la defensa de la democracia y sus valores: la vida, la justicia, la paz y en función de los tiempos que nos esperan para el próximo año.

Segundo, los jóvenes y dentro de estos señalamos a los ninis y las tribus urbanas, por su crecimiento en número y la potencialidad que representan para formar parte de la delincuencia; también dentro de los jóvenes a los universitarios, por su desconocimiento de la fe y su consecuente relativización de su vida y circunstancias.

Profesionistas, líderes de opinión y los medios de comunicación, principalmente las redes sociales, por la influencia que ejercen en la sociedad y la difusión inmediata de sus comunicados.

En cuanto a las exigencias, primero, asumirla con la seriedad y compromiso que requiere, lo cual implica una conversión personal pastoral.

Segundo, buscar una pastoral organizada, no individualista ni aislada, sino un trabajo articulado a nivel arquidiocesano.

Tercero, especializarse en el conocimiento de las áreas y ambientes para aportar propuestas eficientes y eficaces; ir descubriendo los diferentes carismas de los agentes y, abocarlos a servicios más detonantes de cambios y multiplicación de servidores.

Cuarto, adecuar los lenguajes para los ambientes, incluyendo los subsidios que respondan a las necesidades reales de los destinatarios.

Quinto, la actitud de amor y escucha en el servicio, porque es un lenguaje que se entiende en todos los ambientes.

Sexto, dejar la práctica de la pastoral de conservación y trabajar a través de una pastoral misionera.

Séptimo, desarrollar un plan bien organizado dentro de una visión de proceso y no de mero activismo y, que baje a las parroquias, previo el trabajo comprometido de los decanos.

Octavo, asumir la conciencia de cambio y renovación en un ámbito de unidad y trabajo en equipo.

GRUPO

De los tres ambientes que analizamos en nuestro equipo, nos interesó mucho la familia, por el derrumbe que tiene en este momento por la desintegración de familias, por la ausencia de padres, por la soledad de los hijos, como célula de la sociedad requiere de apoyo en este momento.

Con relación a los jóvenes, nos inquietan mucho, porque es la "Iglesia del mañana" y porque carece de ese sustento de su gran familia que es la Iglesia, que le tiene que brindar una acogida, un apoyo para que cimenten sus valores, se encuentran con Cristo y encuentren su vocación para lo que son llamados.

En la pastoral indígena tenemos una gran fuente de riqueza por los valores que tiene nuestra familia mexicana, valores en la fe, el encuentro con el Señor, la vivencia de nuestras raíces de familia y la esperanza en nuestro Señor Jesucristo a través de todas las manifestaciones de religiosidad.

Con relación a las circunstancias particulares, nos interesó la formación, porque tenemos los recursos y podemos hacer mejor las cosas.

La misión, ir en busca del hermano y preocuparnos por él. La evangelización con un sentido de apertura de la Iglesia hacia los demás. Esto lo encontramos en el ejemplo de Jesús, esa actitud de humildad, de servicio y de ternura, siguiendo a san Juan Diego como modelo de laico evangelizador.

GRUPO 3

El equipo 3 identifica tres necesidades: Los jóvenes — los migrantes — la mujer.

Dentro de los jóvenes mencionamos a los ninis, los jóvenes en situación de la calle, los grafiteros, los universitarios.

Los migrantes, los desplazados tanto de nivel nacional, es decir, del interior hacia la capital, como los extranjeros que están aquí y los que están de paso hacia el norte.

La mujer, hicimos mención de las obreras, las maestras, las amas de casa y también la situación de la mujer abandonada.

Las exigencias del Evangelio: la formación para acciones específicas.

Dos, llevar a cabo una pastoral encarnada, testimonial y de diálogo.

Tres, evaluar los programas y además darles continuidad.

Versión estenográfica